‘Esperanza de Colombia’, un trabajo ejemplar por el café

‘Esperanza de Colombia’, un trabajo ejemplar por el café

Nespresso reitera su compromiso por conseguir el café con más alta calidad en el país.

Crédito: Milton Díaz
Foto:

Crédito: Milton Díaz

Por: ARTÍCULO PATROCINADO
23 de julio 2020 , 07:24 p.m.

Gracias a su notable trabajo de revivir cafés de origen, Nespresso lanza por segundo año consecutivo la cápsula Esperanza de Colombia, un café 100 por ciento arábico, de alta calidad, cultivado por campesinos colombianos de San Vicente del Caguán, Florencia, en Caquetá, y El Rosario, en Nariño. La actriz y escritora María José Martínez acompaña a la marca en esta ocasión para hacer un homenaje a dos regiones fuertemente azotadas por la violencia, pero que hoy dejan en alto el nombre del país, gracias a su renovada cultura cafetera

La actriz, empresaria y escritora colombiana es también una verdadera amante de la bebida. De su familia italiana heredó el gusto por la gastronomía y los magníficos sabores del país europeo. El mismo que afianzó durante sus viajes por el mundo y su paso por Master Chef Celebrity. La revista Aló habló con ella sobre sus planes, su reciente talento en la cocina y, por supuesto, su gran placer: el café de Nespresso.


¿Cómo ha sido su experiencia como embajadora de Nespresso?


Antes que ser embajadora, soy amante del mejor café. Soy colombiana, con orígenes italianos, me gusta la gastronomía, los productos de calidad, los momentos alrededor de la mesa, pero también me gusta conocer el origen de los ingredientes y el impacto positivo que pueden tener sobre las comunidades que los cultivan. Así que cuando me contactaron de Nespresso, no lo dudé ni un segundo.


¿Cuáles son los valores que más la acercan a la marca?

Primero, que es elegante pero adaptable, exclusiva pero accesible. Los cafés de Nespresso son de muy alta calidad, no solo por el café tostado y molido que contiene la cápsula, sino también porque la máquina garantiza una extracción perfecta. Pero lo que más me enamora es lo que hay detrás: sus cápsulas reciclables que preservan la frescura del café y esa relación cercana que Nespresso tiene con las fincas cafeteras, especialmente en Colombia. Descubrí que la marca apoya a más de 110.000 caficultores alrededor del mundo, de los cuales más de 30.000 son colombianos.


¿Cuál es el café de Nespresso que más degusta?

Generalmente, me gustan los cafés de inspiración italiana. Hay una familia completa llamada Ispirazione Italiana que me encanta: es un viaje a través de las ciudades de mi Italia amada. Me gusta Ispirazione Napoli, Ispirazione Firenze, porque son cafés intensos. He descubierto también un gusto por los cafés con toques ácidos, como Volluto; Master Origin Colombia, el café 100 por ciento colombiano de la marca; y Esperanza de Colombia, un café de edición limitada que tiene una historia muy especial.

2

     

Foto:

Crédito: Milton Díaz

¿De dónde viene su pasión por el café?

No recuerdo exactamente a qué edad empecé a tomarlo, solo sé que todas las mañanas al desayuno tomo café. Es una costumbre que heredé de mi abuelo Domenico, que se tomaba no sé cuántos espressos al día. Cuando estoy trabajando me tomo más de dos, y a donde llego, lo primero que pido es un café. En mi casa, obviamente, siempre ofrezco un Nespresso.


¿Cuál es ese momento perfecto para tomarlo?

El café hace que el momento siempre sea perfecto. Hoy en día, desayuno religiosamente cappuccino italiano (primero se hace el espresso y encima se le pone la leche espumada) con cápsula de Volluto o Ispirazione Napoli. ¡Es como tomar café en Italia! A media mañana o media tarde, elijo un Esperanza de Colombia para recuperar energía y hacer una pausa deliciosa.


Nespresso lleva años comprometido con rescatar cafés de origen en el mundo. Y en Colombia ha realizado un trabajo arduo con varios departamentos. Hoy, principalmente con Caquetá y Nariño, de donde viene Esperanza de café.

Esta historia es espectacular. Hace poco tuve la oportunidad de hablar con Alexis Rodríguez, el colombiano que está detrás de todos los cafés de Nespresso, y con Santiago Arango, quien maneja este proyecto de revivir el café en el Caquetá. Ambos me hablaron del orgullo que sienten al presentar al mundo el café del Caquetá y poder relacionar el departamento con un producto tan lindo e icónico de Colombia, y no con la violencia, como fue durante tantos años. La ambición de apoyar a las comunidades a revivir cafés casi desaparecidos me parece muy noble y necesaria.

Como colombiana, me impacta más todavía, ya que el conflicto ha sido doloroso para todos, pero algunas zonas del país lo vivieron con mayor intensidad. Nuestros caficultores son nuestro orgullo, el mundo nos reconoce como cafeteros, pero no siempre se da apoyo a estas comunidades.


Eres empresaria, actriz, escritora, pero sin duda también hay una relación muy cercana con la cocina después de su participación en Master Chef. Cuéntenos de esa faceta…

Siempre he tenido relación cercana con la comida; mi familia italiana me inculcó esos valores desde siempre. Las reuniones en familia alrededor de la mesa son fundamentales para nosotros. Pero mi relación real con la cocina empieza con la participación en Master Chef Celebrity. Antes solo hacía ensaladas, pero cuando llegué allá, a los golpes y bajo presión, me enamoré de la cocina y un mundo mágico se abrió ante mis ojos.

Es increíble poder preparar mis platos favoritos, y hacer felices a los demás a través de la comida me da un placer infinito. Yo no había querido explorar este mundo porque pensaba que eso era cosa del pasado, que las mujeres independientes y trabajadoras no cocinamos. Me di cuenta de que me estaba perdiendo de mucho. Hoy, para mí, cocinar es una especie de superpoder. ¡Cocinar es sexi!


Tiene además ascendencia italiana. Seguro de ahí también viene un espíritu cocinero. ¿Cuál es su especialidad?

¡Claro! Mis abuelos italianos, como todos los italianos, no podían dejar atrás ese amor profundo por su tierra y su gastronomía. Recuerdo que mi abuelo no comía sino en su casa, ni de peligro salía a un restaurante. Sé que mi abuela quería montar un restaurante, pero mi abuelo no la dejó. ¡Ojalá lo hubiera hecho! Pero sus recetas las tiene mi mamá, así que la tradición sigue. Por ejemplo, todos los 25 de diciembre en mi casa se come tortellini al brodo, hecho por mis tías.


La mayoría se ha acercado a la cocina en este confinamiento. ¿Ha sido también un momento de mucha gastronomía, de descubrir sabores, aromas, ingredientes?


El año pasado hice una gira gastronómica por Italia, de Milán a Sorrento, pasando por Assisi y Toscana, pero no lo hice por las ciudades principales, sino por los pueblos, donde la gastronomía es más auténtica y la gente es más cálida. Quedé maravillada por esta cultura, su técnica, su filosofía de vida, el respeto absoluto por el ingrediente, por la técnica y por el sabor. Estos se fijaron en mi mente: el risotto de erizo, la pasta con lentejas y ajo negro y los canneloni más increíbles en Sorrento. Me hice amiga de algunos chefs y durante la cuarentena me han dado clases virtuales personalizadas. Así que, de momento, esa es mi especialidad.

2

    

Foto:

Crédito: Nespresso

Es difícil hacer planes en este momento, pero cuéntame un poco de su vida. ¿Dónde la veremos? ¿Está trabajando en algún libro, serie...?

En el momento en que empezó todo esto quedé muy en el aire, porque tenía varios viajes programados y un proyecto bellísimo en Tumaco para la reactivación de cultivo de camarones allá. Confío en que podamos sacarlo adelante. Por otro lado, planeo seguir haciendo cosas maravillosas con Nespresso.


Nespresso revive el Caquetá cafetero con Esperanza de Colombia.

Por segundo año consecutivo, Nespresso presenta Esperanza de Colombia, un café de alta calidad que apoya a más de 1.000 caficultores de los municipios de San Vicente del Caguán y Florencia (Caquetá), y de El Rosario (Nariño), zonas fuertemente golpeadas por el conflicto.

El Caquetá es el lugar de origen de un café único. Sus cafetales, ubicados en el piedemonte de los Andes, se benefician de un clima único, resultado del encuentro de corrientes de aire frío que bajan de la cordillera y corrientes de aire caliente que suben de la cuenca amazónica. Esta situación única permite producir un café suave, delicado, equilibrado, con una elegante acidez y notas a frutos amarillos, como la uchuva y el durazno.

Pero la tradición cafetera del Caquetá estuvo a punto de desaparecer. Más de medio siglo de conflicto devastó la producción del grano, llevando a centenas de caficultores a abandonar sus tierras, sus fincas. Algunos se quedaron tratando de superar todas las adversidades de producir un gran café y comercializarlo.

El revivir de un origen de café único

Desde sus inicios, Nespresso se ha enfocado en conseguir los cafés de la más alta calidad. Los expertos de la firma han viajado en búsqueda de granos únicos y cafetales extraordinarios a los más recónditos lugares del planeta. Han trabajado con las comunidades cafeteras para ayudarles a desarrollar sus técnicas agrícolas, volviéndolas más sostenibles, de manera que puedan seguir produciendo lo mejor de lo mejor.

Sin embargo, muchos cafetales alrededor del mundo están bajo amenaza de desaparición por adversidades económicas, sociales, medioambientales e incluso por conflictos que han obligado a los caficultores a abandonar sus fincas o a dejar de sembrar café.

Para ayudar a zonas cafeteras únicas amenazadas durante años, Nespresso lanzó, en el 2019, el programa Reviving Origins, con el objetivo de revivir algunos de los cafés más increíble del mundo.

Las raíces de este programa nacen en el 2015, cuando Nespresso lanzó Suluja Ti South Sudan, un café proveniente de Sudán del Sur, país africano que sufrió una larga guerra, pero donde el café ha crecido de manera silvestre por generaciones. Nespresso se dedicó no solamente a comprar un café de alta calidad, sino también a apoyar a las comunidades caficultoras locales, que solo esperaban un impulso para volver a cosechar este grano único.

Unos años después, la marca se destacó en Cuba, desde donde envió un mensaje esperanzador sacando la edición limitada Cafecito de Cuba, que se convertiría en el primer café cubano hecho exclusivamente para el mercado estadounidense.

Finalmente, en el 2017, después de la firma del acuerdo de paz en La Habana entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc, la empresa suiza lanzó la cápsula Aurora de la Paz e introdujo al Caquetá dentro de los ocho departamentos colombianos que trabajan con Nespresso bajo los estándares sostenibles del programa de Calidad Sostenible AAA, el mismo que utiliza en 14 países y con más de 110.000 caficultores (solo en Colombia participan más de 30.000).

Gracias a su fuerte experiencia en rescatar cafés únicos pero amenazados durante años por adversidades económicas, sociales, políticas o medioambientales, Nespresso formalizó su compromiso con estas zonas creando Reviving Origins en el 2019.

Este programa en la industria busca revivir orígenes únicos, implementando en las fincas su estrategia de sostenibilidad para aumentar la calidad del café, la sostenibilidad de la finca y la productividad de los lotes. Como resultado de este compromiso, Nespresso lanzó Esperanza de Colombia, un café 100 por ciento arábico colombiano proveniente del departamento del Caquetá.

En el 2020, el programa Reviving Origins cumple su segundo año de compromiso con las comunidades cafeteras, proponiendo tres cafés de orígenes únicos: Esperanza de Colombia, que integra también este año granos del municipio de El Rosario, Nariño. Así mismo, lanza Tamuka mu Zimbabwe y Amaha awe Uganda, de Zimbabue y Uganda, respectivamente, los cuales ofrecen a consumidores del mundo entero la posibilidad de descubrir cafés exclusivos.

4

     

Foto:

Crédito: Nespresso

La Esperanza llega a Caquetá

En el Caquetá, el café estuvo amenazado por años. La situación de orden público, la falta de infraestructura, la difícil renovación de los cafetales, de las herramientas de producción y beneficio del café y el difícil manejo de la cadena logística del mismo generaron adversidades casi imposibles de superar para los caficultores del departamento. Sin embargo, varios caficultores lograron mantener viva la tradición del café en el piedemonte caqueteño. Con la implementación del programa Reviving Origins de Nespresso, que permitió la extensión del Programa de Calidad Sostenible AAA de Nespresso a las comunidades cafeteras de los municipios de Florencia y San Vicente del Caguán, más de 900 familias han podido sembrar esperanza nuevamente, viendo un futuro sostenible en la producción de café de alta calidad en el Caquetá.

La familia de don Fernando Pedreros ha sido cafetera por generaciones. Don Fernando lleva más de 20 años vinculado a la Cooperativa de Caficultores del Caquetá resaltan que, “durante el conflicto teníamos que andar con mucha precaución. Ahora vivimos más tranquilos, y con la llegada del programa de Nespresso tenemos fe en que la caficultura de la región puede renacer y fortalecerse. Nespresso AAA nos ha ayudado a los caficultores a producir un café de calidad, lo que nos permite tener mayores ganancias y darles una vida buena a nuestras familias. Además, Nespresso nos da un incentivo monetario por cada kilo de café a quienes recogemos frutos maduros y tenemos mejores prácticas de lavado y secado del grano”.

Los objetivos del programa de Calidad Sostenible AAA de Nespresso son tres, afirma Mathieu Colombier, embajador de la marca en Colombia. Primero, mantener e incluso aumentar la calidad del café; segundo, garantizar la sostenibilidad medioambiental y económica de la finca y, por fin, aumentar la productividad del cultivo. Para cumplirlos, los caficultores del programa reciben varios beneficios, como es la asistencia técnica dedicada. Consiste en que ingenieros agrónomos, dedicados a las fincas del programa, visitan a los caficultores para capacitarlos en la implementación de prácticas agrícolas sostenibles y gestión de la finca, desde una perspectiva medioambiental, pero también económica.

También, se les reconoce a los caficultores del Programa una prima a la calidad, “Nespresso paga una prima a la calidad adicional al precio del mercado por un café de alta calidad. De esta manera, reconocemos al caficultor su dedicación, su esfuerzo para producir estos granos únicos. Es también un mensaje importante, ya que resalta que producir un café de alta calidad, paga”, complementa Colombier.

Por fin, el Programa de Calidad Sostenible AAA de Nespresso se ha vuelto un referente en la gestión de proyectos de alto impacto destinados a las comunidades cafeteras. En el caso de Esperanza de Colombia, Nespresso, junto a la Federación Nacional de Cafeteros, su aliado estratégico en la zona, y otros aliados, como USAID, se ha enfocado en reforzar las cooperativas de manera que pueda garantizar la total transparencia y trazabilidad en la compra del grano, producido por los caficultores relacionados con el Programa AAA.

A nivel de las fincas también se desarrollaron proyectos para ofrecer a las caficultoras herramientas de trabajo nuevas y adecuadas para garantizar la calidad de las cosechas. En las fincas del Caquetá, el programa ha aportado 135 despulpadoras, 140 tanques de fermentación y 80 secadores solares.

“Sabemos que es un trabajo de largo plazo, pero lo que más queremos es que Caquetá vuelva a darse a conocer en el mundo con una nueva cara: la de ese maravilloso Caquetá cafetero que siempre debió ser”, concluye el embajador.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.