Secciones
Síguenos en:
Detección temprana, el ‘arma’ para combatir el cáncer de mama
1

      

Foto:

Crédito: iStock

Detección temprana, el ‘arma’ para combatir el cáncer de mama

Autoexamen, mamografía y examen anual, las claves para diagnosticar y tratar a tiempo.

Vencer miedos, “tomar el toro por los cuernos” y actuar rápidamente fueron los principales mensajes que dejó el foro virtual ‘Lucha por Ellas desde el primer round’, realizado el pasado miércoles por la Casa Editorial El Tiempo y Roche Colombia, en el que expertos analizaron la situación actual de la enfermedad, las oportunidades de mejora al tomar acciones tempranas y los retos que ha dejado el Covid-19 en el tratamiento de la patología.

Y es que las cifras son poco alentadoras. Según comentó durante el foro el doctor José Joaquin Caicedo, cirujano mastólogo, las estadísticas a 2018 del observatorio internacional de cáncer Globocan, señalaban que para Colombia se esperaba para ese año cerca de 13340 casos nuevos, y una mortalidad de alrededor de 3.500 casos, siendo la primera causa de cáncer en la mujer colombiana, con un 38% de presencia en las jóvenes.

De ahí la importancia de abrir este tipo de espacios que buscan educar y empoderar a las mujeres alrededor del cáncer de mama, sus desafíos y oportunidades, así como generar conciencia en que el éxito en el tratamiento y diagnóstico se centra en la detección temprana, en su atención oportuna y en el acompañamiento médico, indicó Catalina Hoyos, directora médica de Roche Colombia.

Y es a pesar de ser uno de los cánceres más frecuentes en el país, “también es el más prevenible e intervenible, y eso nos permite reflexionar sobre las intervenciones que se deben realizar para tener un diagnóstico oportuno, pero sobre todo un tratamiento adecuado”, señaló Lizbeth Acuña, directora ejecutiva Cuenta de Alto Costo (CAC).

La ejecutiva reveló algunos datos representativos de la situación del cáncer de mama en Colombia, en la que Bogotá es la zona, según la distribución del Dane, donde más casos se presentan de acuerdo con los indicadores epidemiológicos, con un valor de 291, 47 por 100.000 mujeres afectadas, lo que refleja no solo la concentración de los casos sino de la red de atención disponible para identificar el diagnóstico y el tratamiento.

Acuña también resaltó que si bien el país ha tenido algunas mejoras en el proceso de diagnóstico aún hay retrasos en la oportunidad del inicio del tratamiento, el cual tuvo un retroceso, ya que el tiempo entre la consulta desde la presencia de síntomas hasta el tratamiento fue mucho más largo en el 2019; presentando todavía una inequidad en la atención en los regímenes subsidiado y contributivo.

Acción en 1, 2, 3

Los retos aún son mayúsculos, sin embargo, todos los panelistas coincidieron en que la detección temprana- a través principalmente del autoexamen-, el examen periódico; y la realización de la mamografía se convierten en las ‘armas’ más letales para combatirlo.

El autoexamen, explicó la doctora Ana María Mejía, especialista en mastología, “le va a permitir a cada mujer conocer muy bien sus glándulas mamarias, de manera que cuando aparezca un signo anormal o nuevo pueda buscar ayuda médica rápida y hacer un diagnóstico temprano”. Mejía indicó que este autoexamen se lo deben realizar las mujeres a partir de los 20 años, una vez al mes.

A lo que el doctor Caicedo agregó que “el cáncer de mama no duele, por lo que hay que buscarlo. No debemos esperar síntomas porque generalmente no son muy tempranos; el cáncer puede aparecer en cualquier momento y en cualquier mujer, pero tiene cura en estados tempranos”. El autoexamen es, comentó el experto, una oportunidad de oro al ser (el seno) un órgano palpable.

Es importante entender, según advirtió la directora médica de Roche Colombia, que contrario a lo que se cree, esta no es una única enfermedad, existen varios tipos de cáncer de mama, por lo que es imperativo identificarlos con nombre y apellido para entender mejor sus opciones de tratamiento de acuerdo con el tipo de cáncer.

Una de las mejores maneras de hacerlo es el examen periódico que, “toda mujer mayor de 40 años debe realizar por lo menos una vez al año, ya sea con el mastólogo o con un médico que tenga un entrenamiento en la realización del examen clínico de seno”, resaltó la doctora Mejía.

“El examen anual es lo que permite detectar precozmente un cáncer de mama. En Colombia cada vez más instituciones prestan estos servicios, que permiten dar un tratamiento oportuno”, añadió el doctor Caicedo.

El golpe final que puede “noquear” al cáncer de mama es la realización de la mamografía. “Es la prueba reina para la detección temprana. Se dice que un paciente que se diagnostique en un estadio 1 puede tener una sobrevida de, incluso, el 100%”, señaló la doctora Mejía.

Disminuir los tiempos de espera y hacer una intervención anticipada permite que haya menor mortalidad y mejor intervención del riesgo, observó, a su vez, la directora ejecutiva Cuenta de Alto Costo, Lizbeth Acuña.

En medio de la cuarentena, el cáncer de mama no da espera

Uno de los llamados más importantes de los expertos fue a que las personas pierdan el miedo a recibir atención a causa de la pandemia, pues es una nueva realidad con la que debemos convivir durante un tiempo, y ante la cual no podemos actuar pasivamente.

Algunos de los hallazgos de una encuesta realizada por el movimiento Luz Rosa, una comunidad de pacientes que busca generar acciones de política pública en torno a la enfermedad, la Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma, indican “desde el 23 de abril al 26 de junio el 58.8% de los consultados reportó alguna dificultad para acceder a los servicios de salud”, explicó la doctora Claudia Amaya, vocera de Luz Rosa.

Además, de un total del 67,5% de pacientes que requirió medicamentos o servicio ambulatorio, solo el 23,3% lo recibió en su domicilio durante la cuarentena, y un 57.2% accedió a alguna modalidad de teleconsulta.

La doctora Amaya, en otra encuesta realizada por la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología, ACHO, añade que los especialistas encuestados indicaron que el diagnóstico por cáncer cayó en un 46%, no porque haya disminuido sino porque los pacientes no están consultando; mientras que el 73,44% de profesionales de la salud refiere que la consulta externa ha disminuido entre el 20 y 40 %.

Pero, tal vez, el indicador más importante y que más preocupa, es que el 51.56% considera que se han presentado casos de diagnóstico en estadios más avanzados por temor a consultar o por falta de acceso a diagnóstico durante el segundo trimestre del 2020. “Cifras que nos dejan muy preocupados frente a los efectos post pandemia”, acota la doctora Amaya.

Pero, además, otras estadísticas muestran una caída dramática en el acceso a la mamografía: en promedio mes en el 2019, se habían realizado 60.893 mamografías entre marzo y mayo, mientras en el 2020 solo se realizaron 17.498, un déficit mensual de 43.395.

Señales que alertan porque si bien el mundo se detuvo por un instante, el cáncer de mama no para. Por eso, la invitación general de los panelistas participantes es que las mujeres no se detengan ante el Covid-19. Es muy importante acudir al médico, entre más temprano se pueda diagnosticar el cáncer de mama más posibilidad de sobrevida habrá.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.