Secciones
Síguenos en:
El compromiso sostenible de Volvo
1

      

Foto:

Volvo

El compromiso sostenible de Volvo

      

FOTO:

Volvo

La empresa trabaja por una transición a la movilidad con cero emisiones.

Volvo actúa con determinación para garantizar un futuro más seguro y sostenible. En ese sentido, al trabajar hacia la neutralidad climática, adoptar la economía circular y realizar operaciones de manera responsable, la marca sueca sigue cumpliendo cada uno de los compromisos adoptados para seguir en la construcción de un mundo más incluyente y sostenible.

Parte de la estrategia y el ambicioso plan ambiental, es seguir trabajando con determinación para liderar una transición a la movilidad con cero emisiones y reducir el impacto del cambio climático con la convicción de que para el 2030, el mundo esté listo para una marca 100 por ciento eléctrica.

“Volvo Cars tendrá un portafolio de automóviles totalmente eléctricos para el 2030 y eliminará gradualmente de su portafolio cualquier vehículo con motor de combustión interno, incluyendo los híbridos. A corto plazo, nuestro objetivo es reducir las emisiones en un 40 por ciento por auto para 2025 y así lograr nuestra meta de ser una empresa climáticamente neutra para 2040”, explica Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Cars.

Sin embargo, para lograr este paso importante se necesitan acciones de los gobiernos y las empresas de energía para acelerar el cambio global hacia las energías renovables.

Anders Kärrberg, director de sostenibilidad global de Volvo Cars, declara: “La premisa de la economía circular consiste en lograr que cada producto tenga múltiples ciclos de uso y de producción. Lo que se traduciría en que los recursos se conviertan en productos, los productos en residuos y los residuos nuevamente en recursos. Algo que nos ha obligado a replantear todo todo lo que hacemos y la manera en que lo hacemos”.

Y en ese aspecto, el reciclaje forma parte del día a día para una marca como Volvo, donde el reacondicionamiento hasta de un 15 por ciento de todos los componentes, garantizan el mismo nivel de calidad que el producto original. “Un producto reacondicionado significa un 85 por ciento menos de materias primas y un 80 por ciento menos de energía; la madre naturaleza tiene motivos para alegrarse. Volvo crea auténticos automóviles ecológicos”, afirma Nicolás Olarte, gerente de postventa de Volvo Cars Colombia.

A su vez, la tecnología blockchain, garantiza la máxima transparencia y estrategia de negocio ético, mediante la trazabilidad total del cobalto que se usa para la fabricación de las baterías eléctricas destinadas a sus nuevas gamas de vehículos como se demostró con la fabricación de la XC60 T8 híbrida enchufable, un modelo en el que se pudo comprobar la fidelidad a la versión original, al remplazar 170 piezas o artículos, entre ellos, la tapicería de los asientos. “Se utilizaron dos tipos de materiales textiles diferentes y en ambos, se habían obtenido 60 kilos de botellas plásticas recicladas”, afirma Javier Varela, jefe de operaciones industriales y calidad de Volvo Cars.

Así mismo, la compañía planea trabajar con la empresa líder en baterías Northvolt para aumentar aún más la densidad de energía en sus celdas y mejorar hasta un 50 por ciento comparado a lo que hay en el mercado actualmente.

"Queremos aumentar constantemente los beneficios para el cliente en el que pueda conducir un automóvil Volvo totalmente eléctrico. Al simplificar el diseño y la integración de nuestras celdas de batería, podemos reducir el peso y maximizar el espacio, lo que permite mejoras considerables en la capacidad, el alcance y los tiempos de carga de la batería", asegura Henrik Green, director de tecnología de Volvo Car Group.

Considerando las tendencias, desafíos mundiales y normas internacionales de comportamiento empresarial responsable, Volvo, como signatario del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (ONU); socio del Programa Climate Savers del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, World Wide Fund For Nature); y partidario de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible, seguirá trabajando en la reducción de la huella ambiental a través de mejoras continuas e innovación disruptiva.

Sobre Volvo Cars

Volvo Cars se fundó en 1927. Hoy en día, es una de las marcas de automóviles más conocidas y respetadas del mundo con ventas en aproximadamente 100 países. Volvo Cars ha sido propiedad de Zhejiang Geely Holding desde 2010.

La oficina central de Volvo Cars para APAC se encuentra en Shanghai. Las principales plantas de producción de automóviles de la empresa se encuentran en Gotemburgo (Suecia), Gante (Bélgica), Carolina del Sur (EE. UU.), Chengdu y Daqing (China), mientras que los motores se fabrican en Skövde (Suecia) y Zhangjiakou (China) y los componentes de la carrocería en Olofström (Suecia).

Bajo su nuevo propósito empresarial, Volvo Cars tiene como objetivo brindar a los clientes la libertad de moverse de una manera personal, sostenible y segura. Este propósito se refleja en una serie de ambiciones comerciales: por ejemplo, para mediados de esta década, su objetivo es que la mitad de sus ventas globales sean automóviles totalmente eléctricos Volvo Cars también está comprometida con una reducción continua de su huella de carbono, con la ambición de ser una empresa climáticamente neutra para 2040.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.