Celulares en clase: ¿uso responsable o prohibición?

Celulares en clase: ¿uso responsable o prohibición?

Expertos destacan la necesidad de racionalizar el uso de dispositivos móviles en los colegios.

Mamá e hija

De 6 a 18 años se recomienda utilizar solo el dispositivo móvil 2 horas por día.

Foto:

iStock

Por: REDACCIÓN + CONTENT
26 de febrero 2019 , 02:37 p.m.

Las instituciones educativas se debaten entre si restringir completamente el
celular o formar a los menores para que le den un uso adecuado. Y es que en un
país como Colombia, donde según el Ministerio de las TIC, el 76 por ciento de
los jóvenes entre 12 y 17 años tiene teléfono móvil propio con voz y datos, es imposible que no se convierta en una preocupación su debida utilización.

Lo anterior lo confirman iniciativas parlamentarias como el proyecto de ley que actualmente cursa en la Cámara de Representantes, y que busca restringir el ingreso de celulares a los establecimientos educativos del país. Su proponente, el representante Rodrigo Rojas asegura que niños y adolescentes estarían expuestos
a riesgos y peligros, que en un futuro cercano será un problema de salud pública.

Ruth Chacón, coordinadora de investigación de la Licenciatura en Educación
Infantil de la Universidad de El Bosque, comenta que “socialmente nos vemos involucrados en situaciones donde los estudiantes no tienen capacidad de escucha,
no dialogan con nosotros porque están en la tecnología. Muchas veces están
con los compañeros en el aula y no se hablan porque prefieren mandarse un
mensaje por WhatsApp. La comunicación es algo que debe desarrollarse en el ser
humano y permitirte generar las relaciones directas e interactuar con otros”.

Para ella, el uso inapropiado del celular limita algunos aspectos del desarrollo
infantil, como el lenguaje, sobre todo en etapas tempranas. “Restringe la comunicación, porque los niños interactúan con un video o una aplicación que
no les genera ninguna retroalimentación. Esto hace que se pierdan espacios de
compartir en familia o las personas de su entorno más cercano. Si eso se evidencia
en niños de dos años, imagínese en el entorno escolar”.

No obstante, pese a las objeciones existentes frente a los dispositivos móviles,
existen expertos en educación como Juan Antonio Rodríguez, rector del Colegio
San Tarsicio, quien si bien reconoce que es un asunto importante, poco dista de
preocupaciones surgidas en tiempos anteriores frente a otras tecnologías. “En general a profesores y familias les preocupa, pero no es distinta a la inquietud que han generado a lo largo de la historia los distintos cambios tecnológicos, como cuando apareció la radio, la televisión o los videojuegos. Hay que tomar posición de acuerdo al momento”, señala.

Para él, el celular es un elemento tecnológico positivo en sí mismo, y en lo que
deben trabajar padres y educadores es en aprender a sacarle el mejor provecho,
de acuerdo a las condiciones y el contexto, para que sea de utilidad para el
estudiante.

En el caso del Colegio San Tarsicio, desde hace dos años se lleva a cabo una
campaña precisamente para regular el uso de dispositivos móviles en el entorno
escolar, ya que es innegable que estos aparatos se han incorporado al ambiente
cultural de los jóvenes de hoy, incluyendo a los más pequeños. “Hemos hecho una campaña en colaboración de los padres de familia para el uso responsable del celular
que busca la promoción de que siendo una herramienta que puede ser muy positiva,
debe utilizarse adecuadamente de acuerdo a los momentos del día, bien sea para uso pedagógico o no, y dependiendo la edad del estudiante”, explica Rodríguez.

Dice aplicar “la disciplina de confianza”, es decir, partir del principio de que las personas son buenas, que pueden hacer las cosas bien porque tienen virtudes y cualidades, de manera que los estudiantes entiendan y acepten las normas por convicción, y no por temor.

Por su parte, Fray José Gabriel Mesa, rector del Colegio Jordán de Sajonia, asegura
que “es necesario que haya restricción sobre todo en el aula, de tal manera que la razón para utilizarlo sea estrictamente académica, ya que el uso del celular en el colegio aunque puede tener bondades, también trae dificultades, entre ellas, la incomunicación y la imposibilidad de interactuar entre los estudiantes por atender el dispositivo”.

En su concepto, es saludable cierto tipo de normativa que asegure la sana convivencia entre los estudiantes para que el celular no sea un obstáculo que impida
el diálogo y la participación en actividades lúdicas, académicas y pedagógicas.

Lo que no debe pasar por alto

El médico psiquiatra Daniel Marulanda afirma que existen muchas falsas creencias alrededor del tema de los celulares en los niños. No obstante, reconoce que un uso problemático de los dispositivos móviles puede acarrear dificultades en el comportamiento que afectan la vida cotidiana. “La calidad del sueño, la capacidad de comunicarse e interactuar, la disciplina y la creación de rutinas tienen interferencias cuando se hace un uso inapropiado del celular. Las pantallas, si son usadas en la noche, pueden generar insomnio”, indica.

También podría derivar en una adicción, que para Marulanda puede prevenirse atendiendo a señales como incapacidad para hacer actividades del día a día, entre otras que afectan los aspectos biológicos.

Mandarín, un lenguaje para comerciar

El mandarín es hablado por más de 836 millones de personas siendo China el país con más hablantes. Esta nación es catalogada como la primera potencia económica mundial por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y dentro de los últimos
datos superó Estados Unidos como la región del planeta que más aporta al crecimiento mundial, copando el 31,5 por ciento del avance de la producción global.

Pero por el momento sigue ubicándose como la segunda mayor economía del mundo y la principal fuente de demanda de exportaciones de más de 100 economías, las
cuales representan cerca del 80 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial, según el FMI. Por esta razón, hablar este lenguaje es una herramienta que facilitará las conexiones con los empresarios chinos que pueden impulsar a la empresa
en la que trabaja por los convenios que se puedan firmar.

Ahora bien, el Instituto de Servicio Exterior de Estados Unidos menciona en su ranking los idiomas con el más alto nivel de dificultad (2.200 horas de aprendizaje, equivalente a 88 semanas y 1,69 años) donde están el mandarín, junto al árabe, el japonés y el coreano, por esto es bueno saber que se debe destinar una gran parte del tiempo para poder aprenderlo.

Según Santiago Pedraza, profesor de mandarín, una de las principales dificultades es que es un lenguaje tonal, en el que el significado de una palabra cambia en función
del tono con el que se pronuncia. “Por ejemplo, la palabra ‘ma’ en el primer tono significa madre. Si lo hacemos en el segundo estamos diciendo cáñamo, en el tercero caballo, en estos casos no hay indicaciones escritas de cómo entonar. Simplemente,
hay que memorizar el tono de cada concepto”.

Además, hay 50.000 ideogramas que expresan conceptos y escribirlos es de hecho un arte tradicional. No obstante, hay una ventaja, la gramática es más sencilla que la del español, pues no hay conjugaciones ni declinaciones como en latín. En Bogotá existe una amplia variedad de academias donde se pueden preparar y aprender en los idiomas asiáticos. 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.