Secciones
Síguenos en:
Formación de alta calidad en salud, la experiencia de sus estudiantes
1

Juan Manuel Castillo.

Foto:

Programas como Citohistología, Administración de Servicios de Salud, Fisioterapia, Psicología, Medicina, Enfermería, entre otros, demuestran la interdisciplinariedad de la Fucs.

Formación de alta calidad en salud, la experiencia de sus estudiantes

La misión y los propósitos supremos de la educación superior en Colombia casi siempre son analizados desde la versión oficial que ofrecen sus directivos. Sin embargo, la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud – FUCS- propone hoy un enfoque diferente para hacerlo desde la voz de sus estudiantes y egresados, que son quienes reciben a diario la formación integral y el enfoque académico de alta calidad que la institución siempre ha promovido.

Ahora más que nunca, temas como la humanización de la atención en salud o la necesidad de formar en el “saber hacer y el ser” son fundamentales para el momento que vive el planeta a causa de la pandemia por Covid-19 y la velocidad con la que enfrenta a diario nuevos desarrollos tecnológicos.

Por eso son de alto valor temas como la práctica médica y la interacción real desde el momento en que inician los estudios, porque no solo refuerzan su experiencia, sino que los acerca a los pacientes, esos seres humanos que, como ellos, también tienen miedos, ilusiones, sueños y amor por la vida.

La calidad del conocimiento que imparte la Fucs en este sentido se soporta en su modelo de formación práctica, que le permite a cada uno de los estudiantes vivir de primera mano la experiencia de cercanía con los pacientes, que no pueden ser etiquetados como el siguiente turno, sino que son sujetos de derecho, atención, cariño y tiempo para entender su dolor, su enfermedad, sus angustias, la forma cómo abordar con ellos el diagnóstico y reconocer su integridad.

“El profesional de la salud ejerce un compromiso total desde que pisa un aula por primera vez. Nos han inculcado esa necesidad entrañable de entrega y servicio, incluso en carreras como la mía, donde solo podemos ver al paciente a través de una lámina en un laboratorio, pero nunca desconocemos que detrás de ese diagnóstico está la vida de un ser humano con expectativas. Ese es un valor incluido en la estructura educativa de la Fucs”, afirma Darwin Javier Pabón Rodríguez, estudiante de Citohistología.

A su vez, Natalia Restrepo Rodríguez, egresada de la última promoción de Enfermería, asegura que se decidió por la Fucs porque es reconocida en Colombia por su calidad académica. “El hecho de que se dedique exclusivamente a formar en ciencias de la salud hizo una enorme diferencia porque me permitió aprender transversalizando mi experiencia con otras carreras para ofrecerles verdadera atención integral a los pacientes”, dice, agregando que su enfoque clínico y asistencial fue una gran ventaja para ella, porque al empezar prácticas desde primer semestre, le permitió ir más allá de solamente la teoría que adquiría en las aulas.

“También nos refuerzan mucho el trabajo en equipo, la resolución de conflictos en un espacio de trabajo y el respeto por nuestros colegas, así como el trato digno a los pacientes y sus familias. En la Fucs, si logramos el éxito lo hacemos todos y si algo falla, también es responsabilidad del grupo. Un punto muy importante es que la mayoría de los profesores son egresados de la institución y promueven esta filosofía de amor y entendimiento”, dice Kenneth Jhair Ramírez Rico, estudiante Instrumentación Quirúrgica.

El saber hacer y el saber ser


Los estudiantes se declaran orgullosos de hacer parte de una universidad que les ha enseñado a entender a sus semejantes, por encima de un diagnóstico o una complejidad médica, sin descuidar los contextos académicos y laborales. “Desde mi carrera aprendí que debemos ver a las personas más allá de su problema de salud o de la etiqueta que la sociedad les ha impuesto, para descubrir en su dignidad que, detrás de toda enfermedad, está un ser humano con un componente psicológico que debe ser tratado adecuadamente”, comenta Nicol Tatiana Marín Higuera, estudiante de Psicología.

Su compañera Daniela Cachaya González, estudiante de cuarto semestre de Fisioterapia, considera que una de las ventajas más grandes del saber hacer y el saber ser que les inculcan en la Fucs es que están aprendiendo a generar bienestar para los pacientes, a respetar sus momentos, su dolor y sus sentimientos. “Por eso me encanta estudiar acá, porque la formación que nos están ofreciendo será fundamental para la clase de profesionales que seremos en el futuro”.

Y al preguntarles sobre este último tema, el estudiante de último año de Medicina, Mateo León Machicado confirma que “los egresados llegan a la vida profesional con las mejores capacidades para atender procedimientos de baja, media y alta complejidad, respaldados por la práctica médica intensiva de nuestros hospitales, Sociedad de Cirugía de Bogotá – Hospital de San José e Infantil Universitario de San José, lo que nos da toda la experiencia previa necesaria antes de convertirnos en profesionales”.

Igual opina Iván Hernández Castaño, egresado de Atención Prehospitalaria, quien ahora adelanta estudios en Administración de Servicios de Salud y no duda en afirmar que en la Fucs la calidad de la formación les da la certeza de que al graduarse tendrán bases sólidas, los conocimientos y la experiencia necesaria para competir al más alto nivel en el sector. “Da mucha confianza ser egresado de la institución porque tiene una gran tradición heredada de la Sociedad de Cirugía de Bogotá, que se ratifica a diario con todas las oportunidades que nos ofrece la práctica administrativa y clínica”.

Enseñanzas de la pandemia

La emergencia sanitaria cambió la forma de relacionarse con los pacientes, sin embargo, para los estudiantes de la Fucs nunca se ha perdido la cercanía en el trato, la interrelación humana y el sentido colaborativo que los impulsa a salir adelante juntos.

“No existe mejor pago para un profesional de la salud que la sonrisa o el agradecimiento de un paciente cuando su experiencia culminó con éxito, cuando su familia recibe una buena noticia, cuando podemos mejorar con nuestro trabajo la calidad de vida de las personas”, afirma Daniel Alexander Vega, estudiante Atención Prehospitalaria quien, como todos, más que héroe dice sentirse orgulloso de entregar su conocimiento y cuidados a quien los necesite en un momento determinado. “Lo que nosotros hacemos no son esfuerzos individuales sino la suma de un trabajo conjunto, buena voluntad, vocación de servicio y cúmulo de experiencias, para intentar culminar siempre de la manera más exitosa todos los procesos de atención en salud, sin esperar nada a cambio”.

La Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud – FUCS- se ha preparado con mucha antelación para asumir una presencialidad biosegura y controlada, pero necesaria para garantizar los altos estándares de calidad que la distinguen.

Ya todos quieren volver a ponerse el uniforme, sumergirse en el entorno académico, volver a vivir intensamente la práctica en sus hospitales universitarios o en las instituciones con las que tienen convenios de docencia/servicio. Para ello, se prepararon con suficiente antelación, vacunando a sus estudiantes, cuerpo docente, directivo y administrativo, que les permitan aforos y espacios físicos controlados.

Todos los estudiantes, docentes, directivos y administrativos de la Fucs fueron vacunados para asumir el retorno a una presencialidad biosegura y controlada en el segundo semestre de 2021.

Testimonios:
Nuestra experiencia en la Fucs

Mateo León Machicado, estudiante de Medicina.
"Somos parte fundamental de sector salud y la esperanza de millones de personas que sufren una enfermedad para la que la humanidad no estaba preparada".

Natalia Restrepo Rodríguez, egresada de Enfermería
“Nuestra misión como nuevos profesionales de la salud es construir una mejor sociedad desde la empatía que debemos aplicar con nuestros pacientes”.

                             Daniela Cachaya González, estudiante Fisioterapia.
“Importante la formación que nos han dado en el saber hacer y el ser para generar bienestar a los pacientes, a respetar su dolor y sus sentimientos”.

                      Darwin Javier Pabón Rodríguez, estudiante Citohistología.
“En la Fucs nos enseñan esa necesidad entrañable de entrega y servicio, porque siempre, detrás del diagnóstico, está un ser humano con expectativas”.

          Iván Hernández Castaño, estudiante Administración de Servicios de Salud.
“La Fucs nos imprime la confianza de que al graduarnos tendremos los conocimientos y la experiencia necesarios para competir al más alto nivel”.

                               Nicol Tatiana Marín Higuera, estudiante Psicología.
“Me siento muy orgullosa de mi facultad porque siempre nos han enseñado a entender a los pacientes más allá del diagnóstico o de su problemática”.

                 Kenneth Jhair Ramírez Rico, estudiante Instrumentación Quirúrgica.
“En la Fucs nos enseñan a hacer las cosas siempre bien. Es su sello institucional y lo que nos hace mejores a la hora de ejercer nuestra profesión”.

                       Daniel Alexander Vega, estudiante Atención Prehospitalaria.
“No me siento héroe, pero estoy orgulloso de entregarle mi conocimiento y cuidados a un ser humano que me necesita en cualquier momento”.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.