Secciones
Síguenos en:
El incierto futuro del páramo de Santurbán, donde esperan la delimitación
Páramo de Santurbán

El páramo de Santurbán está ubicado en Santander.

Foto:

Jaime Moreno. EL TIEMPO

El incierto futuro del páramo de Santurbán, donde esperan la delimitación

El páramo de Santurbán está ubicado en Santander.

En 2018 debía estar lista, tras orden de la Corte Constitucional al Ministerio de Ambiente.

A dos horas y media de Bucaramanga, en medio del páramo de Santurbán, está Vetas, uno de los municipios más antiguos de Santander.

El 79 por ciento de sus pobladores dependen de una única actividad económica, la minería. Allí hay un dilema entre pobladores y ambientalistas por la protección del agua y seguir ejerciendo la minería.

(Además: 'Es una decisión irrespetuosa': Familia de Martha Sepúlveda).

El 7 de noviembre del 2017 detonó una problemática social que dejó a decenas de personas sin trabajo, luego de que la Corte Constitucional dejó sin efectos la delimitación que fue presentada por el Ministerio de Ambiente en el 2014 –la cual permitía realizar minería en algunas zonas– por considerar que no se tuvo en cuenta a la comunidad para realizarla.

El Comité para la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán fue el accionante de la tutela que tumbó esta delimitación, buscando que se proteja el agua de uno de los ecosistemas más importantes del país.

(Lea también: La trágica muerte de Diego Alejandro en Cartagena tras descarga eléctrica).

Se han realizado protestas exigiendo que se prime la protección del agua.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

“No había control sobre qué minería y dónde se podía hacer. Las grandes mineras estaban explotando en zonas de protección sin la existencia de estudios de aguas subterráneas”, indicó Hernán Morantes, del comité.

Y aunque la Corte le dio al Ministerio de Ambiente un año para presentar la nueva delimitación, la cual debía estar en noviembre del 2018, esto no se hizo. Por este motivo, el Tribunal de Santander le inició un incidente de desacato al ministro Carlos Correa para que presente avances.

Desde el ministerio de Ambiente por donde han pasado tres ministros desde la caída de la delimitación y desde donde han solicitado más de tres prórrogas para presentar la delimitación final indicaron que “vienen avanzando en el desarrollo de estas fases (las 7 previas a la delimitación) de manera conjunta con las comunidades de los municipios de la jurisdicción y de los que se benefician de sus servicios. Estas fases se desarrollan de manera amplia, pública y abierta, garantizando que la comunidad haga parte de este proceso”.

(Le puede interesar: ‘Nadie tuvo piedad’: familia de joven asesinado cuando intentaba atracar).

Pero la delimitación va más allá de concertaciones y mesas técnicas. Hay 30 municipios de Santander y Norte de Santander en el limbo esperando y los gobiernos “se están tirando la pelota”, según Ivone González, presidenta de la veeduría Dignidad Minera, pues siguen sin existir los estudios de agua subterráneas que han pedido los ambientalistas.

Nosotros no compartimos la figura de la delimitación porque la finalidad no es proteger el páramos, sino negociar con la mineras a ver hasta dónde pueden hacer minería

“Llevamos años en un limbo jurídico porque no sabemos qué podemos y qué no podemos hacer, ha sido toda una confusión porque nosotros vamos a hacer algún trámite ante autoridades ambientales y entonces nos dicen que tenemos que esperar la nueva delimitación para autorizarnos”, dijo.

Por un lado están los miles de habitantes que viven exclusivamente de esta actividad y que con la salida de las multinacionales mineras tras la caída de la delimitación, se quedaron sin trabajo. Y por otro lado están los ambientalistas que han dado la pelea para proteger el agua que nace del páramo de Santurbán y con la que se surte a más de dos millones de personas en Bucaramanga y su área metropolitana.

(En otras noticias: Indignación por mujer caminando en ropa interior en plena vía de El Poblado).

“Nosotros no compartimos la figura de la delimitación porque la finalidad no es proteger el páramos, sino negociar con la mineras a ver hasta dónde pueden hacer minería y sí afectan a las comunidades ancestrales que han venido haciendo actividades, cosa que no compartimos. Van a afectar a la gente y va a seguir la megaminería, esto no va a solucionar nada”, indicó Morantes.

“El miedo de nosotros sigue aumentando. Los que estamos asumiendo los costos sociales, económicos y políticos de estas demoras somos los habitantes del páramo porque la viabilidad como municipio de Vetas está en vilo”, dice González, de Dignidad Minera.

Otro de los fenómenos que va en aumento es la minería informal. “La gente quedó desempleada y solo sabe hacer minería entonces tiene que rebuscarse y hacer lo que ellos están haciendo, no es correcto ni lo estamos justificando, pero no se van a morir de hambre esperando que les den soluciones. Ellos durmiendo encima del oro y sabiendo sacarlo”, agregó.

(Le sugerimos leer: Así se robaron 5.000 millones de pesos con una estafa piramidal).

Y otra discusión es que el 70 por ciento del área total de Vetas está considerada como área protegida y si se aumenta con la nueva delimitación podría ser “catastrófico para el municipio”, comentó el alcalde Hernán Bautista.

Llevamos años en un limbo jurídico porque no sabemos qué podemos y qué no podemos hacer, ha sido toda una confusión

“Todo predio que esté dentro de la conservación está exento del pago predial, entonces si la delimitación sigue aumentando casi todos los predios quedarían protegidos y Vetas se convertiría en el primer municipio que no cobraría impuestos y el impacto en las finanzas del municipio sería devastador”, explicó el mandatario local.

Y desde el Comité para la Defensa del Páramo hacen un llamado a las autoridades para que se cree un fondo comunitario que permita la inversión en proyectos productivos para estas comunidades.

(Además: Paso a paso: Así puede obtener descuento del 50 % en pasaje de Metrolínea).

Mientras los habitantes esperan la delimitación, ambientalistas y expertos señalan que no puede definirse sin que haya estudios hidrológicos e hidrogeológicos para determinar dónde está el agua subterránea que podría afectarse.

Pero estos podrían tardar hasta cinco años y “no han comenzado, no nos han escuchado para poder desarrollarlos y requieren de bastantes recursos económicos para la realización pero son vitales para poder conocer dónde se puede hacer minería y de qué tipo”, enfatizó Bautista.

Más noticias de Colombia

- Empleados de Almacenes La 14 protestan por la falta de pagos

- Medellín vibró al ritmo de la música de Ciudad Altavoz 2021

- La cancha de fútbol que disputan en Soledad con presunto documento falso

MARÍA ALEJANDRA RODRÓGUEZ CASTELLANOS
Corresponsal de EL TIEMPO
Bucaramanga

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.