El calvario para ir de Barranca a una cita médica en Bucaramanga

El calvario para ir de Barranca a una cita médica en Bucaramanga

El trayecto que normalmente es de 2 horas está tardando más de 4 horas por construcción de vía.

Vía Bucaramanga - Barrancabermeja

Antes de estas obras que se están desarrollando desde el 2016, los viajeros demoraban máximo dos horas por trayecto.

Foto:

Luis Alfonso Cárdenas Mateus

Por: María Alejandra Rodriguez Castellanos
10 de diciembre 2019 , 06:35 p.m.

Ir de Barrancabermeja a Bucaramanga puede tomar en un automóvil hasta más de cuatro horas, dado que se están efectuando múltiples frentes de obra a lo largo del corredor vial con 383 equipos de maquinaria pesada y 2.861 trabajadores.

Antes de estas obras que se están desarrollando desde el 2016, los viajeros demoraban máximo dos horas por trayecto.

Esto ha afectado a las personas que deben viajar entre estas dos ciudades.

Muchos de los residentes del puerto petrolero deben ir a Bucaramanga a recibir atención médica especializada que no encuentran en Barrancabermeja.

(Le puede interesar: Reportan los dos primeros casos de quemados con pólvora en Santander)

Como por ejemplo, los pacientes que requieren oncólogos, deben recorrer estas cuatro horas para poder recibir su tratamiento ya que no hay especialistas que puedan brindarles atención en Barrancabermeja, según lo señaló Luis Ospino, coordinador Médico del Hospital Regional del Magdalena Medio. “No hay oncólogos, no tenemos cirugía pediátrica ni reumatólogos”, explicó Ospino.

El caso de Julissa Garrido es uno de ellos, pues su abuela fue diagnosticada con cáncer y su EPS (Ecopetrol) la remitió a Bucaramanga para recibir el tratamiento pertinente para atacar la enfermedad.

El desplazamiento intermunicipal ha sido uno de los principales problemas en este proceso. "Ha sido un padecimiento. Mi abuela no puede viajar en bus, porque ir al baño es un complique, y el viaje ya se está demorando más de tres horas; las quimios dan náuseas o diarrea. De por sí viajar cansa el cuerpo y más para un enfermo", comentó, sosteniendo que el traslado entre ambos municipios ha sido lo más feo del tratamiento.

Cada fin de semana deben viajar de Barrancabermeja a Bucaramanga, y viceversa para regresar a casa, en una vía que la barranqueña califica de "horrible".

"Conozco a otros pacientes con cáncer que no tienen seguro de Ecopetrol y también los atienden donde atienden a mi abuela (en Bucaramanga)", señaló.

La espera en los puntos de contraflujo pueden tardar incluso 45 minutos en los sectores que van desde el sitio conocido como La Virgen hasta La Lizama, y desde La Fortuna hasta Puente La Paz frente a Hidrosogamoso, cuyos 39 kilómetros de doble calzada se entregarán a inicios del 2020.

Según Carlos García, vicepresidente Ejecutivo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el plan de manejo de tráfico se diseñó para que la máxima espera sea de 30 minutos.

Tenemos cuatro puntos restringidos, uno sobre el puente Sogamoso y el otro que es el más largo de todos que se demora 30 minutos desde La Putana a La Fortuna que es un cierre de 4 kilómetros y luego viene entre otro entre La Fortuna y Barrancabermeja que se demora de a 5 minutos cada contraflujo”, indicó el Vicepresidente.

Haciendo estos cálculos, el aumento del trayecto entre Barrancabermeja y Bucaramanga no podría tomar más de una hora y cinco minutos adicionales, según indicó García.

La interventoría es la encargada de controlar que estos tiempos se estén cumpliendo, sin embargo, EL TIEMPO recorrió esta carretera y la demora en un solo punto es de 45 minutos, tiempo superior al establecido en el plan de tráfico.

Vía Bucaramanga - Barrancabermeja

Personas que deben viajar entre estas dos ciudades de forma constante se han visto afectadas.

Foto:

Luis Alfonso Cárdenas Mateus

Con la observación que ustedes nos hacen vamos a mandar a hacer una revisión de que se esté cumpliendo ese plan de manejo de tráfico”, indicó el Vicepresidente de la ANI.

Estas restricciones son hasta las 6 de la tarde cuando se levantan los trabajos, sin embargo, la restricción que hay en el sector de Caño Seco se mantiene las 24 horas.

Desde la ANI anunciaron que con la entrega de 39 kilómetros de la vía se disminuirán los tiempos ya que se levantan los frentes de obra en estos puntos, “uno entiende las molestias que tiene el usuario pero todo esto es para mejorar”, dice Carlos García, Vicepresidente Ejecutivo de la ANI.

Con la puesta en funcionamiento de estos 39 kilómetros se pondrá en funcionamiento un nuevo peaje, sin embargo, desde la ANI dan un parte de tranquilidad ya que este punto de recaudo es el mismo que está actualmente el de Sogamoso, el cuál será trasladado para el nuevo punto ubicado entre La Lizama y Barrancabermeja.

Las obras que adelantan en esta vía también han tocado a las empresas de transporte interdepartamental, como Copetran, una de las organizaciones que ofrece la ruta Bucaramanga-Barrancabermeja.

Mauricio Atuesta, gerente de Copetran, sostiene que la demora en la entrega de la Ruta del Cacao ha afectado la movilidad de los buses. “Nosotros hicimos más de 50 mil millones de pesos en inversión en buses de doble piso y no nos permiten circular por la vía tradicional. Nos toca hacer una vuelta que genera unos sobrecostos y un tiempo mayor al que puede hacer un vehículo normal, lo que afecta de forma contundente nuestras finanzas”, afirmó.

Al no ser permitido el tránsito de buses doble piso por la ruta habitual, los vehículos deben desviarse por San Alberto, lo que incrementa el tiempo de viaje, el trayecto normal demora 5 horas más, según indicó el Gerente.

El costo del pasaje –que actualmente oscila entre $18 mil y $25 mil– también se vería afectado, teniendo en cuenta la entrada de un nuevo peaje entre Bucaramanga y Barrancabermeja, sumado a la ‘competencia informal’ contra la piratería.

Hay un tema complicado y es que en Barranca las autoridades no han hecho mayor cosa frente al informalismo y la piratería

Al respecto, Atuesta señaló que “es un tema de oferta y demanda. Hay un tema complicado y es que en Barranca las autoridades no han hecho mayor cosa frente al informalismo y la piratería, entonces mientras que existan esos vehículos piratas, que no cumplan con ninguna reglamentación, la gente va a tender a escoger el pasaje más económico”.

En cuanto al flujo de pasajeros, el Gerente de Copetran observó que “se ha reducido significativamente el número de pasajeros que transitan esa ruta. El flujo por lo general es constante, pero las personas que realmente no tienen que salir o no es estrictamente obligatorio ir, están dejando eso para otra ocasión o tratan de viajar lo menos posible”.

Los gremios de Santander también han alzado la voz por estas demoras en el recorrido entre la capital santandereana y Barrancabermeja, “los costos de flete se nos están subiendo en más de 25 por ciento y hoy lo que buscamos es una hora estable y sostenible de máximo hora y media”, indicó Alejandro Almeyda, presidente del Comité de Gremios de Santander.

Los peajes

Cinco peajes se encontrarán los viajeros en estos 116 km de vía que elevarán hasta tres veces el costo del viaje entre Bucaramanga y Barranca. Los peajes que se instalarán son: La Angula cerca a Portugal en Lebrija que se cobrará en sentido Bucaramanga-Barrancabermeja; La Paz y La Renta que se harán en la vía nueva por la Serranía de La Paz y por la vía sustitutiva de Isagén y se cobrarán en ambos sentidos (el conductor puede elegir qué vía tomar pero los vehículos de carga sí irán por La Paz); el de La Lizama que es el que actualmente está en Sogamoso, es decir, se moverá este peaje existente a ese sitio y se pagará en ambos sentidos. Y el de Rancho Camacho, que se cobrará en ambos sentidos para los vehículos que usen la Gran Vía Yuma. Pero, quienes paguen este peaje estarán exentos de pagar el de La Lizama siempre y cuando presenten el pago del mismo día.

Frente a este tema, ya hay un proyecto de ley que propone no ubicar peajes en una distancia menor de 150 kilómetros.

Vía Bucaramanga - Barrancabermeja

El costo del pasaje –que actualmente oscila entre $18 mil y $25 mil– también se vería afectado.

Foto:

Luis Alfonso Cárdenas Mateus

Uno de los ponentes es el representante a la cámara de Santander, Fabián Díaz, lo que planteamos es un lineamiento mínimo de un peaje a otro, teniendo en cuenta que en nuestro país encontramos peajes a 30 kilómetros de distancia y también quedarían prohibidos los peajes urbanos”, indicó el Congresista.

Díaz hace referencia justamente a la vía Bucaramanga Barrancabermeja, “en un trayecto de 110 kilómetros quieren poner seis peajes que es totalmente insólito en la Ruta del Cacao”, dice.

Este proyecto fue propuesto la legislatura pasada pero por un votó no avanzó. En esta legislatura lo volvieron a presentar, “estamos negociando la distancia y hemos podido llegar a que la distancia sea 100 kilómetros”, indicó Díaz.

Pese a la puesta en funcionamiento de los 39 kilómetros, aún no se sabe la fecha de culminación de la totalidad de la calzada ya que está en trámite la licencia ambiental de las unidades funcionales 8 y 9 entre el sector La Azufrada y Lebrija cuyas denuncias de ambientalistas indican que habría afectaciones a yacimientos de agua si la vía pasa por el trazado propuesto.

MARÍA ALEJANDRA RODRÍGUEZ CASTELLANOS
Corresponsal de EL TIEMPO
BUCARAMANGA
En Twitter: @MariasRodriguez

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.