Secciones
Síguenos en:
Falleció el médico Esteban Cuello en Valledupar
Esteban Cuello Valledupar

El médico Esteban Cuello.

Foto:

Álbum familiar

Falleció el médico Esteban Cuello en Valledupar

Hizo parte de la camada de amigos de Rafael Escalona.

Después de luchar un largo periodo con enfermedades propias de la edad, falleció en Valledupar Esteban Cuello Gutiérrez, hombre ilustre de la región, quien hizo parte de la camada de amigos del maestro Rafael Escalona.

(Lea también: Martín Elías: ¿en qué va el caso cuatro años después de su muerte?)

Una amistad que floreció cuando Cuello Gutiérrez estudiaba bachillerato con el compositor patillalero en el Liceo Celedón, de Santa Marta.

Fue la época en que Escalona compuso la canción ‘El hambre del Liceo’, en la que algunos cronistas lo encajan como uno de los tantos personajes que inspiraron su trabajo musical durante su estancia en esa ciudad, ya que los unía una estrecha relación fraternal.

“Cuando algún amigo me dice que va para el Valle / yo escribo en mi casa y más pongo en el papel / que me manden qué comer que a mí me está matando el hambre”.

“Eran una ‘gallada’, un grupo de estudiantes que coincidieron con el maestro tanto en el colegio Loperena como en el Liceo. Entre ellos también estaban: Alberto Fernández Mindiola y Esteban Cuello, con quienes compartían en familia. Escalona no desaprovechaba la ocasión para mandar una carta o recado con ellos”, explicó Rafael Oñate, escritor y periodista de la región.

Para Escalona, la amistad y sus amores eran esenciales en su vida. Valoraba la amistad por encima de cualquier cosa

Letras que nacieron de la sensibilidad creativa del compositor de música vallenata, como homenaje eterno a la legión de amigos que solía acompañarlo por doquier.

“Esa canción nace a raíz de las precariedades alimenticias que estaba padeciendo el maestro en esa época, como bien lo relaciona en el canto”, comentó Clemente 'Pachín' Escalona, uno de los hijos del compositor.

“Para Escalona, la amistad y sus amores eran esenciales en su vida. Valoraba la amistad por encima de cualquier cosa, era muy afectuoso con ellos, una de las formas de reconocerlo era a través de sus letras”, añadió su hijo.

Cuello Gutiérrez era de oriundo de La Junta (La Guajira), llegó a Valledupar en 1955, donde se estableció tras estudiar medicina en la Universidad Javeriana, de Bogotá.

(Le puede interesar: Amor y lealtad: cantó en semáforo, nadie lo ayudó y su perro lo animó)

Quienes lo conocieron lo describen como una persona servicial, desprendido de lo material. Su espíritu altruista lo llevó a desempeñarse durante 15 años en el Hospital Rosario Pumarejo de López, de Valledupar, donde prestó servicios de manera gratuita.

“Era la época que todo se hacía con las manos, los medicamentos se preparaban en las droguerías o farmacias y los aparatos de rayos X, donde además, los instrumentos quirúrgicos eran escasos y precarios”, detalla José Jaime Daza Hinojosa, uno de los cronistas más cercanos al galeno.

Por su trayectoria profesional, fue galardonado por la gobernación del Cesar con la medalla al mérito 'Cacique Upar' en categoría oro en diciembre de 1988.

De manera empírica aportó su experiencia y conocimientos en algunas áreas de la medicina. Por ello, la Asociación de Terapeutas Respiratorios del Cesar y La Guajira lo declararon como el padre de la neumología en 1993.

“Un excelente ser humano, muy amable, dispuesto a colaborar con la recuperación de la salud de la gente a quienes atendió de manera desinteresada. Fue el iniciador de la neumología en el Cesar, por ello contribuyó con la atención de las enfermedades pulmonares”, recordó Hernán Aponte, neumólogo de Valledupar.

Se destacó además en el servicio del voluntariado, donde llegó a ser miembro fundador de las Sociedad Médico-Quirúrgica del Cesar, al igual que de las ligas antituberculosa, de lucha contra la epilepsia de esta sección del caribe colombiano, entre otros cargos relevantes.

Estaba casado con Sonia Campo Soto, de cuya unión nacieron cuatro hijos: Óscar, Esteban, Diana y Mónica.

La comunidad vallenata lamentó el deceso del médico, cuyas honras fúnebres se llevan a cabo este miércoles en la funeraria La Esperanza, de Valledupar.

Ludys Ovalle Jácome
Especial para El Tiempo
Valledupar

Más contenidos Colombia:

Así es la vida de Daniella Álvarez un año después de perder su pierna

Medellín está en alerta por siete niños en estado grave por covid-19

Así sobrevivió un policía a atentado con cilindro bomba en Arauca

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.