Secciones
Síguenos en:
Abuela cumplió 100 años y festejó bailando con swing en Santa Marta
100 años Santa Marta

María Celestina Rico Pérez luce sana y llena de vida.

Foto:

Álbum familiar

Abuela cumplió 100 años y festejó bailando con swing en Santa Marta

María Celestina Rico Pérez luce sana y llena de vida.

A dos meses de llegar a su centenario, se contagió de covid y logró vencer la enfermedad.

A ritmo de vallenato, cumbia y champeta, María Celestina Rico Pérez celebró en su casa en Santa Marta rodeada de sus familiares haber alcanzado sus 100 años de vida.

Ese día, el pasado domingo 18, estaba más emocionada que siempre. Y no era para menos, pues cumplir un centenar de años es un acontecimiento extraordinario, mucho más en medio de una pandemia mundial, que se ha ensañado con la población adulta.

(Lea también: El mejor colegio público del país se cae a pedazos)

Su extensa descendencia familiar tampoco cabía de la dicha al verla llena de energía en la mitad de la terraza y en la sala, tirando pases de baile que a cualquier otro abuelo de menor edad podría dificultársele.

Esta mujer samaria nacida en 1921, con 10 hijos, 30 nietos, 40 bisnietos y 28 tataranietos, asegura que su secreto para gozar de salud y fortaleza física después de tanto tiempo es no estresarse por nada y sonreír hasta en las dificultades.

Nunca ha hecho dietas rigurosas, más bien se caracteriza por tener un buen apetito y comer de todo; aunque no fuma, mientras está en una fiesta, le gusta mucho combinar la bailada con un par de cervezas que, según ella, “la activan”.

A pesar de su avanzada edad no se queda nunca quieta. Todo el tiempo está buscando qué hacer y les pide a sus hijos y nietos que la lleven a hacer diligencias, ir al mar, a caminar al parque o visitar a un familiar.

Mi abuela es la alegría de la familia y del barrio. Todos la quieren y la admiran

“Mi abuela es la alegría de la familia y del barrio. Todos la quieren y la admiran”, dice Julio Blanco, uno de sus nietos, quien cuenta que María Celestina, incluso logra dejar cansados a sus parejas de baile, pero no se detiene hasta que se acaba el festejo.

“Ninguno de nosotros le damos la talla bailando. No sabemos de dónde saca tanta energía”, sostiene Julio.

Una joven de 100 años

El cuerpo es prestado, así que hay que exigirle cada día más para seguir coleccionando experiencias

La adulta mayor, quien conserva total lucidez al hablar, se considera una joven de 100 años con ganas y fuerzas de sobra para disfrutar lo que todavía le depare la vida.

“El cuerpo es prestado, así que hay que exigirle cada día más para seguir coleccionando experiencias que son las que me llevaré de este mundo”, expresa la mujer sin titubear.

Los momentos más duros que ha tenido que enfrentar María Celestina fueron cuando murió su esposo, Domingo Guzmán Montero, a los 84 años, por un infarto que la dejó en estado de coma.

Pero tanto del dolor que le produjo perder a quien fue su compañero desde los 14 años, como de la crisis de salud en la que los médicos no daban esperanzas, logró sobreponerse y seguir adelante gracias al amor y compañía de sus seres queridos.

Es reconocida en la capital del Magdalena por su gusto con el baile.

Foto:

Álbum familiar

Sana y llena de vida

No toma ni un medicamento y nunca los tomó. Cuando va a los controles médicos le dicen que está perfecta

“Su deseo era llegar hasta los 100 años; ahora que los cumplió nos dice que mientras su cuerpo le responda para valerse por sí misma quiere seguir cumpliendo muchos años más”, sostiene uno de sus hijos.

Hoy por hoy, María Celestina es una mujer completamente sana que, según cuenta su nieto Julio, realiza “algunas tareas de la casa, ordena su cuarto y tiende la cama. También prepara comida para ella y el resto de la familia”.

“Es muy independiente”, sintetizó.

Además mencionó que “no toma ni un medicamento y nunca los tomó. Cuando va a los controles médicos le dicen que está perfecta”.

(Le puede interesar: Este es el plan para la conservación del cangrejo azul en Barranquilla)

Esta adulta mayor es feliz cada vez que llega su cumpleaños, porque se reúne toda la familia y puede compartir y bailar con sus diferentes generaciones.

Por eso, el hecho de que en el 2020 la pandemia le impidiera reunirse con los suyos y festejar como todos los años su natalicio, le significó una profunda tristeza.

Sin embargo, se comunicó con sus familias por llamadas y videoconferencias, y cuando llegó la noche, prendió la música y se puso a bailar llena de optimismo con que su centenario sería distinto.

Y así fue. Este año con la llegada de la vacuna al país no dudó en aplicársela y esperar con ansias el mes de julio para celebrar.

Pero antes tuvo también que soportar los estragos de esta enfermedad de la que no logró escaparse.

Afortunadamente en el mes de mayo que me contagié ya estaba inmunizada

“Afortunadamente en el mes de mayo que me contagié ya estaba inmunizada”, recuerda con claridad María Celestina, quien contó con las defensas y las fortalezas suficientes para superar el virus y bailarse y gozarse sus 100 años.

Ese día, su familia la sorprendió con mariachis, tambora y le organizó su fiesta soñada.

María Celestina, visiblemente emocionada y agradecida, bailó más que de costumbre y fue muy feliz.

“No le temo a cumplir, porque para mí no es un año menos, sino uno más de felicidad. Por ahora, Dios me dice: no te vas sigue gozando, así que hasta el día que él me quiera tener, aquí estaré”, comenta entusiasmada María Celestina Rico, una mujer centenaria que dice sentirse dichosa por lo que ha vivido y lo que le falta por vivir.

Roger Urieles
Para EL TIEMPO Santa Marta
@rogeruv

Más contenidos de Colombia:

Abuela pidió lupa para mirar la vacuna antes de que se la aplicaran

Vergüenza en La Guajira: almuerzo del PAE fue peto, banano y buñuelo

Presencia de grupos armados tiene confinados a indígenas de Bajo Baudó

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.