Secciones
Síguenos en:
Velatón en Cartagena por crimen de joven a manos de la policía
Harold David Morales estaba cumpliendo su sueño: ser futbolista profesional.

Harold David Morales estaba cumpliendo su sueño: ser futbolista profesional.

Foto:

archivo particular

Velatón en Cartagena por crimen de joven a manos de la policía

A Harold David Morales Payares, según denuncias, un policía le disparó el pasado 24 de agosto.

La estación de gasolina ubicada frente al Castillo de San Felipe y el barrio San Francisco de Cartagena son el escenario hoy de manifestaciones pacíficas para exigir justicia por la muerte de Harold David Morales Payares, un joven de 17 años asesinado por agentes de la policía.

     La muerte de Morales Payares, a manos de uniformados, se produjo el pasado 24 de agosto, a las 4:30 de la tarde, en el barrio San Francisco, en los extramuros de la Ciudad Heroica.

El joven recibió un disparo por la espalda cuando se encontraba trabajando en un lavadero para carros.

“Este es el dolor más grande que una persona puede vivir. La muerte de mi hijo es la mayor injusticia que he vivido. Un joven bueno, con unos sueños inmensos. ¿La policía me lo mata de una forma tan inhumana e injusta?”, señala Lizet Payares, la madre del joven.

Ella alcanzó a escuchar el disparo que acabó con la vida de Harold David.

(Además, lo invitamos a leer: Siete muertos, 140 heridos, saldo de violenta noche de protestas)

Historia de una promesa del fútbol

Harold David estaba cumpliendo su sueño: ser futbolista profesional.

El joven estaba viviendo en la ciudad de Cali, donde entrenaba a fondo previo a las pruebas que iba presentar en Brasil, país al que viajaría en los próximos meses para hacer carrera en un equipo grande
, que ya lo tenía en la mira.

Pero llegó el coronavirus al país y se cerraron las fronteras y fueron suspendidas todas las actividades deportivas.

De tal manera que el joven regresó a su hogar, en la calle Oriente del barrio San Francisco, al lado de sus padres.

“Regresó lleno de vida, pero un policía se la quitó. Él solo pensaba en su viaje a Brasil, estaba muy optimista y para él la pandemia era algo pasajero: estaba seguro de su carrera como futbolista exitoso”, le dijo Lizet Payares a este diario.

Pese a su optimismo, Harold David se encontró con que su hogar, al igual que millones de familias en el país, pasaba por una crisis económica causa de la pandemia.

“Todos nos quedamos sin trabajo, el papá es operador turístico y yo trabajo como masajista en Bocagrande, pero todo se cerró, así que Harold me pidió permiso para trabajar en un lavadero de carros, que es vecino de nuestra casa”, recuerda Payares.Hacía una semana que el joven había comenzado a trabajar en el lavadero de carros cuando la muerte llegó vestida como agente del Estado.

(También lo invitamos a leer:  ‘Destruir a Bogotá no va a arreglar a la Policía’: Claudia López)

La muerte de Morales Payares, a manos de uniformados, se produjo el pasado 24 de agosto a las 4:30 de la tarde en el barrio San Francisco.

La muerte de Morales Payares, a manos de uniformados, se produjo el pasado 24 de agosto a las 4:30 de la tarde en el barrio San Francisco.

Foto:

archivo particular

“Ese día él pasó como a las 11 de la mañana y me trajo 2.000 pesos y me dijo que quería espaguetis. Yo le preparé sus pastas y él vino como a la una de la tarde, almorzó y regresó a trabajar. Fue la última vez que lo vi”, recuerda la madre.

Esa tarde, en el lavadero de carros, a Harold lo acompañó su hermano menor, de 14 años.

“Lo que cuenta el hermano es que llegaron dos policías en una moto y estaban hablando con mi hijo. De repente, uno de los policías le pegó en la cara y el muchacho salió corriendo”, relata la mujer.

Fue un vecino quien alertó a Lizet de que a su hijo le estaba pegando la Policía.
“Cuando me alertaron corrí en busca de mi hijo. La policía lo había perseguido hasta una enramada que está cerca de la casa. Pedí un celular para llamar a un hermano mío para que me acompañara, cuando escuché el balazo”, añade.

Vinieron minutos de confusión.

“Yo veía a los policías en un alto que hay, pero no veía a mi hijo. Los vecinos, solidarios, me acompañaron a subir, pero en esas se metió una carro de la policía y una moto y no me dejaban pasar”, relata.

La madre observó cuando dos agentes bajaban con el cuerpo del joven. Desesperada gritó que le permitieran abrazarlo, tocarlo, pero también recibió agresiones de los policías, que finalmente se llevaron el cuerpo del joven.

“Corrimos al CAI, pero los agentes de guardia me decían que no sabían nada. Alguien nos dijo que se lo habían llevado pare el hospital Universitario. Finalmente llegamos al centro de salud de Canapote, donde nos dieron la noticia de que mi hijo estaba muerto”.

Lo que vino fue una batalla campal por las calles del barrio San Francisco entre la Policía y la comunidad enfurecida, que sabía que el joven al que le habían disparado era un hombre de bien.

La policía dijo en su momento que el joven era un pandillero que se había enfrentado a las autoridades. 

Harold David Morales Payares recibió un impacto de bala en la espalda. La bala nunca salió de su cuerpo, y la muerte fue inmediata.

Hay cientos de denuncias por abuso de autoridad

Al contrario del crimen del abogado Javier Ordóñez en Bogotá, en el barrio San Francisco nadie filmó… no hubo videos de la brutalidad con que operaron los agentes del Estado.

Durante la pandemia, dos jóvenes, menores de edad, fueron asesinados por la policía en hechos de abuso de autoridad que son investigados.

Y hay cientos de denuncias de golpizas y brutalidad, que incluyen mujeres y ancianos, durante la cuarentena.

El otro crimen es el de Rony Contreras Carmona,. en el corregimiento de La Boquilla. A este joven de 17 años, uniformados le dispararon de frente en un operativo en medio de la cuarentena.

Esta tarde se llevarán a cabo dos velatones pacíficas en Cartagena para recordar al buen Harold David, un niño soñador, de bien, promesa del fútbol, trabajador y enamorado de la vida y de su familia, a quien lo mató la intolerancia de un grupo de policías.

Más noticias en Colombia

Polémica entre Petro y uribistas por violencia en protestas

Hombre que agredió a médica en Barranquilla ofrece disculpas

JOHN MONTAÑO
Redactor de EL TIEMPO
CARTAGENA
En Twitter: @PilotodeCometas

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.