Secciones
Síguenos en:
Sacerdote asesinado en África fue repatriado y sepultado en Cúcuta
Sacerdote asesinado en África

Jáuregui Vega era el vicario de la Parroquia Santísima Trinidad de la comunidad misionera de Xaverianos de Yarumal en Luanda.

Foto:

Suministrada.

Sacerdote asesinado en África fue repatriado y sepultado en Cúcuta

Dos semanas después del violento hecho, su familia logró repatriarlo.

Tras cumplirse dos semanas del violento asesinato del sacerdote colombiano Manuel Ubaldo Jáuregui Vega, su familia logró repatriar los restos mortales a Cúcuta, donde fue sepultado.

(Le puede interesar: Un muerto y 19 heridos en accidente de bus que iba para la costa)

El deseo de traer el cuerpo de Jáuregui desde Luanda (África) parecía imposible para los familiares, colegas y amigos del joven sacerdote. Sin embargo, gracias a los aportes económicos de los feligreses y a la gestión de la Iglesia Católica, la Cancillería colombiana y el gobierno de Angola, el proceso tuvo luz verde.

El cuerpo de Manuel Ubaldo Jáuregui Vega, de 36 años de edad, llegó a Bogotá en un vuelo especial desde Angola y luego fue trasladado vía terrestre hasta Cúcuta.

Las honras fúnebres se realizaron en una funeraria de la capital nortesantandereana, y luego se ofrendó una ceremonia religiosa en la parroquia San Juan María Vianney, en el barrio Cuberos Niño, donde seis años atrás había oficiado su primera ceremonia como sacerdote.

Al lugar acudieron cientos de vecinos, familiares y religiosos, quienes lo recordaron como una persona humilde, servicial y extrovertido.

​(Lea también: Investigan muerte de joven tras manipular arma traumática con amiga)

Las personas que no lograron ingresar se congregaron a la salida del templo con globos y pañuelos blancos para despedir a Jáuregui Vega. Otras personas siguieron la ceremonia a través de las redes sociales en homenaje al cucuteño.

El recorrido desde la parroquia hasta el cementerio ubicado en el municipio de Los Patios estuvo acompañado por una caravana de vehículos y unidades de la Policía Nacional.

Desde el pasado 7 de marzo, fecha en que los familiares conocieron el fatídico hecho, insistieron en repatriar el cuerpo del sacerdote, pero temían que la covid-19 y los trámites diplomáticos entre ambos gobiernos obstaculizaran el proceso.

“Ha sido terrible para nosotros, pero sé que mi madre estará más tranquila en medio del dolor al poder despedirnos de él”, indicó su hermano, Sergio Jáuregui.

El ataque contra el sacerdote colombiano ocurrió en Luanda, en Angola. Jáuregui había terminado sus labores pastorales y tuvo un leve accidente de tránsito en el que chocó a una motocicleta. Al descender del vehículo para revisar qué había sucedido, fue apuñalado en repetidas ocasiones y murió mientras era trasladado a un hospital.

El cucuteño se consideraba un misionero y sabía que su labor implicaba ir a lugares con muchas necesidades alrededor del mundo. Fue así como recorrió países como Bolivia, México, Portugal, Francia y varias naciones de África.

Jáuregui Vega era el vicario de la Parroquia Santísima Trinidad de la comunidad misionera de Xaverianos de Yarumal en Luanda.

CÚCUTA

Más noticias de Colombia

Ambulancia que transportaba paciente arrolló a motociclista

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.