Secciones
Síguenos en:
Las mil neveras que llegaron a mitigar el calor y la desazón de Providencia
Providencia entrega de neveras

Primera Dama y Supergiros entregarán 1.000 neveras en Providencia a los afectados por huracán Iota

Foto:

Prensa Supergiros

Las mil neveras que llegaron a mitigar el calor y la desazón de Providencia

Primera Dama y Supergiros entregarán 1.000 neveras en Providencia a los afectados por huracán Iota

Supergiros se unió al programa para ayudar a reconstruir la infraestructura familiar de la isla.

No ha sido fácil para los habitantes de Providencia recuperar la vida normal y apacible que tenían antes de que el huracán Iota golpeara con intensidad a Centroamérica y el norte del Caribe colombiano durante más de 4 días con vientos superiores a los 250 kilómetros por hora.

(Le puede interesar: Reconstrucción de Providencia avanza en un 49% tras huracán Iota: Contraloría )

Viviendas destruidas, enseres enlodados, vidas detenidas en el tiempo esperando algún tipo de ayuda, sin agua potable ni electricidad. Ese fue el escenario que quedó el 18 de noviembre, cuando el huracán se transformó en una depresión tropical. Los vientos se fueron, pero la destrucción y la desazón quedaron.

Fue, entonces, cuando los esfuerzos se concentraron en la reconstrucción de la isla y en la vida de sus habitantes. Volver edificar casas que respetaran la tradición de los raizales y el ecosistema del lugar fue la prioridad que se ejecutó en los meses siguientes del desastre natural.

(También le puede interesar: Habrá subsidio para prestadores de servicios turísticos en San Andrés )

Poco a poco, la vida de los isleños volvió a la normalidad, pero con un obstáculo difícil de sortear: las casas se edificaron, y los servicios de energía y agua fueron restablecidos, pero la gran incógnita era dónde almacenar y refrigerar los alimentos de cada casa en una temperatura de 40 grados.

La prioridad era conseguir una nevera para la mayoría de los hogares en Providencia y para los pequeños restaurantes que viven del turismo. Simplemente, la dinámica de no poder tener un vaso de agua fría o tener que consumir los alimentos el mismo día de su compra, no hacía sentido.

Entre las varias empresas privadas que colaboraron en la reconstrucción de la isla, a Supergiros, la firma más grande de giros postales del país, se le ocurrió junto a la oficina de la Primera Dama y del Fondo de Energías No Convencionales del Ministerio de Minas (Fenoge) que no faltara este electrodoméstico en Providencia

“Había que esperar que avanzara la reconstrucción de las casas y la entrega de muchas de ellas para empezar a hacer las donaciones que se coordinaron con la alcaldía de la isla y con la gerencia de la reconstrucción en cabeza de Susana Correa”, sostiene Édgar Páez,  presidente de la compañía.

Fabricar en serie mil neveras con características técnicas especiales, bajos consumos de energía, sistemas tropicales para evitar calentamientos y con un congelador independiente del refrigerador era cosa fácil en comparación con el traslado a la isla y la entrega de esos electrodomésticos .

Uno de los “talones de Aquiles” de la reconstrucción de Providencia es el hecho de que en la isla hay muelle pero este no es necesariamente un puerto, mil neveras se debieron llevar en cinco tandas de doscientas unidades para garantizar la seguridad de su arribo y la entrega a cada familia de la isla.

El envío de estos electrodomésticos, su entrega y la puesta en funcionamiento de la solución ha tardado casi seis meses en una labor fabril que culminó con éxito hace dos semanas. Los isleños ya los tienen en sus manos y pueden conservar la pesca, lo que traen para alimentarse desde San Andrés y lo que necesitan para vivir cómodamente con un elemento esencial en sus hogares.

“La vida de muchos habitantes de Providencia se transformó con la llegada de las neveras. Es un elemento clave para mejorar la vida, la que por un milagro no perdimos hace un año cuando la naturaleza nos recordó con Iota su poder durante 24 horas”, dice, emocionada, Deisa Hackins una de los casi 5 mil sobrevivientes del huracán .

La primera dama, María Juliana Ruíz, una de las abanderadas del proyecto con su programa 'Ayudar nos hace bien´, celebra por estos días la entrega que hará de la nevera número mil para cerrar este ciclo que se espera continúe con el apoyo de otras empresas privadas que estén dispuestas a donar los recursos económicos para llevar más electrodomésticos al resto de las casas que están por ser entregadas en el plan de reconstrucción.

( Puede consultar: Duque dice que no prometió reconstrucción de Providencia en 100 días )

Por ahora, la alegría de tener nevera en Providencia es evidente, la calidad de vida de las familias de la isla ciertamente ha mejorado, los productos se conservan adecuadamente, los negocios, en especial los restaurantes caseros que se reproducen por montones para alimentar a los miles de obreros llegados del continente que participan en la reconstrucción, conservan sus materias primas y con ellas la ilusiones de volver a tener pronto y en mejor estado el paraíso que alguna vez fue esta “Divina” Providencia que se recupera lentamente después del devastador paso del huracán Iota el 13 de noviembre del año pasado.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.