Llegaron los Castañeda, y Pasto se volvió un carnaval

Llegaron los Castañeda, y Pasto se volvió un carnaval

El tradicional desfile estuvo enmarcado en el reconocimiento de las fiestas de los corregimientos.

Familia Castañeda en el Carnaval Negros y Blancos

El tradicional desfile rescata la hospitalidad de los pastusos.

Foto:

Juan Pablo Rueda Bustamante / EL TIEMPO

04 de enero 2018 , 08:53 p.m.

Con la llegada de la familia Castañeda a Pasto se armó el Carnaval de Negros y Blancos en Pasto. Tal como sucedió un 4 de enero de 1928, cuando una familia con hijos, abuelos, cabalgaduras, trastos y animales domésticos, procedente del vecino departamento del Putumayo, ingresó a Pasto, de paso al santuario de Las Lajas, en Ipiales.

Cuenta la historia que sus integrantes, cansados del viaje, decidieron pernoctar y participar de una fiesta que se realizaba en esa fecha; de repente, varios ciudadanos salieron a darles la bienvenida, mientras gritaban “¡Que viva la familia Castañeda!”.

Así surgió esta tradición que, con el paso de los años, sirvió para enmarcar la apertura del Carnaval de Negros y Blancos en la capital nariñense.

Este año, el desfile estuvo enmarcado por 26 estampas que para algunos pastusos fueron motivo de nostalgia al recordar el Pasto que se fue, mientras que para otros despertaron sentimientos de alegría y satisfacción al observar la evolución que ha tenido la ciudad.

Antonio Rosales escenificó el año de 1560, con la participación de 60 personas, cuando el Cabildo daba la apertura de las fiestas y con ellas, se daba rienda suelta a tres juegos tradicionales: la vaca loca, las cintas y el palo encebado.

“Queremos mostrar toda la alegría que tenemos los pastusos y la queremos transmitir a todos los turistas”, decía Diana Delgado, quien junto a otras 40 personas montaron una estampa de las fiestas de San Pedro y San Pablo.

El trasteo de la familia Castañeda fue otro de los motivos que se vieron en la senda del carnaval y con la que se quería mostrar la integración de los campesinos con los citadinos.

Apenas terminó el desfile, comenzó la rumba con la presentación de las orquestas en los tablados ubicados en la plaza de Nariño, plaza del Carnaval, parque Bolívar, clubes sociales y las tascas.

Para EL TIEMPO
Pasto
Twitter: @ColombiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.