Secciones
Síguenos en:
Con fiestas en barco reactivan la rumba en Cartagena
Bequía Eagle ofrece fiestas en Cartagena

Bequía Eagle

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

Con fiestas en barco reactivan la rumba en Cartagena

Video: Yates, veleros y catamaranes ofrecen paseos románticos y festivos en altamar, incluyen licor.

Todas las tardes en el Muelle de los Pegasos, del Centro Histórico de Cartagena, atraca Bequia Eagle.

Es un catamarán de dos pisos con capacidad para 80 personas que promete a los turistas, que caminan frente a las murallas, un periplo de rumba por la bahía, bajo la noche cartagenera.

Un bálsamo para el viajero después de un año de encierro por cuenta de la pandemia y para un puñado de trabajadores locales, que lentamente reactivan sus economías.

(Además: Así se robaron un lote de vacunas contra el covid- 19 en Sucre)

Como si el exclusivo paseo fuera una venta ambulante, los rebuscadores del Centro Histórico recorren las calles para invitar a los turistas a la “tradicional fiesta en barco por la bahía de Cartagena”.

Las fiestas y paseos en yate o barco por la bahía, han reactivado lentamente un sector que estaba totalmente muerto en medio de la pandemia: el sector náutico

El muelle de Los Pegasos acoge todas las noches a tripulaciones de yates, veleros y catamaranes que ofrecen paseos románticos y fiestas en altamar por precios que van desde los 60 mil pesos por personas (en el caso de Bequía Eagle) hasta 200 mil pesos en yates exclusivos.

Un recorrido en estos barcos por la Bahía de Cartagena puede durar entre dos y tres horas, durante las cuales el viajero puede tener una tarde romántica y observar el atardecer Caribe o vivir una rumba nocturna. 

(Le puede interesar: El servicio del MÍO Cable vuelve a tomar 'vuelo' desde este viernes)

Muchas de estas embarcaciones ofrecen barra libre con licores nacionales durante una hora, e incluso una cena romántica por un valor de 140 mil pesos por persona, con copa de champaña o vino incluida.

En otros planes más exclusivos y privados invitan Dj para que animen las noches de sus comensales bajo la brisa fresca del mar Caribe.

Según el capitán de Navío Darío Eduardo Sanabria, capitán de puerto de Cartagena, con restricciones, estas embarcaciones y sus ofertas operan en la legalidad.

“Nosotros nos regimos por las normas que dicta el alcalde. Por ejemplo, los toques de queda de lunes a viernes inician a las 10 de la noche y culminan a las cinco de la mañana del día siguiente. Por lo tanto, las embarcaciones deben atracar por tardar media hora antes para que los pasajeros tengan tiempo de regresar a sus casas u hoteles”, señala Sanabria.

(Le puede interesar: Recicladores de Barranquilla estrenan la moneda virtual ‘ecoins’)

El primero en cerrar puertas en Cartagena con la llegada de la pandemia, en marzo del 2020, fue el sector náutico. Y pese a que hoy van llegando los turistas la situación sigue siendo muy difícil

Para el caso de los días sábado y domingo, el toque de queda es más drástico y va de 2:00 p. m. a 5:00 a. m. del día siguiente. Por lo tanto, los paseos solo se pueden realizar hasta la una de la tarde.

Sábados y domingo no están permitidos los paseos nocturnos.

Debido a la pandemia, las embarcaciones solo pueden ocupar el 80 por ciento de aforo.

La bioseguridad, como lavado de manos, distanciamiento social y tapabocas, es obligación.

(Lo invitamos a leer: Las propuestas del empresario Mario Hernández para salir de la crisis)

La reactivación económica del sector náutico 

“El primero en cerrar puertas en Cartagena con la llegada de la pandemia, en marzo del 2020, fue el sector náutico. Recordemos que la pandemia llegó a Cartagena en un crucero. Y pese a que hoy van llegando los turistas la situación sigue siendo muy difícil”, dice Liliana Cerro, gerente ejecutiva de Asonáutica, el gremio que agrupa al sector naviero de la costa, y que tiene sedes en Cartagena y Santa Marta.

Para ella, este sector está en capacidad de ofrecer más opciones, además de fiestas, a los turistas en la pospandemia.

“En Cartagena es posible hacer un maravilloso tour de pesca o visitar lugares maravillosos que no son tan populares en los catálogos de turismo de la ciudad. Hay mucho por hacer en el mar”, agrega Cerro.

(Vale la pena leer: El programa que dio esperanza a personas en condición de discapacidad)

Cholón y Playa Blanca, los destinos más populares y masivos de Cartagena, permanecen con restricciones y dependiendo de los horarios de toque de queda en Cartagena.

El aforo permitido, y con reserva, para Playa Blanca, tanto por mar como por tierra, es de 1.500 personas.

En Cholón, según la Capitanía de Puerto, están permitidas máximo 60 embarcaciones en la bahía. Por ahora, la señalización sigue siendo provisional.

Las únicas embarcaciones que tienen permiso de pernoctar fuera de Cartagena son aquellas cuyas tripulaciones y pasajeros van a estar en un hotel de las islas, con reserva previa. 

John Montaño
Corresponsal de EL TIEMPO
Cartagena

En Twitter: @PilotodeCometas

Lo invitamos a leer más noticias en Colombia 

La historia del paisa que trotó 500 kilómetros para hablar con Duque

Pereira se despidió de Lucas Villa en medio de un conmovedor homenaje

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.