Dramático video muestra desplome en puente La Pala, en la vía al Llano

Dramático video muestra desplome en puente La Pala, en la vía al Llano

Cinco trabajadores perdieron la vida por el colapso de la estructura.

Tragedia en vía al Llano

El rescate de los cuerpos se realiza desde la noche de este lunes, cuando se registraron los hechos.

Foto:

Hernando Herrera / EL TIEMPO

Por: Nelson Ardila
28 de noviembre 2018 , 10:17 p.m.

“Uno, dos, tres… Uno, dos tres… Uno, dos, tres…”. Con voz de mando el socorrista orientaba el esfuerzo que al unísono tenían que hacer hasta ocho hombres para poder sacar del empinado precipicio cada uno de los cuerpos de los trabajadores que fallecieron este lunes en la tarde al caer una estructura metálica donde los obreros trabajaban para terminar de elevar una de las pilas que soportará el puente La Pala, de la segunda calzada que se construye en la vía al Llano. 

Las labores de rescate se iniciaron apenas salió el sol y concluyeron hacia las 3:00 de la tarde, para esa misión fue necesario un batallón de hombres de Bomberos, Cruz Roja, Defensa Civil, Fiscalía y el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI).

Desde las primeras horas, el capitán Álvaro Farfán, delegado departamental de Bomberos Cundinamarca, advirtió de las dificultades para hacer el rescate, pues los cinco cuerpos se encontraban en lo profundo del precipicio, entre 120 y 150 metros de profundidad, con una pendiente de 50 grados y en un terreno inestable, rocoso y arenoso.

Desde el puente La Pala, en el kilómetro 65 + 060 en la vía al Llano, apenas se veían los vistosos colores de los cascos y las siluetas de los cuerpos asomaban entre barras de hierros retorcidos que se mezclaban con la tierra rocosa y arenosa que parecía deslizarse por entre la empinada montaña, mientras dos hilos de agua corrían a encontrarse con el río Negro.

Tragedia en vía al Llano

El hecho se registró cuando La grúa tumbó el andamio metálico que sirve como base para soportar las vigas de concreto y para instalar escaleras para el traslado de los trabajadores en altura.

Foto:

Hernando Herrera / EL TIEMPO

El lugar es un complejo de obras viales que se construyen. Allí termina el primer túnel de la segunda calzada de la vía entre Chirajara y Villavicencio, que inmediatamente conecta con el puente de La Pala que se construye -donde ocurrió el accidente- y que se convertirá en el paso de vehículos en el sentido Villavicencio-Bogotá, mientras que el actual puente, bidireccional, dará paso a los vehículos en sentido contrario. Además allí se construye una intercepción vial para permitir el regreso de vehículos.

Para llegar hasta el fondo del precipicio los socorristas tenían que descender por empinadas escaleras construidas artesanalmente por los obreros, enseguida, en la base de las vigas amarraban un lazo que se extendían hasta los árboles y provistos de arnés bajaban hasta el sitio donde se encontraban los cuerpos, evitando las piedras que desde lo alto se desprendían.

Una vez llegaban al lugar donde se encontraban los cuerpos, los embalaban en una camilla de plástico flexible y la amarraban para asegurarla y permitir que desde la parte más alta las tiraran cuatro o más hombres, mientras que cuatro socorristas, dos a cada lado, las levantaban para sacarlas del escarpado terreno, en medio de lazos con los que se ayudaban a apoyarse para no caer sobre el empinado lugar.

El primer cuerpo fue conducido hasta la pata de la pila del puente del lado de Bogotá y desde allí lo subieron en una canastilla por una grúa pluma, mientras que el segundo cuerpo lo subieron por el lado de Villavicencio y terminaron de ascenderlo por las empinadas escaleras artesanales.

Las labores de los socorristas terminaron hacia las tres de la tarde, cuando llevaron el último cuerpo hasta cerca de uno de los campamentos de la obra. Allí, continuaban las de los funcionarios de policía judicial de identificación de los cuerpos para entregarlos a los familiares.

La Concesionaria Coviandina lamentó el fallecimiento de los trabajadores y confirmó sus identidades: Manuel Fernando Ruiz Guavita, José Eduardo Acuña Corrales y Robinson Ortiz Ruiz, oficiales, y Ramiro Rodríguez Rodríguez y Jorge Duván Calderón Romero, ayudantes generales.


Además, señaló que los familiares de las víctimas están siendo atendidos y acompañados por personal de área social, que además coordinan el traslado a sus lugares de origen, una vez finalizadas las labores de levantamiento y sean entregados por las autoridades competentes.

En el mismo sentido se pronunció el viceministro de Transporte, Manuel Felipe Gutiérrez, que estuvo en el lugar del accidente, expresando que están haciendo un acompañamiento psicológico y en absolutamente todo lo que necesiten a las familias de los cinco obreros que fallecieron.

Y mientras las familias de los cinco trabajadores empezaban hacer el duelo, los socorristas de Cundinamarca y Meta regresaban a sus lugares de descanso con la misión del deber cumplido y con la voz de mando en sus oídos que sigue repitiendo: “Uno, dos, tres… Uno, dos tres… Uno, dos, tres…”.

‘Accidente de trabajo’

José Alejandro Gutiérrez Ortiz, el único sobreviviente del accidente, expresó que se trató de un accidente de trabajo toda vez que la grúa se maneja con una tableta cuando le dieron la orden de parar siguió llevándose todo por delante.

La grúa tumbó el andamio metálico que sirve como base para soportar las vigas de concreto y para instalar escaleras para el traslado de los trabajadores en altura.

Gutiérrez sostiene que no cayó al vacío porque se encontraba sobre la viga de concreto a treinta metros de donde estaban sus compañeros, pero recibió un golpe en el hombro de una caja de energía que se desprendió con la caída del andamio.

Tras el accidente, por instantes “pensé que hasta aquí había llegado, pero gracias a Dios no fue así, pero sentí tristeza, dolor y miedo por lo que le había pasado a mis compañeros”, dijo en una entrevista telefónica a RCN y Caracol TV.

Tras el susto, Gutiérrez sostiene que bajó por sus propios medios por las escaleras del andamio del otro lado de la viga y luego lo condujeron a un centro médico de Villavicencio donde el mismo lunes en la noche le dieron de alta.

NELSON ARDILA
Corresponsal de EL TIEMPO
VILLAVICENCIO
En Twitter: @nelard1

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.