Con puente bloqueado, venezolanos vuelven a trochas y cruzan frontera

Con puente bloqueado, venezolanos vuelven a trochas y cruzan frontera

Migrantes con maletas y mercados se arremolinan por las trochas para cruzar el eje limítrofe.

Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela

La Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela restringe el paso por el puente internacional Simón Bolívar.

Foto:

Gustavo Castillo / EL TIEMPO

Por: Cúcuta
03 de abril 2019 , 11:53 a.m.

La merma en el caudal del río Táchira, límite natural entre Colombia y Venezuela, restableció este miércoles el bloqueo fronterizo del gobierno de Nicolás Maduro por los puentes internacionales de Norte de Santander, que solo permite el tránsito peatonal de niños, enfermos y adultos de la tercera edad.

Un fuerte contingente de la Guardia Nacional Bolivariana fue desplegado en el puente internacional Simón Bolívar, ubicado entre el Estado Táchira y el área metropolitana de Cúcuta, y restringe el tránsito de migrantes con maletas y mercancías, quienes se han visto obligados a pasar por los pasos irregulares, más conocidos como trochas.

Estos caminos destapados, que se enmarañan a lo largo de este territorio binacional, estuvieron inundados el martes, lo que obligó a que una avalancha humana reventara el cerco militar venezolano, tumbara las vallas y se trepara por los contenedores, que fueron colocados en medio del puente para obstaculizar el paso.

Aníbal Ramírez es un venezolano que trabajó por siete meses en una mina de carbón en el municipio de Sáchica (Boyacá), y tenía pensado cruzar los 315 metros de longitud de esta infraestructura, para retornar a su país.

Con cuatro maletas al hombro, este extranjero, oriundo del Estado de Barinas, se acercó hasta el filtro migratorio y fue devuelto por los guardias venezolanos, porque no cumplía con las condiciones permitidas en el corredor humanitario, que fue impuesto desde el pasado 11 de marzo por el vecino país.

“No me dejaron ingresar por las maletas que llevaba, y porque no era niño, ni adulto mayor, ni estaba en estado de embarazo. Son unos miserables. Por ser venezolano tengo derecho a regresar a mi país. Allá está toda mi familia, esperándome. Esto es un drama muy duro”, explicó este minero.

Mientras él se encaminaba a buscar la trocha, a su lado iba Ana María López, una venezolana a la que tampoco dejaron ingresar por no cumplir estas excepciones.

A ambos les ofrecieron una tarifa de 10.000 pesos para atravesar la trocha y cargar su equipaje, hasta la población fronteriza de San Antonio.

Entretanto, las autoridades colombianas mantienen los operativos de control y vigilancia por este puente binacional, con un cerco de la Policía Nacional en el lugar donde termina el sector de la Parada, en Villa del Rosario (Norte de Santander).

Este despliegue está reforzado por funcionarios de la Defensoría del Pueblo y hombres de la Defensa Civil, que durante el represamiento de migrantes atendió cerca de 25 casos de asfixia y desmayos.

CÚCUTA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.