Secciones
Síguenos en:
Santander ya despidió a dos de sus cinco policías caídos
Sepelio de cadetes

En Barichara se hicieron las exequias del cadete Iván René Muñoz Parra, quien era oriundo de una vereda de ese municipio.

Foto:

Gobernación de Santander

Santander ya despidió a dos de sus cinco policías caídos

En Floridablanca y Barichara se hicieron las exequias de sus dos coterráneos víctimas del atentado.

La rabia e impotencia se reflejaba en el rostro de los familiares de los cadetes durante sus exequias. No entendían cómo después de haberse ido en vida, regresaban de a uno envueltos en una bandera nacional, caídos por el estallido de un carrobomba que truncó los sueños de quienes anhelaban servir a la patria.

En Santander el luto vistió a cinco familias, dos de ellas, en Barichara y Floridablanca, ya le dieron el último adiós a sus parientes en celebraciones religiosas antes de ir al campo santo, donde los cuerpos de aquellos uniformados estarán en reposo, y como doloroso recuerdo estará sobre ellos una lápida.

El gobernador de Santander, Didier Tavera, ha acompañado a las familias de los caídos, recordando la injusticia que hiciera el Ejército de Liberación Nacional, Eln, al detonar una carga explosiva en un centro de formación donde los policías únicamente tienen como arma sus dotes para preparase con constancia.

Los despojos mortales de Iván René Muñoz Parra quedaron desde el domingo en el cementerio de Barichara, luego de una caravana de honor encabezada por los altos mandos de la Policía en el departamento, quienes honraron su memoria con actos de reverencia propios de los policiales. 

Sepelio de cadetes

En Floridablanca el grupo de nazarenos despidió este lunes en la tarde a uno de sus compañeros en medio de los honores de la Policía Nacional.

Foto:

Gobernación de Santander

A las tres de la tarde de este lunes las campanas de la iglesia de Floridablanca doblaban la última tonada por la muerte de uno de los suyos en el atentando a la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá. En medio de honores policiales y religiosos, los familiares y amigos de Cesar Alberto Ojeda Gómez le dieron el último adiós.

Ojeda Gómez era hijo de uno de los alférez de Tránsito de esa ciudad, por lo que varios uniformados de esa dependencia acompañaron el sepelio del hijo de uno de los suyos, mientras que el grupo de nazarenos al que también pertenecía el cadete vistieron su uniforme morado, propio de la Semana Santa, para despedir al policía.

Mientras tanto, este martes se tiene programadas las exequias de los cadetes Diego Fernando Martinez Galvis en el municipio de Curití, así como las honras fúnebres de los uniformados Oscar Javier Saavedra Camacho en Bucaramanga, y Jhonatan Herney León Torres, que se oficiarán en el corregimiento de Puerto Mosquito en el municipio de Gamarra, Cesar.

BUCARAMANGA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.