La promesa incumplida que mantiene a un pueblo en 'peligro inminente'

La promesa incumplida que mantiene a un pueblo en 'peligro inminente'

Habitantes de San Gil esperan desde hace 3 años la construcción de la variante que salvaría vidas.

Variante de San Gil

La obra tendrá 9.7 kilómetros de longitud, calzada de 7,3 metros de ancho, e infraestructura especial con 4 intersecciones.

Foto:

Invías

Por: María Alejandra Rodríguez
11 de febrero 2020 , 10:35 p.m.

Eran las 8:00 de la mañana del miércoles 4 de enero del 2017, lo que parecía ser un día normal de comercio y turismo en el famoso malecón frente al parque Gallineral del municipio de San Gil, Santander, terminó en una tragedia por un accidente de tránsito.

Una mula cargada de arena se quedó sin frenos y chocó contra diez vehículos y varias viviendas del lugar.

El hecho dejó 15 heridos y en el lugar quedaron los cuerpos de cinco personas que murieron atrapadas en los vehículos.

Esta tragedia enlutó al municipio de San Gil, pero también ‘despertó’ a las autoridades, ya que para ir de Bucaramanga a Bogotá, la única vía por la que deben transitar todo tipo de vehículos, incluido los de carga, está ubicada en medio de dos municipios, San Gil y Socorro.

Esto representa un "peligro inminente" para la comunidad, y, peor aún, antes de entrar a San Gil hay una zona de descenso que hace más grande la posibilidad de que los vehículos presenten fallas mecánicas.

En ese momento, el alcalde municipal de la época, Ariel Fernando Rojas, le hizo un llamado al Gobierno Nacional para que la construcción de la variante fuera una realidad, “nosotros requerimos urgentemente esta variante. Hace más de 50 años se han venido registrando accidentes. No queremos seguir, nosotros como capital turística registrando este tipo de noticias tan trágicas y lamentables”, indicó.

El llamado del entonces Alcalde fue escuchado. En junio del 2018 el Instituto Nacional del Vías (Invías) adjudicó el contrato de la construcción de la variante por un valor de 173.033 millones de pesos, a la firma Concay S.A.

La obra tendrá 9.7 kilómetros de longitud, calzada de 7,3 metros de ancho, e infraestructura especial con 4 intersecciones y tendrá un “tráfico promedio diario de 7.441 vehículos, entre ellos un 26% de camiones”, dicen desde Invías.

Han pasado 19 meses desde la anunciada firma del contrato y la construcción aún no ha iniciado.

En el taller 'Construyendo País' desarrollado en noviembre del 2019, el director del Invías, Juan Esteban Gil, anunció que la construcción se iniciaba el pasado mes de diciembre, sin embargo, no fue así.

Juan Esteban Romero, Director Operativo del Invías, habló con EL TIEMPO sobre esta ‘demora’ en el comienzo de esta obra que le adeudan a los santandereanos.

El contratista tuvo que efectuar un recurso ante la licencia ambiental porque se necesitaba que la misma licencia de posibilitará el uso de las vías de acceso para ejecutar el proyecto. Este recurso se dio dos días después del taller, fecha en la cual el contratista no había manifestado esta necesidad de modificar la licencia”, explica Romero el porqué del anunció del Director en el taller sobre el inicio de la construcción.

El pasado 30 de enero, el recurso fue aprobado por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, y fue notificado al contratista y a la entidad de la autorización al contratista de utilizar las vías de acceso como lo habían solicitado.

El Invías tiene programados unas socializaciones con la comunidad y autoridades municipales de San Gil y Pinchote para el próximo 25 y 29 de febrero, además de unas mesas técnicas que deben realizar con la Gobernación de Santander para definir el manejo de tráfico.

“La idea es que una vez se superen estas socializaciones y estas reuniones con la Gobernación poder orden de iniciación a la etapa de construcción que esperamos se de por tarde entre la primera y la segunda semana de marzo”, anunció el Juan Esteban Romero.

Variante de San Gil

La construcción no afectará el tránsito por la vía nacional.

Foto:

Invías

Desde que se firmó el contrato, la fecha de terminación prevista era el 31 de diciembre del 2022 y según el Director Operativo del Invías, aún se mantiene, “estos proyectos necesitan la aprobación de unos permisos cuyos tiempos pueden ir variando y es muy difícil que se terminen cumpliendo tal cual fueron programados inicialmente pero creemos que con esta gran noticia de la licencia ya está dado todo”, indicó.

Son 191 predios por donde va el trazado de la variante que deberán ser comprados, “estamos en la gestión de los avalúos para poder pasar las ofertas de compra”, indicó Romero.

La obra se iniciará por los dos sectores, Pinchote y San Gil simultáneamente, sin embargo, esto no va a afectar la movilidad entre Bucaramanga y Bogotá, “la variante como tal no tiene por qué obstaculizar el corredor existente, lo que va a hacer justamente es alejarse de esta vía y no va afectar el tránsito de la vía nacional”, indicó Romero.

MARÍA ALEJANDRA RODRÍGUEZ
Corresponsal EL TIEMPO
BUCARAMANGA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.