Se apeló el fallo sobre polémica obra de intercambiador en Bucaramanga

Se apeló el fallo sobre polémica obra de intercambiador en Bucaramanga

Alcaldía interpuso recurso ante el Tribunal. Obra aún sigue.

Mesón de los Bucaros

Este proyecto tiene tres niveles, dos deprimidos y la calzada superior.

Foto:

Jaime Moreno/ EL TIEMPO

02 de octubre 2018 , 10:04 a.m.

El lío judicial que ha rodeado la obra del intercambiador del Mesón de los Búcaros continúa. La Alcaldía de Bucaramanga apeló el fallo del Juzgado Once Administrativo de Bucaramanga, con el que se ordenó una medida cautelar que podría detener nuevamente los trabajos en este proyecto vial.

Dicho fallo fue emitido el pasado 7 de septiembre de 2018 y en él se ordena una medida cautelar que suspende los efectos del Acuerdo 008 de mayo 31 de 2010 expedido por el Concejo de Bucaramanga y del Decreto Municipal 0189 de julio 6 de 2010, actos administrativos con los cuales se declaró, por motivos de utilidad pública e interés social, entre otros predios, una franja del Colegio La Normal Superior de Bucaramanga.

Dicha franja intervenida es donde antes habían más de 120 árboles y hoy se construye el último eje vial que estaba pendiente de este proyecto que conecta la carrera 27 con la Universidad Industrial de Santander (UIS) en sentido sur-norte y con la Avenida Quebradaseca hacia Pamplona.

El juzgado, en su fallo, señaló que el municipio de Bucaramanga y el Concejo no tenían competencias para cambiarle la destinación al predio del colegio, toda vez que los bienes educativos transferidos al municipio “deben dedicarse con exclusividad a la prestación del servicio educativo estatal, de tal manera que no pueden ser enajenados ni utilizados con destinación distinta”, dice el fallo.

Y agrega que si bien el inmueble donde está La Escuela Normal Superior sólo podía ser destinado para el servicio de educación estatal, “la construcción de los intercambiadores viales ubicados (...) en la Avenida Quebradaseca con carrera 27, no hacen parte del fin par el cual están destinados por la Lye, se impone sus pender los efectos del actos enjuiciados”.

En ese sentido, explicó Ricardo Pinto Martínez, demandante, miembro de la mesa Corazón Verde y quien interpuso la acción popular que mantuvo detenidas las obras por varios años en este proyecto vial, que las obras deberían detenerse “y ya le envié un escrito al juez porque el municipio no ha acatado la orden que se emitió. El Acuerdo y el Decreto están demandados porque el Concejo ni el municipio tenían competencia para cambiar la destinación del predio”, acotó Pinto.

La secretaria Jurídica (e) de la Alcaldía, Clarena Reyes Romero, indicó que el municipio apeló el fallo del juzgado y ahora el proceso pasará al Tribunal Administrativo de Santander para que sea esta instancia la que defina.

Reyes Romero explicó que la destinación del predio no ha sido cambiada y continúa siendo de carácter educativo. “Hay una excepción en la norma y es que nosotros podemos tocar el predio por un carácter de interés general tal y como se hizo.

Además, la Alcaldía siempre ha tenido el cuidado de no entorpecer el trabajo educativo, nunca se ha suspendido y se ha garantizado”, apuntó la funcionaria.

Con respecto a los puntos demandados tanto en el Acuerdo como el Decreto, Reyes Romero precisó que “cuando nos llega la medida de suspensión de esos dos artículos le reportamos al juzgado que la utilidad pública había sido levantada hace un año. Y como la suspensión se da sobre esos puntos, esto no tiene ninguna injerencia sobre los trabajos” y por eso la obra continúa.

La funcionaria señaló, además, que el predio donde está la Escuela Normal Superior de Bucaramanga es del municipio según certificado de libertad y tradición. Dentro de los bienes del municipio, complementó Reyes Romero, existen dos tipos, uno de uso público (calles, parques, plazas, andenes) y de uso fiscal (construcciones dentro del predio).

Entonces, “el uso del predio es de un bien fiscal destinado a educación y en La Normal no ha funcionado algo diferente a ello. Lo que hago es que mantengo el uso público educativo tal y como está y la franja es la que digo que será de interés general y de uso público, no de interés educativo”, acotó.

La obra del Mesón de los Búcaros costaba 54.909 millones de pesos y subió a 80.370 millones.

Este proyecto vial debió entrar en funcionamiento en diciembre de 2015. Para terminar la obra, tras acuerdos con La Normal, falta más dinero.

La comunidad pide que se compensen los árboles talados y que se haga en la zona.

La líder de Defensa Judicial de Bucaramanga, Luz Esperanza Bernal Rojas, señaló que para este caso el juez pudo haber actuado con “ligereza” porque no se miró la matrícula inmobiliaria ni el certificado de libertad y tradición del predio y “en el folio la medida (de utilidad pública) ya se había levantado desde el año pasado, entonces fue inocua la medida que tomó el juez. Cuando la vaya a mirar el Tribunal, porque se aportó el folio, se dará cuenta de que no está vigente”, apuntó Bernal.

Por ahora, el proceso cursa en el Tribunal y se espera su pronunciamiento al respecto como última instancia.

BUCARAMANGA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.