Secciones
Síguenos en:
Hidradenitis Supurativa, una enfermedad poco conocida pero dolorosa
Abbvie

Abbvie

Foto:

Abbvie

contenido patrocinado 

Hidradenitis Supurativa, una enfermedad poco conocida pero dolorosa

FOTO:

Abbvie

En foro virtual se hablará sobre esta patología popularmente llamada nacidos o golondrinos.

Si nota la aparición de pequeños, recurrentes y dolorosos nódulos o forúnculos en los pliegues de las axilas, la región inguinal, de los glúteos o de los senos tal vez usted o alguien que conozca esté sufriendo de Hidradenitis Supurativa, una enfermedad de la piel de la que poco se habla pero que afecta fuertemente la calidad de vida de quienes la padecen.

De ella, hacía referencia Gabriel García Márquez en Cien Años de Soledad: “Encontró al coronel Aureliano Buendía en el cuarto del cepo, tendido en un catre y con los brazos abiertos, porque tenía las axilas empedradas de golondrinos”, golondrinos, un nombre popular en la costa caribe colombiana para una patología que el mismo premio Nobel sufría, de la cual poco se conoce y cuyo diagnóstico no siempre es acertado y oportuno.

¿Pero, en qué consiste?

“La Hidradenitis Supurativa (HS) es una enfermedad inflamatoria de la piel que tiene como base una activación de sistema inmunológico que se presenta en las zonas de los pliegues del cuerpo donde existen glándulas apocrinas (axilas, ingle, cadera,senos) en forma de nódulos rojos que se inflaman y que luego pueden supurar, produciendo un dolor intenso en el paciente”, explica Margarita María Velásquez Lopera, médica dermatóloga, con doctorado en inmunología y jefe de servicio de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.

Dichos nódulos suelen presentarse en forma de protuberancias parecidas al acné, que aparecen repetidamente, y en estos sitios específicos, a medida que la inflamación incrementa y al roce con la ropa manchan el vestuario, generando humedad y malos olores, lo que afecta la esfera social y sexual de los individuos, dado que lleva a sentimientos de vergüenza, temor o aislamiento frente al relacionamiento con otras personas.

¿Y, quiénes son más propensos a padecerla?

De acuerdo con la doctora Velásquez Lopera, la HS se presenta más frecuentemente luego de la adolescencia, en mujeres jóvenes entre los 20 y 50 años, disminuyendo hacia la menopausia, aunque también puede afectar a hombres en este mismo rango de edad, y se ha asociado con algunas condiciones como la obesidad, el tabaquismo, factores hormonales y antecedente familiar. Los pacientes pueden presentar otras enfermedades del sistema inmunológico con manifestaciones de dolor articular y enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Qué la causa?

Por activación del sistema de defensa, en la Hidradenitis Supurativa las lesiones inician con daños en los folículos pilosos que acompañan a las glándulas apocrinas (glándulas de sudor intenso), que atrapa las bacterias, provocando inflamación, infección secundaria y, posteriormente, ruptura de los nódulos, lo que lleva luego a formación de túneles y cicatrices. Aún no se conoce del todo la causa de la Hidradenitis supurativa, sin embargo, se comprende como una enfermedad de carácter inmunológico e inflamatorio.

¿Qué otros efectos tiene?

La Hidradenitis Supurativa, según señala la doctora Velásquez, “puede llegar a limitar el movimiento, generar úlceras crónicas en estas zonas de pliegues, pero sobre todo producir una gran afectación en la calidad de vida de los pacientes porque el dolor, la supuración, el mal olor los va retrayendo, haciendo que tengan dificultades en su relación interpersonal, sufran de depresión, ansiedad y hasta abuso de sustancias psicoactivas, de alcohol o tengan farmacodependencia”.

A lo que suma la dificultad para realizar actividades como ir a trabajar o las relaciones íntimas. Además, pueden presentarse infecciones extensas que lleven a los pacientes a hospitalización, y en los sitios de úlceras crónicas, llevar a presentar complicaciones como las alteraciones en la anatomía, disminución del drenaje linfático, y, más raramente, la aparición de cáncer de piel.

Derribando tabúes

No obstante estas dificultades y efectos, es de resaltar que esta afección cutánea no es una enfermedad contagiosa, no tiene que ver con la falta de higiene, se trata de un trastorno inflamatorio crónico, por lo que es importante que ante signos de alarma se acuda al médico dermatólogo, pues aún es una patología difícil de diagnosticar debido a que, a veces, los pacientes por desconocimiento empiezan a drenarse las lesiones o por vergüenza no quieran consultar, o debido a que en ocasiones los médicos tienden a confundirla con una enfermedad infecciosa y no como una patología que requiere de una intervención completa.

Si bien es una enfermedad que no tiene cura, es vital entender que se puede controlar a través de tratamientos adecuados en las diversas etapas y según su gravedad, y con un oportuno diagnóstico, donde la correcta identificación de las lesiones de la piel es esencial, así como valorar la gravedad de la enfermedad por medio de una ecografía especializada que permita identificar la profundidad y extensión. Ocasionalmente, puede requerir biopsia de la piel afectada.

En etapas tempranas e intermedias, explica la jefe de servicio de dermatología de la Facultad de Medicina de la U. de Antioquia, “podemos llevar un tratamiento antiinflamatorio con medicamentos que modulan el sistema de defensa y, en los casos que se requiera, emplear técnicas quirúrgicas que nos ayuden a retirar el tejido afectado; en etapas tardías, añade, acompañando al paciente con un correcto abordaje del manejo del dolor y de las lesiones secundarias que se puedan producir”.

Es importante resaltar, que el manejo debe estar a cargo de un equipo de profesionales que incluya dermatología, medicina general, medicina Interna, cirugía, enfermería, psicología, psiquiatría, terapia física y nutrición.

Prevención y acción

Frente a ello, es determinante un diagnóstico temprano que permita establecer un plan de cuidados integral. Así como adoptar hábitos de vida más saludables, mantener un peso saludable, dejar de fumar, usar ropa holgada, evitar el calor y la humedad, y, sobre todo, dejar de un lado la pena, consultar con el especialista y facilitar el acompañamiento psicológico que permita que sea una patología más llevadera.

¿Aún le quedan dudas o quiere conocer más acerca de esta enfermedad? Los invitamos a conectarse gratuitamente el próximo 29 de junio, a las 9:30 a.m. al foro virtual ‘¿Qué es la Hidradenitis Supurativa?’, organizado por esta Casa Editorial y la biofarmacéutica Abbvie, en el que la doctora Margarita María Velásquez Lopera compartirá mayor información y resolverá las inquietudes a través este live de El Tiempo.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.