El panorama de Córdoba luego de la destitución de Edwin Besaile

El panorama de Córdoba luego de la destitución de Edwin Besaile 

Son varios los cambios administrativos y políticos que se verán en el departamento.

Basaille

La Procuraduría destituyó e inhabilitó por 10 años no solo a Edwin Besaile, sino también al exgobernador, Alejandro Lyons.

Foto:

Gudilfredo Avendaño

03 de octubre 2018 , 10:47 a.m.

Tras la destitución hecha por la Procuraduría en contra del gobernador de Córdoba suspendido, Edwin Besaile Fayad, que lo inhabilitó por diez años para ejercer cargos públicos, son varios los cambios administrativos y políticos que se verán en el departamento.

Por un lado, no habría elecciones atípicas para elegir nuevo mandatario, sino que sería designado un gobernador encargado por el resto del período que falta para culminar el actual mandato.

La apreciación la hizo el abogado administrativista y especialista en gestión de gobierno Luis Antonio Oyola, indicando que para el caso quedan 15 meses para terminar el periodo constitucional para el que fue elegido el suspendido y ahora destituido e inhabilitado, Edwin Besaile.

"La reforma política establece que cuando falten menos de 18 meses para acabar el período constitucional de un alcalde o gobernador, se designará a un funcionario encargado por el resto del período constitucional que haga falta", explicó Oyola.

Señaló que será el partido de la U, el que deberá presentar una terna a consideración de la Presidencia de la República.

El pulso político será al interior del Partido de la U, donde las directivas nacionales deberán concertar con los caciques políticos de Córdoba los nombres de los postulados.

En los actuales momentos ese partido cuenta con un senador cordobés. Se trata de Jhon Moisés Besaile Fayad, hermano del destituido gobernador Edwin Besaile y del exsenador Musa Besaile, preso actualmente por presuntos actos de corrupción.

También son del partido de la U los representantes a la Cámara, Erasmo Zuleta Bechara, con quien el senador Besaile hizo fórmula en las pasadas elecciones; Jorge Burgos Lugo, apadrinado por la excongresista Zulema Jattin y Sara Piedrahita Lyons, que se la jugó desde el primer momento con el actual presidente Iván Duque, contrariando, incluso, la directriz nacional de su colectividad.

A esa disputa se atraviesa también el Partido Centro Democrático, que con los senadores Ruby Chagüi y Álvaro Uribe, podrían tener participación con un candidato.

Edwin Besaile fue suspendido del cargo de gobernador de Córdoba en enero de 2018 por tres meses que luego fueron prorrogados, y cuando fenecía ese periodo, apareció otra suspensión de igual número de días y por otro proceso, y ahora que esta última se vencía el 18 de octubre, fecha en la que esperaba regresar a la administración lo destituyeron.

Otra pregunta que surge es ¿qué pasará con la gobernadora encargada Sandra Devia?

Ella seguirá encargada hasta que el Gobierno Nacional decida: separarla del cargo y el Ministerio del Interior enviar otro mandatario temporal, mientras presenta el partido de la U la terna.

Otro escenario que se puede presentar es dejarla y esperar el grupo de postulados del partido de Unidad Nacional para encargar en propiedad hasta el final del periodo.

La sanción a Edwin Besaile

La Procuraduría destituyó e inhabilitó por 10 años no solo a Edwin Besaile, sino también al exgobernador, Alejandro Lyons.

A Besaile Fayad y Lyons Muskus la Procuraduría les reprochó no haber ejercido su deber de vigilancia y control sobre los actos de sus secretarios de Salud, lo cual permitió que se ordenaran pagos de terapias de rehabilitación a 2.181 menores de edad en condición de discapacidad, prestadas en el periodo comprendido entre diciembre de 2014 y agosto de 2015, por $4.988 millones, sin que mediara relación contractual entre el ente territorial y Funtierra Rehabilitación IPS.

Tras conocer el fallo, el destituido mandatario respondió a través de sus redes sociales, reprochando la posición de la Procuraduría.

"En mi condición de Gobernador elegido legítimamente por los cordobeses y de hombre de bien, rechazo de manera enérgica la persecución de la que he sido víctima. También hago claridad que como Gobernador, cumplí mi deber de respetar las decisiones judiciales de tutela y de amparar los derechos de los niños y de las personas necesitadas de la protección del Estado Social de Derecho", dijo.

Y agrega, "todas las cuentas de los eventos de salud del régimen subsidiado durante mi gestión, fueron pagadas por orden judicial, previa la auditoría médica y presupuestal de los funcionarios competentes y no incurrí en falta disciplinaria alguna".

Dijo también, que en su caso, pese a existir investigaciones no le han impuesto sanciones producto de hallazgos legalmente probados.

"En ninguno de los casos disciplinarios formulados contra el Gobernador legítimo de Córdoba, se ha podido demostrar falta alguna. No he sido sancionado ni por la Fiscalía, ni la Contraloría, teniendo los mismos elementos probatorios de los que ahora se sirven para atropellarme".

GUDILFREDO AVENDAÑO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
MONTERÍA.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.