Secciones
Síguenos en:
Cristo tallado en viejo árbol despierta devoción en Valledupar
Cristo tallado en árbol en Valledupar

Jesús agonizante, con los ojos entrecerrados, la boca semiabierta, tallado sobre un árbol de almendro seco, ubicado en el ‘Parque de las Madres’, pleno centro de la ciudad.

Foto:

Ludys Ovalle Jácome/ Especial para EL TIEMPO

Cristo tallado en viejo árbol despierta devoción en Valledupar

La obra, esculpida en un almendro seco por Pedro Antonio Ortega, recibe penitentes. 

La escultura de un Cristo Redentor, a escala natural, causa fervor en Valledupar.

Se trata de un Jesús agonizante, con los ojos entrecerrados, la boca semiabierta, tallado sobre un árbol de almendro seco, ubicado en el ‘Parque de las Madres’, pleno centro de la ciudad.

Convirtió este árbol en una magnífica escultura. Para mí representa a un ser humano olvidado por la sociedad, amarrado, maniatado, situado a la vista de todos para que lo observen con expectación”, comentó un artista plástico de la región.

(Además, le puede interesar: ¿Quién es Alex Cruz, fotógrafo denunciado por abuso sexual?)

Es una obra artesanal de aproximadamente tres metros de altura, esculpida por Pedro Antonio Ortega, un artista innato de 47 años de edad, de aspecto delgado que esculpe espontáneamente todo lo que observa, seducido por su inspiración creativa.

“¡Él es de su Ley!, su espíritu libre y descomplicado lo hacen ver como un indigente, pero no es así. Pinta donde quiere y como quiere”, comenta un amigo cercano al artista.

La imponente figura religiosa fue tallada hace pocos días y se emplearon en este proceso varias herramientas: formones, cinceles, martillo, escofinas, serruchos, buriles, cuchillos afilados, hachas y limas, con las que poco a poco el artista fue dando forma a su imaginación.

(Le puede interesar: La impactante conclusión que dio perito por accidente de Martín Elías)

Cristo tallado en árbol en Valledupar

La imagen es venerada, la adornan flores, y la gente posa frente al árbol y se toman fotografías.

Foto:

Ludys Ovalle Jácome/ Especial para EL TIEMPO

“Mi maestría es la calle, mis principios son independientes, reflejo los dones que Dios me ha dado de una manera sencilla. No quiero que me den dinero por este trabajo, mi propósito es entregarle cuentas a Dios por todo lo que he aprendido”, explicó convencido el artista.

Ortega pertenece a una dinastía de carpinteros forjados en el barrio Obrero de la capital del Cesar, se sumergió en este arte a temprana edad, su talento natural lo llevó a trabajar a la Escuela de Bellas Artes de Valledupar.

(Le puede interesar: Colombiana ganó el premio internacional 'Mujeres de coraje 2021')

El rostro de Cristo se ve muy real, he estado orándole, pidiéndole por mi familia, por mi ciudad, para que se vaya esta pandemia que nos está acabando a todos

“Desde niño le gustaba jugar con la madera. Cogía un palo y el cuchillo y se ponía a realizar figuritas. Cuando creció se dedicó a la madera, a pesar de sus escasos estudios, llegó a dar clase a muchos estudiantes de arte”, recalcó Edwin Durán, tío del artista, quien demandó ayuda de las autoridades para sacarlo adelante de la situación en la que se encuentra actualmente.

Él vivía con nosotros, pero el vicio de las drogas lo tiene deambulando por las calles, eso no lo deja avanzar profesionalmente. Ojalá nos ayuden a sacarlo adelante”, sostuvo Durán.

(Además, lo invitamos a leer: Llevaba $ 1.000 millones en 2 maletas y lo capturaron en el aeropuerto)

La idea es que la obra quede en este parque el cual será intervenido. Muchos nos están exigiendo un empleo, apoyo económico para Ortega, pero ahora, lo que requiere es rehabilitación social

Punto de peregrinación

Las obras del escultor tienen gran aceptación entre la comunidad vallenata y se ha expandido en muchos sectores de la ciudad, artistas del folclor vallenato, como Diomedes Díaz han sido esculpidos también por sus manos.

Este es el cuarto Cristo que talla. Muchas de sus obras las vende en las calles. Iván Villazón conoce su talento, ya que también ha plasmado a muchos de estos cantantes con su arte”, aseguró.
Desde que la imagen del Cristo fue expuesta públicamente, el lugar se ha convertido en punto de peregrinación.

Algunos transeúntes se acercan con curiosidad ante la imagen que desde ya es venerada, la adornan flores, posan frente al árbol y se toman fotografías.

“El rostro de Cristo se ve muy real, he estado orándole, pidiéndole por mi familia, por mi ciudad, para que se vaya esta pandemia que nos está acabando a todos”, afirma Nelly Casadiego, habitante de Valledupar.

“Es la cara de un santo, una imagen de devoción que vale la pena valorarla”, recalca Juan Máximo Sierra, un turista que llegó desde La Guajira atraído por la imagen que se viralizó en las redes sociales.

(Lo invitamos a leer: Así reaccionan en Barranquilla a cancelación de fechas de Eliminatoria)

Este es el cuarto Cristo que talla. Muchas de sus obras las vende en las calles. Iván Villazón conoce su talento, ya que también ha plasmado a muchos de estos cantantes con su arte

Reclaman apoyo institucional

Algunos miembros del sector de artes plásticas y visuales de Valledupar, definen la escultura como una protesta silenciosa y la han denominado como el ‘calvario de Pedro Ortega’, un S.O.S, que lanza el artista, ya que, según ellos, existe un descontento generalizado por la falta de apoyo gubernamental al sector de la cultura.

“Como lo conocemos sabemos que está haciendo una proclama muda por medio del Cristo, una forma creativa de expresarle la inconformidad que tenemos con los dirigentes políticos para que apoyen nuestro talento”, dijo un artista creativo que prefirió omitir su nombre.

Desde la oficina de cultura municipal se adelantan acciones para preservar la obra de Ortega, se realizarán estudios técnicos para embellecerla y evitar su deterioro.

“Al sector cultural le entregamos 1.300 millones de pesos el año pasado. La idea es que la obra quede en este parque el cual será intervenido. Muchos nos están exigiendo un empleo, apoyo económico para Ortega, pero ahora, lo que requiere es un proceso de rehabilitación social, por ello, una funcionaria de la salud se ha encargada de ello”, dijo Carlos Liñán, jefe de la oficina de cultura.

Ludys Ovalle Jácome
Especial para EL TIEMPO
Valledupar 

Lo invitamos a leer más noticias en Colombia 

La insólita propuesta de Rodolfo Hernández para pagar millonaria multa

A juicio enfermeros que habrían abusado sexualmente de paciente

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.