Pleito por erradicación de coca terminó con confuso disparo en Córdoba

Pleito por erradicación de coca terminó con confuso disparo en Córdoba

Campesinos denuncian abuso de la fuerza por parte de militar. Esto dice el Ejército.

Soldado

La organización campesina del sur de Córdoba (Ascsucor) denunció el hecho indicando que la actuación de los manifestantes se trató de un acto legitimo de protesta social.

Foto:

Gudilfredo Avendaño

Por: Gudilfredo Avendaño
25 de noviembre 2019 , 10:39 a.m.

Campesinos que se oponen a la erradicación de cultivos de coca en zona rural de San José de Uré, sur de Córdoba, fueron sorprendidos por los disparos que hizo un soldado que custodiaba las labores de los erradicadores.

Aunque no hubo heridos, los campesinos aseguran que se trata de abuso de autoridad y violación de los derechos humanos; mientras que el Ejército asegura que el militar se vio obligado a disparar para custodiar su vida.

El hecho ocurrió el pasado domingo en la vereda Altos del Cristal, donde las tropas de la Fuerza de Tarea Aquiles llegaron a resguardar al personal que pretendía iniciar la destrucción manual de cientos de hectáreas de coca sembradas en la zona.

Armados de palos, piedras y azadones, los campesinos cocaleros se opusieron al avance de los militares, impidiendo, de paso, la labor de los erradicadores. Tras una tensa discusión entre las partes, uno de los soldados disparó su arma logrando dispersar por un momento a los manifestantes.

La organización campesina del sur de Córdoba (Ascsucor) denunció el hecho indicando que la actuación de los manifestantes se trató de un acto legitimo de protesta social de quienes se resisten a la erradicación forzada de los cultivos de hoja de coca sin un componente social.

Esta agremiación asegura que representa a los cocaleros de la zona y hace parte de la Coordinadora nacional de Cultivadores de hoja de coca, amapola y marihuana y es dinamizadora del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito.

Exigimos de manera inmediata haga presencia una comisión de verificación encabezada por la Defensoría del Pueblo

"Exigimos de manera inmediata haga presencia una comisión de verificación encabezada por la Defensoría del Pueblo y acompañada por el Cicr y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU", asegura un comunicado de Ascsucor.

La organización también denuncia  que en la zona existe confusión entre la población, advirtiendo que en ese territorio hay presencia de grupos armados ilegales y ello incrementa el nivel de riesgo y vulnerabilidad de los campesinos como actores civiles, no beligerantes.

Ejército se defiende

A través de un comunicado de prensa, la Séptima División del Ejército se pronunció sobre los hechos asegurando que el soldado disparó su arma como forma de defensa ante el riesgo que corría su integridad.

Asegura el comunicado oficial que se presentó una asonada por parte de la población civil que quería impedir la erradicación de los cultivos de coca en esa zona, donde igualmente se realizan operaciones militares y de policía en atención a las alertas tempranas 023 y 071 de 2018.

"Alrededor de 400 personas llegaron con palos y armas contundentes para agredir a las tropas, que, en cumplimiento de su misión constitucional, combaten sin descanso el delito del narcotráfico. Las tropas actuaron de acuerdo a los protocolos establecidos y se replegaron del lugar de los hechos, respetando siempre los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario. Durante estas acciones, que son impulsadas por grupos armados organizados, uno de los soldados se vio obligado a accionar su arma de dotación para proteger su integridad, sin afectar a los agresores", explica el Ejército.

Asegura igualmente que las tropas que se encuentran en la zona actúan de manera legítima para enfrentar los fenómenos de criminalidad y proteger a la comunidad de la zona.

Los fenómenos de violencia en San José de Uré han provocado además desplazamiento de campesinos e indígenas. A mediados del presente mes, al menos 60 familias de la etnia Embera Dochama tuvieron que salir de su territorio acosados por integrantes de las disidencias de las Farc y caparros y caparros que buscan mantener el control del negocio de los cultivos de coca, procesamiento y transporte de drogas.

También se encuentra la organización ilegal Clan del Golfo que desde otra orilla al margen de la ley se enfrenta a los antes mencionados con el fin de ganar el control del negocio.

En medio del conflicto se encuentran los pobladores que han sufrido amenazas, desplazamientos y hasta asesinatos.


Por su parte, el Ejército desarrolla las operaciones en el marco de la ley para recuperar la seguridad de la zona.

GUDILFREDO AVENDAÑO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
MONTERÍA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.