Al rescate del trenzado de la caña flecha, en la etnia zenú sucreña

Al rescate del trenzado de la caña flecha, en la etnia zenú sucreña

Convenio Sena-Iglesia Metodista de Inglaterra capacita a indígenas para evitar explotación.

Caña flecha, base del sombrero vueltiao

La etnia zenú en Sucre viene recibiendo apoyo para sacarle un mejor provecho al tradicional oficio de sus artesanías a base de la caña flecha.

Foto:

Luz Victoria Martínez /EL TIEMPO

22 de julio 2018 , 01:05 p.m.

“Tengo 65 años de edad y desde los 10, comencé a elaborar el tejido de la trenza en caña flecha. A uno se le cansa el cerebro haciendo, en una hora y media, un metro de trenza, que solo dejan como ganancia 500 pesos. Quiero que no nos sigan explotando, pagándonos los metros baratos”.

Este es el sentir de Celina Herrera, una de las más expertas en la elaboración del trenzado de la caña flecha, en el cabildo indígena la Isla, de la etnia zenú, del municipio de Sampués (Sucre).

Al igual que ella, piensan centenares de trenzadores de caña flecha indígenas sucreños, que se han sentido, durante décadas, explotados por los foráneos negociantes que llegan en busca de toda la producción de la trenza, que pagan al precio que ellos impongan, llevársela y transformarla en productos artesanales.

El trenzado de la hoja de caña flecha, demanda una preparación previa de la materia prima que requiere de mucho tiempo para el procesamiento, el cual inicia con el corte de la caña y su secado, para luego realizar la tinturación.

Inicialmente, de la tira blanca y posteriormente de la tira negra, a la cual se le aplican tintas naturales como la hoja de vija, batatilla, singamocila, divi divi, ciruela, barro negro, la ceniza y la concha de mango. Sigue en el proceso, la ripia de la hoja de caña flecha y ahora sí se encuentra lista para comenzar a ser trenzada.

Dignificación el oficio

Movidos por el esmero y dedicación de niños, jóvenes, adultos y ancianos, en el arte del trenzado; y ante la escasa remuneración de su trabajo, miembros de la Iglesia Metodista de Inglaterra, que se encuentran asentados en los municipios de Sampués y San Antonio de Palmito, decidieron crear una alianza con el Sena, para dignificar el trabajo artesanal indígena.

El compromiso por parte de la iglesia es dotar, con máquinas de coser industriales y varias de pedal, a las comunidades indígenas de la Isla en Sampués y San Antonio de Palmito, para que además de trenzar, puedan aprender a elaborar productos, mediante capacitaciones a través del Sena.

Son cerca de 100 trenzadores, entre jóvenes y adultos, los que actualmente se capacitan en producción y elaboración de artesanías en caña flecha.

“Ya ellos manejan toda la parte del tejido, pero el Sena llega para formarlos en la elaboración del producto, que era el conocimiento aún no tenían. Uno de los compromisos de la iglesia es ayudarles a comercializar los productos que se elaboren nivel local nacional e internacional”, precisó Arleth Herrera Osorio, instructora del Sena.

Por su parte, Ibys Zabala Basilio, cacique menor de la Isla, comunidad del resguardo indígena zenú, precisó que el proyecto es importante, porque con él se está rescatando la cultura.

“Con este proyecto en el que aprenderemos a elaborar nuestros productos, esperamos poder negociarlos sin que haya intermediarios porque al final son ellos los que realmente se quedan con la ganancia de nuestro esfuerzo y trabajo”, indicó Zabala.

Yarledys Parra Teherán, líder del cabildo la Isla, ve en este proyecto la esperanza de aprender a vender los productos y poder disfrutar del fruto de su arduo esfuerzo. “Nos gustaría aprender a elaborar aretes, accesorios y sandalias, conocimiento que no lo manejamos acá. Visionamos, hacer los productos y vender directamente a nuestros clientes y obtener mejor ganancia”, dice.

Ayuda extranjera

Milton Herrera, pastor de la Iglesia Metodista en Sucre, contó que lo que los impulsó apoyar a estas comunidades fue el empeño que veían en todos los integrantes de la etnia para trabajar la caña flecha.

Por su parte, Christopher Leysi, miembro de la iglesia, proveniente y originario de Inglaterra, quien está al frente del convenio, explico que el objetivo es ayudar a la comunidad indígena artesanal sucreña para abrir mercados no solo en Colombia sino en Inglaterra y en otros países.

“Es una gran oportunidad para que ellos vendan estos artículos muy apetecidos en Inglaterra y en otros países. Haremos una página web desde donde se explicará todo el proceso de la elaboración del producto con caña flecha. Y si es posible facilitar compras en línea con tarjetas de crédito. Esperamos que dentro de pocos meses se comiencen a recoger los frutos de este gran esfuerzo”, puntualizó Leysi.

Luz Victoria Martínez
Especial para EL TIEMPO
Sincelejo

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.