¿Qué hago con este tipo?

¿Qué hago con este tipo?

La pregunta que sí tiene respuesta.

Violencia psicológica

Las dudas de siempre. 

Foto:

123rf

Por: Mr. Darcy
29 de julio 2019 , 04:11 p.m.

Déjenme contarles la historia de mi amiga ‘A’. Comenzó a salir con un tipo muy celoso. Seis meses después, para sorpresa de todos, se casaron. En parte por ‘amor’, en parte porque mi amiga creía que, luego de la boda, los episodios de celos de su pareja disminuirían al tenerla ‘segura’. No les va a sorprender lo que sigue a continuación…

Los arranques de celos de su esposo se hicieron más y más frecuentes. Él creyendo que tiene ‘el derecho a’, ella pensando que tiene ‘la obligación de’… Dos años después, con infinidad de terapias fallidas y un enorme drama de por medio, la situación siguió siendo la misma, quizá peor. ‘A’, eternamente esperanzada de que su esposo iba a cambiar; yo, con más certitud que nunca, de que la que tenía que cambiar era ella.

En ocasiones parecería visible para todos, menos para las dos personas involucradas, que el romance no tendría un final feliz, pero tras haber vivido de cerca el caso de ‘A’, creo que no es del todo verdad. Siempre hay señales y la intuición hace acto de presencia, al igual que el consejo oportuno de amigos que, como yo, son ignorados.

Mi teoría es que la voluntad de pasar por alto estas señales, obstinados en la idea de que podemos moldear la personalidad de alguien para ajustarla a nuestras necesidades, nace de una falta de amor propio y de una carencia de valentía para salir de la zona de confort.

‘A’ vio las señales y decidió ignorarlas. Hoy, aun con el apoyo de las personas cercanas a ella, continúa con su relación fallida, deteriorando otras alrededor de ella, incluida la nuestra.

Este caso se repite a lo largo y ancho del mundo, en todas las edades y con una inmensidad de variantes, pero el conflicto siempre es el mismo: un estancamiento en ‘lo seguro’ que impide lograr la mejor versión de nuestra vida.

Tratar de cambiar a una persona es como comprar una talla más pequeña de zapatos esperando que algún día ya no te lastimen.

Mi amiga tiene pavor al estigma del divorcio y prefiere aguantar el martirio que salir en busca de algo nuevo, y aquí viene lo más difícil… cree que la solución vendrá de él, cuando mágicamente cambie su personalidad, y todos los esfuerzos de ‘A’ por transformar la actitud de su esposo por fin den frutos. En otras palabras, está esperando un milagro, porque la gente no cambia.

No es que una relación exitosa no requiera compromiso y puntos medios, pero lo que hace a un gran amor merecer el término, ya sea de pareja o de amistad, es que se siente bien y es un apoyo indudable y constante. Esas bases se desarrollan y se solidifican con el tiempo, pero no se fuerzan.

Es imposible cambiar la personalidad de alguien a nuestra conveniencia. No estamos hablando de malas costumbres, como dejar la loza sucia en el lavaplatos, sino de las características base de una persona que son como las raíces profundas de un árbol. Intenta replantarlas y estarás retando a tu suerte.

Si ese hombre parece agresivo, no tiene sentido del humor, es a todas luces egoísta o siempre satisface sus necesidades antes que las de otra gente, incluidas las tuyas, entonces escógete a ti y no a él. Tener el valor de aceptar las señales o dejar tu zona de confort puede ser doloroso, pero es un pequeño mal por un bien mayor.

Aprende de ‘A’ que ha perdido amigos, familiares y una buena parte de su amor propio por empeñarse en dedicar su vida a una causa perdida. Cuando de dar tu tiempo, confianza y energía a una persona se trate, no los inviertas en alguien que drene por necesitar ‘reparaciones’ serias.

Tienes opciones, sin importar en qué etapa de la vida te encuentres, tu edad, los hijos, las finanzas, –inserta aquí tu excusa– y quedarse en una relación insana no es una de ellas.


MR. DARCY

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.