Camino a la excelencia

Camino a la excelencia

Mediante acreditaciones instituciones buscan brindar propuestas acordes con expectativas globales.

rado

Las acreditaciones o certificaciones para educación superior pueden darse por programas o instituciones.

Foto:

iStock

Por: REDACCIÓN + CONTENIDO
25 de febrero 2019 , 04:55 p.m.

Diferentes organizaciones y entidades en el mundo ofrecen modelos de gestión de calidad, programas académicos de alta calidad y certificaciones internacionales
de excelencia que, al implementarlos, les permiten a los colegios agregar valor a sus
públicos de interés, al tiempo que los convierten instituciones sostenibles en el tiempo. Estas son algunas de las más representativas y apetecidas:

EFQM

Certificación de excelencia de la European Foundation for Quality Management, con sede en Bruselas, que, conforme al Ministerio de Educación Nacional, es la más extendida en Colombia.

La evaluación se realiza bajo nueve criterios principales y 32 subcriterios que guían a las instituciones educativas en un proceso de excelencia continua. De acuerdo con Gonzalo Arboleda, presidente de la Fundación Colombia Excelente, ente administrador del modelo, “este es un modelo complementario de sistemas
como las normas ISO, pero enfocado a crear una cultura de la excelencia, es decir, a
crear hábitos, actitudes y aptitudes del bien y del buen hacer hasta lograr la excelencia”.

ISO 9001 y Modelo de gestión para el sector de educación

Según la Unidad Técnica de Certificación de Icontec Internacional, la certificación para colegios tiene dos líneas: “La primera, en el marco de los sistemas de gestión de la calidad, desde donde las instituciones de educación implementan elementos
con miras a asegurar condiciones de calidad en la prestación del servicio educativo, realizada bajo la norma ISO 9001, con alcance a los diferentes niveles de educación que se prestan”.

La segunda línea, con el Modelo de gestión para el sector de educación preescolar, básica y media, el cual, manifiestan en la Unidad Técnica de Certificación,
“pretende proveer un estándar complementario a los requisitos de la norma ISO 9001
para garantizar, entre otros aspectos, una evaluación contextualizada del sector, estimular el mejoramiento continuo, motivar los procesos de buen gobierno y gestión y dar respuesta a los objetivos nacionales en cuanto a calidad educativa”.

Pentacidad

Este Sistema de Gestión de Calidad Educativa por competencias y valores se destaca, como lo señala Begoña Salas, una de sus creadoras, por ser “una norma técnica hecha desde la educación y para la educación que, además, ofrece la implementación del modelo Pentacidad, creado para garantizar el desarrollo integral de la persona en
cinco ámbitos: identidad, social, de la mente, del cuerpo y de las emociones, cada uno con cuatro capacidades, caracterizada cada una por cuatro valores, es decir, 20 capacidades y 80 valores”.

El estándar NTMP 001 tiene tres niveles: avanzado, superior y excelente, y evalúa la gestión misional, la gestión académica-pedagógica y la gestión comunitaria con el objetivo –señala Salas– de desarrollar seis competencias básicas: “Aprender a ser
personas, a convivir, a pensar, a comunicarse, a autocontrolarse y a emprender, lo que garantiza el desarrollo integral de cada estudiante, así como la implementación
de estrategias, metodologías, procedimientos, registros, capacitación,  acompañamiento y evaluación de estudiantes, docentes y familias en cada institución educativa”.

Fe y Alegría

El Sistema de Mejora de la Calidad de Fe y Alegría (SMCFyA) propone que “la escuela se constituya en un espacio de encuentro democrático y deliberante, donde se construyan proyectos educativos contextualizados, acordes con la realidad comunitaria en la que se desarrollan; promover estrategias de aula incluyentes
y participativas; evaluar con perspectiva sistémica y formativa; que se promueva la
participación social y el ejercicio de la ciudadanía; que se construya conocimiento y se tejan lazos profundos de solidaridad con las comunidades locales”, manifiesta Fe y Alegría Colombia.

Su implementación exige que se cualifiquen: “La gestión directiva; los procesos de enseñanza-aprendizaje, a través de la transformación de currículos, estrategias
de aula y herramientas de evaluación; los procesos de convivencia y construcción de ciudadanías, mediante el desarrollo de competencias y capacidades psicosociales y ciudadanas en los estudiantes, así como la transformación de las herramientas
y los métodos para manejar el conflicto y los procesos de relación interactiva escuela-comunidad, a través del desarrollo de acciones de acercamiento a otros actores y la construcción de redes y alianzas”, expone la entidad.

Character Counts!

Esta certificación internacional busca “formar y fortalecer el carácter de niños y adolescentes a partir de seis valores éticos universales: confiabilidad, respeto,
responsabilidad, justicia, bondad y civismo, sin ninguna connotación política o religiosa. A partir de ellos, se busca que desarrollen un pensamiento crítico y aprendan a tomar decisiones con base en lo que está correcto hacer y sean responsables de las consecuencias de sus decisiones”, explica Sandra Meza, su gerente general.

Asimismo, agrega la ejecutiva, el programa capacita a los docentes, mejorando su pedagogía, “lo que les permite liderar con ejemplo y ser pilares de la justicia e imparcialidad, al tiempo que se promueve un ambiente democrático en las aulas, el respeto y la participación proactiva de los estudiantes. Con la certificación Character Counts!, las instituciones educativas obtienen herramientas eficaces para
mejorar el clima escolar y en el Índice Sintético de Calidad Educativa del MEN”.

IB

El Bachillerato Internacional (IB) ofrece una serie de programas educativos de alta calidad para alumnos de 3 a 19 años. “A través de un currículo único de alto nivel académico, promueve el pensamiento crítico y apuesta por un aprendizaje
flexible que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales y nacionales”, dice Collen Duffy 0’Brien, responsable de marketing y comunicaciones de IB Américas.

El IB lo componen cuatro programas: Escuela Primaria, centrado en el desarrollo integral del niño; Años Intermedios, con un marco académico riguroso, diseñado para ser un programa inclusivo; Diploma, cuyo objetivo es formar alumnos con una excelente amplitud y profundidad en sus conocimientos, al tiempo que crezcan física, intelectual, emocional y éticamente, y Orientación profesional, que conduce a estudios superiores, a programas de aprendizaje profesional o a conseguir empleo.

Universidad del Valle

Univalle cuenta con 136 programas de posgrado y 140 de pregrado. Además, tiene el ciento por ciento de los programas de pregrado y el 80 por ciento de sus posgrados, de su sede principal, acreditados o en procesos de acreditación. La Univalle
tuvo el mayor número de programas acreditados de alta calidad en 2018 en el país, gracias a su apalancado equipo de 239 grupos de investigación en todos los campos de las ciencias y las artes. Hoy cuenta con más de 30.000 estudiantes.

AdvancED

La acreditación AdvancED es “un proceso vigoroso y voluntario que señala a los padres, a la comunidad y a las universidades que las instituciones educativas cumplen con estándares en cinco áreas claves: el propósito y la dirección, gobernanza y liderazgo, sistemas de enseñanza y evaluación, recursos y sistemas
de apoyo y cómo usa los resultados para la mejora continua”, señala Mariama Jenkins, directora de Relaciones Públicas de AdvancED.

La formación religiosa, un desafío para los colegios

No cabe duda de que mucho ha cambiado en Colombia con respecto a la educación religiosa en los establecimientos educativos desde cuando se consideraba que
enseñar religión era profesar un credo, a través de determinadas prácticas confesionales, principalmente aquellas de la doctrina católica.

Diversos factores han transformado dichas prácticas; sin embargo, han generado incertidumbre, según lo expresa José Luis Meza Rueda, Ph. D., profesor de las universidades Javeriana y de La Salle, experto en estudios religiosos:

“Aún se observan escenarios a manera de polos opuestos: uno, el de las instituciones que realmente consideran la religión, la dimensión religiosa, parte de su
Proyecto Educativo Institucional y otras que no lo creen importante, que no están obligadas a darla, y que esos espacios se pueden dedicar a actividades como clases lúdicas, formación artística, etc.”.

Ante este panorama, agrega el experto, los establecimientos educativos deben observar lo que pide el contexto actual y, con base en ello, brindar una educación
religiosa que cumpla con uno de sus propósitos, que es “precisamente aprender a reconocer las diferencias religiosas y respetarlas, sin fundamentalismos, pues si queremos construir un proyecto de país diferente, en donde todos quepamos, la religión tiene mucho que aportar”.

Esto lo reafirma Víctor Manuel Leyton, docente de Religión y Ética de los Colegios Minuto de Dios, quien dice que “en la actualidad,
la enseñanza religiosa permite llevar a nuestros estudiantes a descubrirse y amarse a sí mismo y a pensar en el otro. La religión nos pone de frente a esta realidad, no
únicamente con el rezo, sino con el reflejo del otro, en el entorno en el que nos movemos y realizamos, pues es la que posibilita el encuentro con la trascendencia,
que es propia de los seres humanos”.

Según diversos especialistas y estudios sobre el tema, todavía existe la necesidad de articular y realizar cambios profundos en la educación religiosa que respondan
a las dinámicas sociales, políticas y culturales actuales, en torno a su fundamentación, didácticas y metodologías que respondan a una sociedad multicultural que promueva un pensamiento pluralista y humanizante en el
cual prevalezcan el respeto por la diferencia y la libertad.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.