La travesía de 10 niños que cruzan un río con caimanes para ir a clase

La travesía de 10 niños que cruzan un río con caimanes para ir a clase

Los menores del municipio de Sardinata (Norte de Santander) usan balsas para llegar a su escuela.

AUTOPLAY
La travesía de 10 niños que cruzan un río con caimanes para ir a clase
Niños cruzan río en el Catatumbo

Suministrada

Por: Gustavo A. Castillo Arenas
01 de junio 2019 , 11:55 a.m.

Tres enclenques palos de madera forman la improvisada balsa en la cual 10 niños de la zona rural del municipio de Sardinata (Norte de Santander) se aferran diariamente para navegar por el río Nuevo Presidente y asistir todos los días a clase.

Durante 20 minutos de trayecto los pequeños, entre 5 y 13 años, deben enfrentar peligros impensables: el arrastre de un bravo caudal; los obstáculos imprevistos del afluente e, incluso, hambrientos caimanes, que se pasean por estas aguas, en silencio y al acecho.

El río prácticamente define el día cuando ellos podían venir al colegio

Sin embargo, desde el 2016, los alumnos de la sede educativa San José, de la institución San Luis Beltrán, aprendieron a enfrentar estos riesgos, exhibiendo su osadía sobre esta serie de impedimentos.

Ese año, el docente Duvian Rolón Gómez empezó a trabajar en esta escuela, que se eleva sobre un islote de Campo Lajas, un caserío formado por 40 humildes viviendas, a tres horas en moto de la cabecera urbana de esta localidad nortesantandereana.

Desde su llegada, él notó que algo estaba roto en esta comunidad. El puente ‘La Hamaca’, que acerca una orilla del río con el salón de clases, permanece corroído por el abandono. Las tablas están caídas, y la soga, que soporta los 25 metros de largo, está reventada.

Puente La Hamaca

El puente, que mide 25 metros de largo, se eleva sobre una altura de 20 metros. Desde hace tres años, sus tablas y sus cuerdas se encuentran deteriorados.

Foto:

Suministrada

Debido al estado de deterioro de esta infraestructura, construida a 20 metros de alto, un grupo de 10 de sus estudiantes se encuentra complemente incomunicado, imposibilitando su asistencia a clase.

“El río prácticamente define el día cuando ellos podían venir al colegio. Me tocó buscar otros métodos, como aprovechar toda la jornada cuando los niños lograban atravesar. Yo bregaba también para armar la canoa para que no se les metiera el agua, pero hasta que el tema se volvió muy peligroso por la aparición de los caimanes”, relata el docente.

Este profesional, preocupado porque los alumnos llegaban con sus uniformes empapados tras caer al agua, expuso esta situación ante la oficina de la Personería, que emprendió una batalla judicial para garantizar la movilidad a esta comunidad educativa.

Los compromisos pactados con la Alcaldía y la Gobernación de Norte de Santander, a través de sus secretarías de Infraestructura y Educación, nunca llegaron y todo sigue igual

La entidad duró seis meses evidenciando esta problemática en varias instancias del orden local como departamental, hasta que decidió incursionar en los tribunales e interpuso una tutela con miras a reclamar la remodelación del paso elevado.

“Aunque un Juzgado de Cúcuta falló hace un año a favor de nuestro requerimiento, los compromisos pactados con la Alcaldía y la Gobernación de Norte de Santander, a través de sus secretarías de Infraestructura y Educación, nunca llegaron y todo siguió igual”, aseveró Juan Gabriel Peñaranda, personero de Sardinata.

El funcionario dice que estos esfuerzos se quedaron reducidos en estudios técnicos de la futura obra, sin contemplar algún tipo de inversión por parte de estos entes territoriales.

Hasta el momento no conozco el alcance del fallo, sin embargo la gestión de estas autoridades debe ser inmediata

Aunque hace unos meses este delegado del Ministerio Público veía lejana la posibilidad de esta intervención, el concepto emitido el jueves por la Corte Constitucional, que tras estudiar el caso instó al Estado a salvaguardar los derechos de esta comunidad educativa, imprimió un clima de esperanza a su cruzada legal.

“Esperamos que esto pronto sea una realidad y le cambie la vida a los estudiantes, quienes se arriesgan todos los días a pasar en estas balsas, con el riesgo de ahogarse o, peor aún, terminar atrapado por estos animales. Hasta el momento no conozco el alcance del fallo, sin embargo la gestión de estas autoridades debe ser inmediata”, aseveró Peñaranda.

A pesar de que la escuela, levantada con muros de ladrillos y techo de zinc, también pide a gritos su reforzamiento, lo urgente en esta población rural es la habilitación de un paso elevado para evitar que se repita el trágico episodio ocurrido varios años atrás, cuando un enorme caimán emergió de las aguas y devoró a un menor mientras su padre adelantaba labores de pesca en plena zona ribereña.

Caiman en el Catatumbo

Estos reptiles se pasean por las aguas del río que cruzan a diario esta comunidad educativa.

Foto:

Cortesía de la Cortes Constitucional

El río prácticamente define el día cuando ellos podían venir al colegio

Estado del puente ha incidido en la baja matrícula

Entretanto, la Secretaría de Educación de Norte de Santander ya conoce la problemática y corroboró que la baja matrícula evidenciada en este establecimiento educativo se debe al pésimo estado del puente.

Por esta razón, la entidad decidió remitir esta petición a la Secretaría de Infraestructura para que se realizará una revisión técnica y se formulara un proyecto de mejoramiento del paso elevado.

El encargado de este despacho, Rafael Segundo Ramírez Marín, prefirió no entregar declaraciones sobre el tema hasta estudiar el fallo.

Gustavo A. Castillo Arenas
Corresponsal de EL TIEMPO
Twitter: @Litumaescritor
CÚCUTA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.