Bogotá y el nivel más bajo de pobreza multidimensional en su historia

Bogotá y el nivel más bajo de pobreza multidimensional en su historia

Según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida el IPM pasó del 5,9% en el 2016 al 4,3% el año pasado.

2

  Lucila Cardona, titulación de su vivienda

Foto:

Por: CONTENIDO PATROCINADO 
13 de mayo 2019 , 03:45 p.m.

Para entender cómo fue que 114.000 personas –número que equivale al de los habitantes de un municipio como Zipaquirá– salieron el año pasado de la pobreza multidimensional en Bogotá, hay que ver más allá de la inversión de 7,3 billones de pesos que se hizo en el 2018. Lo primero es que el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) mide cinco aspectos –trabajo, salud, educación, vivienda y condiciones de la niñez y juventud–, de los que se derivan15 variables.

Si en un hogar uno de sus integrantes tiene insatisfechas cinco o más de estas variables, toda la vivienda es considerada pobre en este ámbito. En el caso de la capital del país, el IPM pasó del 5,9 por ciento en el 2016 al 4,3 por ciento el año pasado, el nivel más bajo en la historia de Bogotá, según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida del Dane, que determina el número de personas que son pobres multidimensionales.

“La reducción en 1,6 por ciento en el IPM nos muestra la eficiencia en el gasto social”, dijo el secretario de Planeación, Andrés Ortiz, quien agregó que la ciudad alcanzó los niveles más bajos en 7 de las 15 variables que mide el índice. “

En Bogotá se han hecho esfuerzos importantes y que marcan la diferencia en educación y salud. Estos se han consolidado y evidencian mejoras en los indicadores de equidad, pues buena parte de los recursos van destinados a los que más los necesitan”, dijo Alfredo Sarmiento, profesor de Economía Social y Políticas Públicas de la Universidad de los Andes.

Otro punto para tener en cuenta es que Bogotá y la zona oriental fueron las únicas regiones del país en las que disminuyó el IPM. Si se miran regiones como la Caribe, hay 835.000 personas que ingresaron a la pobreza multidimensional entre 2016 y 2018. La situación en Antioquia tampoco es diferente, pues en este mismo lapso la cifra aumentó en 164.000 individuos.

“No se trata solo de invertir en programas sociales, también se debe hacer de manera eficaz y eficiente, para que esos recursos lleguen a las personas que realmente lo necesitan”, afirmó Esteban Nina, profesor de Políticas Sociales y Pobreza de la Universidad Javeriana.
No obstante, y a pesar de la inversión y la reducción de las cifras, para los expertos la tarea no termina aquí y aún hay retos. “Bogotá tiene excelentes niveles de cobertura en acceso a servicios sociales. Teniendo esto, lo que queda es mejorar en la calidad de esos servicios y se va por buen camino”, afirmó Nina.

Otro de los retos que tiene la ciudad para seguir disminuyendo el IPM es encontrar a las personas que aún tienen insatisfechas algunas variables. “Si bien llevamos una década bajando el IPM, cada vez es más difícil encontrar más personas en esta situación. Por eso estamos buscando puerta a puerta a los 25.000 hogares más vulnerables para que accedan a nuestros servicios”, dijo la secretaria de Integración Social, Cristina Vélez.

Educación

En esta dimensión, la Secretaría de Educación hizo énfasis en la ampliación de la jornada escolar, la reducción de la tasa de deserción y la construcción o mejoramientos de colegios. A la fecha se han terminado 22 colegios (7 en lote nuevo y 15 en lote existente), otros 22 están en obra y 10 más en ejecución de diseños.

Niñez y juventud

En este ámbito, cuyas dimensiones son inasistencia y rezago escolar, barreras a servicios de cuidado de primera infancia y trabajo, el logro ha estado en sacar a 87.000 niños del trabajo y atender de manera integral a 184.000menores más.

Trabajo

Si bien el desempleo de larga duración fue la única variable que aumentó estadísticamente, el Distrito proyecta la generación de 465.000 puestos de trabajo en los próximos seis años en obras de infraestructura que ya avanzan o se van a iniciar.

Salud

La modernización de la infraestructura física y tecnológica ha mejorado la atención a través de 31 Centros de Atención Prioritaria (Caps).

Vivienda

A la fecha se han legalizado 61barrios en Bogotá, 29.291 viviendas de interés social están en construcción y hay 2.000 mejoramientos de vivienda.

Yaír, uno de los soldadores del puente de la calle 63

Yaír Galeano, a sus 36 años de edad, es uno de los soldadores del puente vehicular de la avenida Mutis (calle 63) con avenida Boyacá, una de las obras ya contratadas por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) con las que en la actualidad se generan 35.047 empleos, aunque la apuesta con los proyectos que aún faltan por aprobar y ejecutar es que se llegue a más de 210.000 empleos en total en la ciudad. Su propósito es seguir trabajando como soldador y así ahorrar para adquirir una vivienda nueva–ya que vive en un apartamento arrendado–y seguir brindando a sus dos hijos, de siete y cuatro años, lo que se merecen.
“Estoy feliz porque soldar es lo que aprendí en el Sena y lo que hacía en Barrancabermeja, en el sector petrolero, antes de llegar a Bogotá. Llegué a esta ciudad para buscar nuevas oportunidades y aunque antes trabajé como vigilante, prefiero este trabajo, pues es lo que me gusta hacer”, menciona Yaír, mientras almuerza en las alturas, para seguir con su jornada laboral.

1

Yaír Galeano, soldador.

Foto:
Luego de dos décadas, tuvo las escrituras de su vivienda

Luego de 26 años viviendo en el barrio Sierra Morena, solo hasta el 2017 Lucila Cardona pudo dormir sin el temor de que la despojaran de su casa. En ese entonces, fue una de las 439 personas de la localidad de Ciudad Bolívar que recibió las escrituras de su inmueble, gracias al programa de legalización en sectores marginados de la Caja de Vivienda Popular, que ejecuta las políticas de la Secretaría Distrital de Hábitat.
“Ahora, mi anhelo es remodelarla y arreglar el segundo piso, para vivir con mis nietos e hijos de manera cómoda”, manifestó Lucila, quien llegó a vivir a Bogotá desde Tolima, cuando apenas tenía 17 años de edad. “Esta casa, que era de mi mamá, representa todo para mí, porque cuando llegué a vivir acá solo tenía una alcoba. Con esfuerzo la fui arreglando y sacando adelante sola a mis tres hijos, pues soy madre cabeza de familia”, dice, mientras posa con sus nietos para la foto. Además de la entrega de títulos de propiedad, el Distrito ha legalizado 61 barrios en la ciudad.

Mejor atención en salud, otras de las grandes apuestas

“El cambio en la sala de Urgencias Pediátricas del Hospital de Suba fue de cero a diez”: así lo asegura Yenny Yáñez, quien reside en esta localidad y manifiesta que ha tenido cercanía con este centro de atención en salud, no solo porque su hija Helena nació allí, sino porque, de manera reciente, tuvo que volver al hospital por una gastroenteritis que le dio a su pequeña. Tal cambio se debe a que hasta hace poco el hospital no contaba con una sala de urgencias propia para niños, sino que tanto a los infantes como a los adultos se les atendía en un solo espacio, aspecto que no era el ideal.

“Los adultos pueden llegar por casos de virus e infecciones de tipo bacteriano, a los que los niños estaban expuestos al llegar aquí. Por esto, el hecho de que tengamos un espacio propio es mucho mejor para nuestros pacientes”, explicó Jhully Herrera, una de las pediatras del lugar. La inversión de $ 1.370millones para esta sala es solo una muestra de las apuestas de la Secretaría de Salud para brindar mayor cobertura en la prestación del servicio.

3

  Unidad Urgencias Pediátricas, Suba

Foto:
TRES PREGUNTAS A:

ROBERTOANGULO, cofundador de inclusión consultoría
Roberto Angulo, cofundador de Inclusión Consultoría, responde tres preguntas para entender mejor la reducción del Índice de Pobreza Multidimensional (IMP) en la capital.

¿Qué impacto tiene la reducción de la pobreza multidimensional?

El impacto es que 114.000 personas dejaron de acumular privaciones en salud, educación, vivienda, trabajo y niñez, es decir, poder empezar a tener una senda de inclusión social. Este indicador lo que refleja es qué tan efectivas han sido las políticas públicas en llegar a la población más vulnerable.

¿Podemos decir que Bogotá es modelo de reducción de pobreza multidimensional en el país?

El resultado en este índice habla bien de la ejecución de las políticas públicas en la capital, que puede ser un modelo por seguir para grandes ciudades en el país. Sin embargo, no ocurre lo mismo con municipios pequeños, con menor grado de urbanización y aglomeración económica; las oportunidades que puede conseguir un hogar de Bogotá son muy distintas a las de un hogar en Sincelejo.

Si el desempleo de largo plazo aumentó en Bogotá y el país, ¿por qué el IPM bajó en Bogotá?

el IPM mide aspectos diferentes al ingreso al mercado laboral. Lo que nos dice este índice es que aún en un contexto desfavorable, marcado por una tasa alta de desempleo y la llegada de inmigrantes, la política pública logró sobreponerse.

Movilidad

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.