Secciones
Síguenos en:
“Han sido 30 años de vida feliz y hacer crecer a miles de jóvenes”
1

José Consuegra Bolívar, rector de la Universidad Simón Bolívar

Foto:

Moisés Carrillo M.

“Han sido 30 años de vida feliz y hacer crecer a miles de jóvenes”

José Consuegra Bolívar, rector de la Universidad Simón Bolívar

Entrevista con José Consuegra sobre sus tres décadas en la rectoría de la Universidad Simón Bolívar.

En 2022, la Universidad Simón Bolívar cumplirá 50 años de fundada. Medio siglo de formación de profesionales de calidad es, sin duda, un motor de desarrollo para cualquier ciudad. José Consuegra Bolívar ha sido su rector y líder en las últimas tres décadas, en las que logró el reconocimiento como universidad y, esta semana, entrar al selecto grupo de Instituciones de Educación Superior (IES) del país que cuentan con reacreditación de alta calidad

Consuegra, uno de los líderes de la Educación más destacados del Caribe colombiano, contó cuáles son los logros de su gestión que más lo enorgullecen. También se refirió al compromiso de Unisimón con una educación más incluyente y los desafíos que se avizoran: nuevos doctorados y la acreditación internacional.

¿Qué destaca de estos 30 años en la rectoría de Unisimón?

30 años es más que una generación. Es toda una vida, pero en mi caso no he sentido el paso del tiempo. Especialmente porque mis responsabilidades rectorales no las he vivido como un trabajo, sino con el placer de lo que se realiza con pasión, compromiso y entrega. Han sido 30 años de vida feliz, en la oportunidad de hacer crecer a miles de jóvenes deseosos de lograr espacios de movilidad social y poderle servir, desde profesiones, al desarrollo de su país, su familia, su ciudad.

La universidad ha ido consolidándose en casi todas las aristas naturales de un educación superior.

En palabras cortas diría que han sido 30 años maravillosos. Y aumenta más mi felicidad el hecho que la universidad ha ido consolidándose en casi todas las aristas naturales de una educación superior: en cobertura, mayor número de programas de pregrados y posgrados, mayor número de estudiantes, en investigación científica sin duda es líder en la región Caribe con 22 grupos de investigación categoría A1 y 15 categoría A, del total de 44 grupos, lo cual quiere decir que más del 83% son del nivel de excelencia. Y si quiero resaltarlo más, el 25% de los grupos A1 del Caribe colombiano, donde funcionan 54 universidades, son de la Universidad Simón Bolívar.

Se adicionan el número de proyectos de investigación, hoy transformadores de la ciudad y la región en los diferentes ámbitos donde tenemos grupos de investigación: ciencias sociales y jurídicas, ingenierías, desarrollos tecnológicos, innovación, ciencias de la salud, ciencias básicas y biomédicas, ciencias administrativas.

La universidad hoy está reacreditada institucionalmente, el 80% de sus estudiantes reciben clases en programas acreditados, lo cual asegura esa alta calidad y altas posibilidades de éxito y transformación de las vidas de los jóvenes.

En Unisimón, el regreso a clases prácticas en laboratorios se ha dado con el estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad

Foto:

Moisés Carrillo M.

¿Cuál es el logro por el que se siente más orgulloso?

Que la universidad fungiera como una gran familia, en donde hay una articulación de sus comunidades académicas: profesor, estudiantes, investigadores, personal administrativo y directivo. Todos entrelazados por promover el mejoramiento continuo y algo que es el mayor anhelo: una cultura de calidad en cada miembro de nuestra universidad.

¿Por qué Unisimón se ha esmerado tanto en ser incluyente?

Ese sería otro aspecto que resaltaría. Es un compromiso misional definido por los fundadores de la universidad, encabezados por el doctor José Consuegra Higgins, que motivaron y crearon las bases para la edificación de una universidad incluyente, que permitiera el ingreso de los grupos de estudiantes históricamente excluidos, en un país donde la educación superior no ha sido un medio de inclusión y de oportunidades equitativas para todos.

Esa era la preocupación de nuestro fundador, quien definía que la educación es uno de los mejores medios de la construcción de la equidad social. Y como lo dicen las cifras en todos los tópicos económicos, sociales, empresariales, nuestro país es sumamente inequitativo. En la Universidad Simón Bolívar fomentamos la equidad social, a través de ser incluyentes. El 93% de nuestros estudiantes son de estratos 1, 2 y 3.

¿Cuáles son los desafíos de la universidad?

Seguir consolidando nuestra calidad es una tarea de no terminar. Siempre hay aspectos que mejorar. Igualmente, consolidarnos en temas de estudios doctorales. Tenemos siete doctorados, pero está en proyecto la creación de cuatro más que nos permitirían cubrir todas las áreas del conocimiento y en temas innovadores a los que la región ni Colombia apuntan. Estamos trabajando en un doctorado de estudios de género, tan trascendental en las líneas en las que el mundo se mueve, liderados por la ONU en cuanto a la equidad de la mujer y la lucha contra la violencia de la mujer. Asimismo, trabajamos en un doctorado en ciencias clínicas, que no lo hay en la región Caribe colombiana, y un doctorado en ciencias jurídicas y políticas, que nos permitirán formar investigadores y hacer investigación del más alto nivel en estas áreas.

En 2022, Unisimón cumplirá 50 años de fundada. ¿Qué proyectos venideros hay?

La universidad ha tomado la decisión de ensancharse en un campus en una zona suburbana, en el llamado Corredor Universitario, entre Puerto Colombia y Barranquilla.

Se han adquirido 11 hectáreas de lote, en donde se iniciará con la construcción de los campos deportivos y unos aularios para las actividades docentes relacionadas con actividad física, deportes y cultura, y un Centro de Investigaciones en Ciencias de la Vida, que son las primeras edificaciones que se harán. A largo plazo se tiene planificado que en esa sede funcione la Facultad en Ciencias de la Salud y el resto continuarán en las que hoy son nuestras sedes naturales, en el barrio El Prado.

Tenemos ese compromiso que, con la acreditación nacional, la universidad está asumiendo de la acreditación internacional.

¿Qué sigue para Unisimón después de la reacreditación institucional de alta calidad que esta semana le otorgó el Ministerio de Educación?

Ya hemos iniciado el proceso de acreditación internacional. En el mes entrante tenemos la visita de Arcu-Sur, que es la agencia acreditadora del sur del continente, Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, que nos visitará los programas de Ingeniería de Sistemas y Enfermería. Igualmente, los programas de Ingeniería Industrial y de Sistemas se están preparando para someterse a la acreditación de ABET, la agencia internacional acreditadora de los Estados Unidos. Por lo tanto, luego de la reacreditación nacional, tenemos ese compromiso que estamos asumiendo de la acreditación internacional.

¿Cuáles han sido los aportes de Unisimón en la lucha contra el covid-19?

En esta época de crisis de la pandemia no estuvimos de espaldas a esta alta responsabilidad. Nuestro compromiso fue total con la ciudad para la superación de la crisis. Pusimos a disposición el Laboratorio de Genética, Biología Molecular y Virología, con el objeto de hacer pruebas PCR.

Del mismo modo, la universidad donó en comodato al Distrito de Barranquilla un ultra congelador de menos 160 grados con el objeto de guardar las vacunas contra el covid-19 que llegaban del nivel nacional. Gracias a esta donación, Barranquilla fue la primera ciudad que tuvo esta infraestructura de un equipamiento de ese tipo.

Y hemos participado del proceso de vacunación: la universidad abrió uno de sus espacios, el coliseo ‘Eugenio Bolívar Romero’, para poner un punto de vacunación. También nos responsabilizamos de los censos de estudiantes y profesores de todas las universidades de Barranquilla.

¿Qué enseñanzas y desafíos deja la pandemia al sector educativo?

Nos ha dejado muchas enseñanzas, pero también espacios nuevos que no focalizábamos con la trascendencia a la que fuimos obligados. Toda la utilización de procesos educativos a través de la tele presencia seguirán, nosotros lo seguiremos haciendo. Es un complemento trascendente en las actividades formativas. Íbamos caminando hacia allá, pero más lentamente. Lo que hicimos fue abordarlo con mayor rapidez y hemos aprendido que es una experiencia maravillosa.

Igualmente, tener las plataformas con disposición de 24 horas. Hoy, las clases de los profesores son grabadas y el estudiante que quiera complementar o ampliar, puede durante las 24 horas del día acceder a nuestra plataforma institucional.

Mejoramos la dotación de equipamiento en los laboratorios para ser utilizados con virtualidad: qué bonito que el estudiante pueda utilizar equipamientos de laboratorio desde su casa. También se consolida aún más la utilización de bases de datos porque la universidad amplió sus plataformas, su conectividad y hoy tenemos wifi en 90% del campus.

Y en la parte humana nos convenció de que los verdaderos valores son la solidaridad, el apreciar lo que se tiene y no solamente vivir del anhelo de lo que no se tiene. A buena parte de la humanidad esta pandemia la hizo más sencilla, solidaria y presta a vivir al máximo cada minuto ante esa sensación de fragilidad. Es importante agradecer día a día la vida para gozarla plenamente, pero en uno de los aspectos más maravillosos que se pueden sentir y vivir: la solidaridad.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.