Alarman por hacinamiento de migrantes que podrían propagar coronavirus

Alarman por hacinamiento de migrantes que podrían propagar coronavirus

Autoridades están preocupadas por zona de frontera donde duermen hasta 50 personas en una sola casa.

Migrantes en Norte de Santander

Más migrantes siguen llegando al municipio de La Parada, Norte de Santander. Desde allí deciden si regresar por trochas a Venezuela o vivir hacinados en cambuches y pequeñas casas.

Foto:

Walter Granados

Por: Andrés Carvajal
01 de abril 2020 , 05:43 p.m.

El cierre de la frontera con Venezuela y la cuarentena nacional decretada en Colombia hasta el 13 de abril como medidas de contingencia ante Covid-19, no han mermado el flujo migratorio por este neurálgico paso fronterizo.

Por el contrario, la emergencia sanitaria se agudiza por el creciente hacinamiento de venezolanos en el corregimiento La Parada, en Villa del Rosario. Aunque los puentes internacionales permanecen bloqueados, el paso por las 150 trochas continúa.

La preocupación de los habitantes en la frontera aumenta a medida que avanza la cuarentena. Denuncian que, en barrios cercanos al Complejo Histórico de Villa del Rosario, se han construido cambuches y ranchos improvisados para dormir y pasar el día.

Aunque la autopista internacional que comunica con San Antonio, en el Estado Táchira (Venezuela) y las calles principales del corregimiento fronterizo permanecen desoladas. La realidad se vive calles adentro, cerca a los cruces binacionales, ahí circulan más de 500 personas al día.

(Le recomendamos leer: Confirman primer caso de coronavirus en comunidad indígena nómada)

Eugenio Rangel, alcalde de Villa del Rosario, afronta tres emergencias de manera simultánea. Control y seguimiento a las medidas de contingencia ante Covid-19 y la contaminación del aire por quemas en Venezuela. Además, la constante migración venezolana.

Esto es una bomba que puede explotar en cualquier momento, nadie se va a dejar morir de hambre

“En un recorrido por La Parada encontramos que en una misma casa duermen más de 50 personas. Es un hacinamiento desbordado que supera las 2.000 personas”, indicó el alcalde.

Quienes residen cerca al límite fronterizo, aseguran que, si se extiende la cuarentena hasta el mes de mayo o junio, será imposible evitar que se presenten saqueos múltiples en los comercios locales.

“Esto es una bomba que puede explotar en cualquier momento, nadie se va a dejar morir de hambre”, asegura Freddy Tarazona, residente en la frontera.(Lea también: Advierten de mala calidad del aire generada por quemas en Venezuela)

Migrantes en Norte de Santander

Migrantes venezolanos descansan en las calles también mientras llegan a sus campamentos en La Parada, Norte de Santander.

Foto:

Walter Granados

En ocasiones la Policía ha impedido el ingreso de migrantes a los condominios ‘Los Mangos’ y ‘Santa María’, ubicados en la zona. Detrás de ‘Altos de Tamarindo’ y otros complejos residenciales, los migrantes han levantado los cambuches.

Ante posibles alteraciones del orden público y con el objetivo de restringir el paso en la frontera, el pasado 25 de marzo la frontera fue militarizada con tropas de la Trigésima Brigada del Ejército. Sin embargo, el control y vigilancia no es la misma, las trochas se mantienen activas.

Además, el retorno de caminantes provenientes del departamento de Nariño y de distintas provincias de Ecuador hacia Venezuela, han revivido historias de dolor e incertidumbre en la frontera.

(Le puede interesar: Cúcuta no aguanta más la contaminación por quemas y habrá cacerolazo)

Miguel Ángel González, de 26 años, llegó a La Parada luego de probar suerte en la provincia de Cotopaxi (Ecuador), como ingeniero de sistemas. No pudo desempeñar su profesión como foráneo.

Nosotros no estamos en cuarentena, no podemos quedarnos en casa porque no tenemos y salimos a la calle para conseguir lo de la comida

“Nosotros no estamos en cuarentena, no podemos quedarnos en casa porque no tenemos y salimos a la calle para conseguir lo de la comida”, afirma González.

Para Miguel Ángel, la situación económica y de salud en Ecuador es preocupante y asegura que más de 800 personas emprendieron junto a él el retorno hacia Venezuela. “Algunos se quedaron en Cali o en Popayán, pero yo si quiero ir para mi tierra”.

La emergencia sanitaria en Ecuador registra hasta este miércoles 1 de abril, 93 muertos y 2.748 casos confirmados por Covid-19.

Por ahora los habitantes de La Parada piden a las autoridades mayor presencia en la frontera. Denuncian que algunos mercados y ayudas entregadas por organizaciones internacionales son revendidos por los migrantes.

Los residentes colombianos imploran ayudas económicas para soportar la cuarentena nacional.

Aunque la alcaldía de Cúcuta, Policía Nacional y Migración Colombia habían desplegado operativos para deportar indocumentados o vendedores de nacionalidad venezolana, la medida no se mantiene y el comercio en el centro de la capital nortesantandereana continúa.

ANDRÉS CARVAJAL
Para EL TIEMPO
CÚCUTA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.