Secciones
Síguenos en:
El drama de familias que buscan a sus seres queridos en Providencia
AUTOPLAY
Desde San Andrés: la isla intenta recuperarse del paso del huracán Iota
Huracán

Archivo Particular

El drama de familias que buscan a sus seres queridos en Providencia

No han podido comunicarse con sus seres queridos desde el domingo y temen que estén heridos.

"Se nos está volando el techo", fue el último mensaje que Marcela Bernal recibió de su hermano Andrés en la madrugada del lunes 16 de noviembre. Sus padres, su hermano, sus primos y tíos viven en la isla de Providencia, donde tocó tierra el huracán Iota.

Marcela vive en España y el lunes en la mañana se encontraba trabajando cuando recibió una llamada de su mamá, lo cual le extrañó porque en Colombia eran las tres de la mañana. Sin embargo, estaba ocupada y no pudo atenderla.

Ahora, Marcela daría todo por regresar el tiempo a ese momento y poder tomar el teléfono.

"Es una Isla de cinco mil personas, entonces todos somos familiares lejanos. En este momento me gustaría saber de mis papás y mi hermano, es mi familia más cercana y no sé nada de ellos desde el domingo", dice Marcela.

De un momento a otro toda la comunicación se cortó

Las torres de comunicación de la isla de Providencia se cayeron y desde la madrugada del lunes la única comunicación que han podido establecer es la que logró el presidente de la República, Iván Duque, con el alcalde de la isla, donde le informó que tenía afectaciones en el 98 por ciento de la infraestructura y una víctima fatal.

(Le recomendamos leer: Providencia: sin hospital, sin agua ni luz y con escasez de comida)

Marcela espera que la víctima fatal no sea ningún miembro de su familia. "De un momento a otro toda la comunicación se cortó. Incluso con San Andrés se cortó y cuando se volvió a restablecer pudimos contactarnos con los habitantes de allí, pero ni ellos han podido hablar con Providencia", dice.

Familia Bernal

Marcela, su hermano y sus padres en Providencia.

Foto:

Cortesía Marcela Bernal.

Los padres de Marcela tienen un hostal en la isla frente a 'Almond Beach' y desde el sábado habían habilitado algunas habitaciones para que los pobladores del lugar se refugiaron en este hostal.

"Mi papá recogió gente del barrio y la albergó en nuestra casa, eso fue lo último que supe"
, cuenta Bernal.

La madre de Marcela es isleña y ella nació en Barrancabermeja, donde creció por el trabajo de su padre, pero cuando se pensionaron retornaron a Providencia y hace dos años montaron el negocio que estuvo cerrado desde el pasado mes de marzo.

No saber nada es muy duro, hay mucha gente que está como yo

"Providencia venía de una situación muy difícil porque la pandemia hizo que estuvieran cerrados desde marzo y venían con la ilusión de que abrieron el 5 de noviembre, incluso se hizo todo lo de bioseguridad, peero ahora con esto de los huracanes, fueron muchas cosas seguidas, es muy duro", relata Marcela.

Ella hace un llamado para que el Gobierno trabaje constantemente en restablecer las comunicaciones y en hacer llegar las ayudas a la isla.

"No saber nada es muy duro, hay mucha gente que está como yo. Lo que hay que hacer es tratar de pensar rápido, que traten de llegar para salvar a la gente a la cultura entera", enfatiza Marcela.

(Le puede interesar: Tragedia en San Andrés: así fueron las peores 24 horas de su historia)

La última vez que se supo de Verónica estaba refugiada en su baño

La última vez que Carolina Flórez habló con su tía fue este domingo a las 11 de la noche. Las lluvias arreciaban contra Providencia y los vientos eran cada vez más fuertes.

"Mi tía me dijo que estaban encerrados en el baño de la casa –cuenta Carolina–. Lo último que me dijo fue que a la casa del lado ya se le había llevado el techo. No sabemos nada más, si están con vida o no, es horrible".

Verónica Peña Taylor, la tía de Carolina, es una más de la lista de personas con las que no se ha podido establecer comunicación tras el paso del huracán Iota por el archipiélago de San Andrés.

Drama en Providencia

Verónica Peña Taylor, su esposo, Randon Robinson, y Valentina Robinson, de 12 años.

Foto:

Cortesía: Carolina Flórez

(Además: Conozca cómo puede donar ayudas para los damnificados de San Andrés)

La isla con mayores afectaciones es Providencia, donde, según el Presidente Iván Duque, hubo daños en el 98 por ciento de la infraestructura y se confirmó la muerte de una persona.

La isla amaneció devastada tras el paso del huracán Iota, cuyo ojo alcanzó a estar a 8 kilómetros de la isla y fue azotada por vientos de hasta 230 kilómetros por hora.

Pero en las primeras horas de la mañana aún no es claro el panorama de lo que realmente sucedió. De hecho, es poco el contacto que se ha tenido con sus habitantes, pero se sabe que el hospital quedo prácticamente destruido y están sin luz, agua, comida y hay una gran cantidad de heridos.

Este municipio, que tiene unos 5.000 habitantes, estuvo unas 15 horas incomunicado con el resto del país y todo fue incertidumbre hasta que el presidente Iván Duque, desde Cartagena, confirmó que habló con el alcalde del municipio, Norberto Gari Hooker, quien le dio los primeros reportes.

"No sabemos nada de ella –lamenta Carolina–. Ella vive con su esposo (Randon Robinson) y mi prima, de 12 años (Valentina Robinson)".

(Lea también: Providencia: sin hospital, sin agua ni luz y con escasez de comida)

La familia de la mujer de 50 años vive en la zona de Boxón, cerca de Maracaibo, ella trabaja para el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y su esposo es vigilante en la Capitanía de Puerto, que se encuentra completamente destruida tras el paso del huracán.

Carolina, por ahora, lidera un espacio de ayudas económicas para Providencia. Es cartagenera pero vive en Bogotá y sus raíces en Providencia se deben a su abuela, quien falleció el año pasado.

"Mi esposo es miembro de la Armada –narra Carolina–. Según me contó en la mañana de este martes, se realizó un sobrevuelo en Providencia pero no se pudo aterrizar porque la pista está destruida".

Esta mujer espera poder tener contacto pronto con su tía, pues tras la última comunicación que pudieron tener quedó muy preocupada por el estado de la vivienda de la pequeña familia.  

Más contenido de Colombia:

-Impactante video: el río abrió la tierra en dos y se tragó a un hombre

-Asesinaron al hermano del humorista 'Jeringa' por robarle el carro

-'Pido a Dios por San Andrés': El conmovedor llanto de basquetbolista

NACIÓN
En Twitter: @ColombiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.