Cerrar
Cerrar
Las razones del rechazo hacia la vacuna contra el covid-19 en Colombia
AUTOPLAY
Cinco razones por las cuales la gente no se está vacunando en ColombiaCinco razones por las cuales la gente no se está vacunando en Colombia
Vacunación covid-19 en Bogotá.

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

Las razones del rechazo hacia la vacuna contra el covid-19 en Colombia

Expertos explican razones para que un sector de la población no vea con buenos ojos el biológico.

Aunque el Gobierno Nacional adelanta su plan de vacunación nacional, en varias ciudades del país se ve poca afluencia en los puntos destinados para este fin.
No es poco el sector de la población reacio a recibir el biológico, y expertos señalan que no parece que vaya a haber un cambio de opinión.

Creo que hay una ‘infodemia’, una cantidad de información que les atribuye cosas a las vacunas como efectos secundarios y problemas a largo plazo

La más reciente encuesta Pulso Social del Dane reveló que un 17,4 por ciento de los habitantes de las 23 principales ciudades de Colombia no están interesados en aplicarse la vacuna contra el covid-19.

El sondeo precisa que entre los argumentos están que la vacuna es insegura (66,2 %), y que la vacuna no es lo suficientemente efectiva y hay efectos adversos (17,6); otras razones fueron que no creen en ningún tipo de vacuna en general (1,8), que no considera al covid-19 como un peligro para su vida (1,4) y que la vacuna “es utilizada para manipular a las personas” (1 %).

Cabe resaltar que el porcentaje de personas que sí quieren recibir el biológico aumentó en comparación con la encuesta realizada en diciembre de 2020, cuando un 55,8 por ciento dijo que sí, mientras que ahora fue un 62,5 a favor de aplicarse la vacuna.

(Le puede interesar: Pastores del Caribe han influido en rechazo a la vacuna del covid-19).

Algunos municipios colombianos comenzarán a vacunar a los niños para su asistencia al colegio.

Foto:

Cortesía

Según Gerson Bermont, director de promoción y prevención del Ministerio de Salud, todavía falta ubicar a más de 4,5 millones de personas mayores de 50 años a las que no han podido convencer para que se vacunen.

Jaime Ordóñez, epidemiólogo y profesor universitario, señala que la cantidad de personas que aún no aceptan la vacuna representan un gran riesgo para el país. Además, el doctor señala que el problema de fondo de este rechazo es la apropiación de la tecnología.

La vacuna contra el covid-19 es un adelanto tecnológico desarrollado por la ciencia para enfrentar un problema en concreto. Por lo tanto, al ser algo nuevo tiene una evidente resistencia entre las comunidades.

Según explica Ordóñez, cuando un adelanto tecnológico como la vacuna del covid-19 llega a la sociedad es necesario no solo conseguirlo, sino que la gente se apropie de este.

Tomemos el ejemplo de los smartphones. Muchos tenemos un familiar mayor que cuando llegaron los teléfonos inteligentes no los quería y luego de conocerlos quedan encantados con esta tecnología, las tecnologías tienen un tiempo de adaptación diferente”, indica el epidemiólogo.

El experto también agrega que muchas personas centran su rechazo hacia la vacuna basándose en información sobre la eficacia de los biológicos disponibles.

Cuando la gente lee en los medios que la vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 95 por ciento y la de Sinovac, un 82 por ciento, es lógico que ellos quieran aplicarse la más efectiva”, sostiene.

(Lea también: Reportan que aeronave se encuentra desaparecida en Vaupés).

Mientras tanto, el infectólogo Carlos Álvarez, vicepresidente científico de la clínica Colsanitas, señala que la desinformación también ha jugado un papel importante en el rechazo hacia la vacuna.

Creo que hay una ‘infodemia’, una cantidad de información que les atribuye cosas a las vacunas como efectos secundarios y problemas a largo plazo. Esta desinformación, que ahora con redes sociales es más fácil transmitirla, es la que ha ayudado a que muchas personas caigan y no se quieran vacunar”, explica Álvarez.

Si no se logra la inmunidad de rebaño, se pone en juego el panorama de la 'nueva normalidad' en Colombia.

Foto:

Ishara S. Kodikara

El infectólogo sostiene también que existe un miedo natural de las personas sanas a no sentir la necesidad de vacunarse, ya que poca información tienen de la importancia de proteger su vida.

Muchas personas no tienen como prioritario su salud o vacunarse, no tienen el concepto de la importancia de las vacunas como protección de la vida, más que miedo o no creer es que no tienen el conocimiento de lo importante y creen que es solo para los niños”, remata Álvarez.

La raíz de las excusas

Ordóñez explica que los argumentos que dan los que rechazan la vacuna parten todos de la misma base: quienes dicen que no están seguros de la eficacia de la vacuna o los que señalan que tiene cierto nivel de riesgo y no les da confianza.

Esto evidencia esa barrera de apropiación de la tecnología, pues es evidente que todos los avances tecnológicos tienen riesgos, pero los que sí la aceptan evalúan esos riesgos y por eso deciden recibirla.

De otro lado están quienes dan la excusa de la religión. En este caso también se evidencia la barrera de la adaptación, pues en los países más desarrollados y con altos niveles de apropiación de la tecnología, la religión no riñe con la ciencia.

Tenemos como ejemplos a Japón o Corea del Sur con el budismo, y a Israel con el judaísmo. Estos países son muy religiosos, pero también están muy avanzados tecnológicamente”, señala.

(Además: Qué susto: arroyo arrastró un camión en Barranquilla).

Muchas personas no tienen como prioritario su salud o vacunarse, no tienen el concepto de la importancia de las vacunas como protección de la vida

Entonces, continúa el doctor, en Colombia pasa igual y no va por el lado de ser o no religioso, sino por la tecnología, porque muchas personas de muchas religiones se han vacunado y creen en la ciencia. Incluso cuando los líderes religiosos tratan de influir en el rechazo.

El único inconveniente que ve Ordóñez en la labor que debe realizar el Gobierno para que acepten la vacuna es el segmento de antivacunas y quienes no consideren como un peligro al covid-19.

Estos dos grupos poblacionales ya tienen unas ideas establecidas en su mente. Los antivacunas se dejan llevar por conspiraciones. Pero con los que no ven el virus como una amenaza, muchos de ellos jóvenes, se puede intentar explicar el riesgo, pero será algo que tomará un tiempo”, concluye. 

DUVÁN ÁLVAREZ D.
Redactor de NACIÓN
EL TIEMPO

Más noticias de Colombia:

La impactante caída al vacío de mujer en una fiesta en Barranquilla
Hasta $ 50 millones por responsables de desplazamientos en Ituango
Masacre en el Cauca: asesinan a mujer y dos menores

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.