Salaminita, un pueblo que lucha por su tierra
Galería
Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Cada habitante del pueblo intenta recobrar la tierra despojada luego de esa terrible tarde del 7 de junio de 1999, cuando 30 paramilitares llegaron al sitio para matar a tres personas, entre ellas a la inspectora de policía.  

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Danilo Sánchez Sánchez, de 55 años, habitante de Salaminita, quien espera a recuperar su finca luego de haber sido desplazado por la violencia en 1999. Este trata de reconstruir donde quedaba ubicada la casa de sus padres en el casco urbano del corregimiento.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Hoy en día, los habitantes de este corregimiento de Pivijay, Magdalena (Colombia), salieron favorecidos por la restitución de tierras sin embargo el Estado colombiano aún no ejecuta ninguna obra para recuperar el pueblo.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Los hijos de quienes presenciaron los asesinatos, juegan en la cancha improvisada del corregimiento, el cual no cuenta con ninguna señal de urbanismo, solo ruinas y casas improvisadas de palo, entre otros materiales. 

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Yesid de 38, se dedica al mototaximo mientras espera alguna ayuda del Estado para la reconstrucción de su vivienda debido a que él y su familia son víctimas del conflicto colombiano. En la imagen, sostiene a su hijo de dos años en el patio de su casa. 

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

A pesar de la ausencia del Estado, la gente oriunda del pueblo decidió regresar y construir sus viviendas con cualquier material pertinente. La mayoría de las casas son de plástico o madera. 

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Kelly Pérez, de 31 años, tiene dos hijos, uno de dos años y otro de ocho. Oriunda de Cartagena, acompaña a su esposo Yesid Crespo, de 38 años, en la casa de madera y plástico que esté construyó en Salaminita.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Blanca Gutiérrez, de 44 años, cuñada de la señora María Palmira Arango, también de 44 años, dueña del terreno donde vive Blanca, comprendido de tres metros por seis y en el cual viven ocho personas. La señora María (camisa de Colombia), fue quien cuidó a los niños mientras los paramilitares asesinaban a las personas el 7 de junio de 1999. Un mes después, los paracos regresaron y mataron a su esposo y a su suegro.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Amadis Crespo, de 69 años, y su esposa Flor Anaya, de 50 años, esposos y quienes son los dueños de la única tienda en Salaminita. Cuando el señor Amadis regresó al pueblo, construyó una pared de bahareque la cual se cayó la primera noche con la lluvia.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Escombros como estos se encuentran en el terreno del casco urbano del pueblo luego de que los paramilitares llegaron y arrasaron las casas con maquinaria pesada. Este era el piso del colegio.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Mujeres de ASORENACER, Asociación de víctimas de Salaminita, quienes lideran los procesos de los campesinos frente al Estado.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Los salaminiteros intentan llevar una vida normal en su pueblo, el cual apenas está tomando forma de nuevo y por el momento cuenta con una tienda y una llantería para ofrecer. 

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Saliminita queda al lado de una carretera, la cual era una trocha cuando sucedió la masacre.  Este letrero es la única manifestación de presencia estatal en el casco urbano. 

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La señora Flor Anaya, trata de organizar el gallinero en su casa. Con esto reconstruir un poco lo que tenía antes de la masacre en Salaminita.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Existen 17 casas en Salaminita, donde la mayoría solo cuenta con las estructuras de las viviendas y diez no tienen energía eléctrica.

Salaminita
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Poco a poco, otras personas oriundas de Salaminita y que vivieron la violencia paramilitar, están regresando a su tierra para la reconstrucciòn de su vida. Un fallo del Tribunal Superior de Antioquia en el 2014, dicta la devolución de las tierras en el casco urbano y la reconstrucción del pueblo por parte del Estado, sin embargo, aún no se ve celeridad en el proceso de restauración. 

Otras Ciudades 07 de junio de 2019 , 06:00 a.m.

Salaminita, un pueblo que lucha por su tierra

El corregimiento Salaminita, Magdalena, conmemora 20 años de haber sufrido una masacre paramilitar.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.