Secciones
Síguenos en:
El trabajo en las ciudades para evitar colapsos en rellenos sanitarios
Relleno sanitario del Carrasco

Más de 900 toneladas diarias de basura depositan 17 municipios de Santander en el relleno sanitario

Foto:

Jaime Moreno

El trabajo en las ciudades para evitar colapsos en rellenos sanitarios

Más de 900 toneladas diarias de basura depositan 17 municipios de Santander en el relleno sanitario

FOTO:

Jaime Moreno

Ante alerta emitida en Santander por cierre de El Carrasco, este es el panorama en otras ciudades.

Luego de que esta semana la Procuraduría de Asuntos Especiales y Agrarios le solicitó al alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, una alternativa de disposición final para las basuras de la ciudad tras el cierre definitivo del relleno sanitario El Carrasco, en Santander, el departamento se encuentra en ascuas.

El martes, autoridades de Aguachica, Cesar, se negaron a recibir las basuras de Bucaramanga y 15 municipios más de Santander en medio de la emergencia que llevó a que se declare la calamidad pública en las ciudades afectadas.

Mientras tanto, Cárdenas anunció que a través de decreto de emergencia se podría disponer de El Carrasco por un par de meses más.

Ante esta polémica, diferentes autoridades en el departamento señalan que son más de 10 años prorrogando el cierre de este relleno sanitario, cuya vida útil llegó a su fin sin una solución en el horizonte.

Le puede interesar: Club de Pesca admite que pintura en las murallas fue un 'error'

¿Qué tan cerca o qué tan lejos están otras ciudades de vivir una experiencia como la de Bucaramanga? EL TIEMPO consultó y encontró este panorama:

Bogotá cambiará modelo 

La capital y los municipios de Cáqueza, Choachí, Chipaque, Fosca, Gutiérrez, Ubaque y Une dependen hoy del relleno Doña Juana, que funciona desde 1988 y recibe, cada día, más de 6.400 toneladas de residuos.

Hoy, sin embargo, no se sabe con certeza cuánto tiempo de vida útil le queda a la estrategia de disposición de residuos en celda. En conversación con este diario, la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) indicó que dos elementos pueden definir esa fecha. “Por un lado está la licencia de la Anla, que se rige por el volumen, o los millones de toneladas que queden en celda. Por otro lado, el contrato habla de altura y dice que hasta no llegar a los 2.999 metros no se colmará la vida útil. Ambos indicadores dependerán de cómo vayamos avanzando (en el número de residuos enterrados) y, si seguimos al mismo ritmo, hablaríamos de finales de 2023”, dijo Camacho y agregó que el plan de la actual administración apuntará a cambiar de modelo.

Desde ya Bogotá ha adoptado acciones para pasar de un modelo lineal a un modelo circular, en el que se evite que residuos aprovechables (como los orgánicos y los reciclables) lleguen a Doña Juana y que, lo que llegue, no sea necesariamente enterrado, sino que pueda ser tratado con otros procesos.

Pero es todo un reto. Hoy, solo se aprovecha poco más del 15 % del material que desecha; el 85 % restante se pierde. Pero ya hay pilotos en marcha: uno de aprovechamiento de orgánicos en Ciudad Bolívar. Y, próximamente, se generarán varios más. Además, para tratar los desechos que, pese a todo, lleguen a Doña Juana, también hay planes.

“En el Plan de Desarrollo definimos que nuestra hoja de ruta contempla que no se haga solo en enterramiento, sino que hagamos otras estrategias. En ese sentido contratamos unas consultorías. Una para que nos diga qué modelo podemos aplicar para tratar residuos sólidos y otra para tratar los lixiviados”, detalló Camacho.

De las consultorías saldrá el documento de factibilidad en octubre, con el que, eventualmente, se configurarán las licitaciones para adjudicar estos nuevos modelos de gestión de residuos. La licitación, dice Camacho, pondrá tres condiciones: las alternativas deben hacerse en los predios actuales de Doña Juana, no pueden llevar a que se superen las tarifas y, además, tienen que producir algún beneficio material. Hoy, por ejemplo, el proyecto Biogás Doña Juana ya produce energía eléctrica: 2 megavatios por hora, energía que consumen cuatro mil hogares en Bogotá.

El reto será ver si el ambicioso plan del Distrito se cumple en menos de dos años y logra ser sostenible. 

Lea también: Polémica en Medellín por 'falsa' denuncia sobre contrato de internet

Sin contratiempos

Por su parte, el relleno sanitario Parque Ambiental Los Pocitos, que sirve a Barranquilla, tiene una vida útil remanente de un 69 por ciento, la cual puede aumentar dependiendo de otras actividades que se puedan desarrollar en el tiempo, como es el aprovechamiento, reciclaje y tratamiento de residuos.

Así lo informó la empresa Triple A, prestadora del servicio público de aseo, alcantarillado y acueducto en el Distrito y otros municipios del Atlántico. El relleno está ubicado en Galapa, a 13 kilómetros de la ciudad, y se rige bajo la norma RAS 2000, que regula la correcta operación de estos sitios.

En promedio recibe 1.600 toneladas al día, pero tiene una capacidad instalada para recibir hasta 2.500 toneladas diarias, según cifras oficiales de la compañía. En tiempo y capacidad se ha ocupado un 31 % aproximadamente de su vida útil.

La vida útil remanente del relleno sanitario actualmente es de 18 años, según licencia ambiental, mientras que su capacidad total es de 20’018.534,50 metros cúbicos y en tiempo es de 30 años, dos meses, a partir del 1.º de abril de 2009.

“No se tiene pensado ningún tipo de ampliación o traslado del sitio de disposición final, pero sí se viene trabajando en la viabilidad de alternativas de aprovechamiento de residuos, incluidos los residuos de construcción y demolición, y aprovechamiento de biogás”, comunicó Triple A.

Mientras tanto, el relleno Sanitario La Pradera, en Antioquia, tiene aún capacidad para recibir basura y residuos sin contratiempos, informó Emvarias.

“Tenemos un relleno sanitario que tiene más de 440 hectáreas y es la única solución de disposición final para Medellín con todas sus comunas, cinco corregimientos, el Valle de Aburrá, 38 municipios y quién sabe si vamos a tener disposición de otras ciudades de Colombia”, agregó el gerente de la empresa, Alejandro Gallego Hernández.

Al relleno llegan 3.300 toneladas diarias y se está buscando su expansión para que no colapse, como ha venido sucediendo en otras partes de Colombia.

“Si bien tenemos un vaso, una etapa abierta hasta septiembre del año 2023, ya estamos gestionando un nuevo licenciamiento radicado desde el mes de enero en Corantioquia, por el cual venimos haciendo mesas de trabajo con la autoridad ambiental para tener la apertura de un nuevo vaso que se llamará La Piñuela y estará con una vida útil hasta el año 2030”, agregó Gallego.

Medellín genera al mes cerca de 3.000 toneladas de desechos, de los cuales aprovecha el 25 %. Sin embargo, en los últimos dos años, han disminuido las toneladas de residuos que se depositan en el relleno sanitario, aumentando en un 29,16 % su aprovechamiento.

“Si bien hemos avanzado en el manejo de los residuos sólidos, todavía nos falta. Por eso desde Medellín Futuro trabajamos en la implementación de una política de economía circular que trascienda el modelo de economía lineal y que, además, genere sinergias entre los sectores productivos, académico y público, fomentando la sostenibilidad y generando desperdicios mínimos”, indicó la secretaria de Medioambiente, Juliana Colorado. 

Además: Carnaval de Barranquilla 2022 ya tiene Reina

No se debe repetir errores

En el Valle del Cauca funciona el relleno sanitario Colomba-El Guabal, el segundo más grande del país, donde se reciben los residuos generados por Cali y 27 municipios más del Valle y del Cauca. El relleno está ubicado en Yotoco, centro del Valle del Cauca, al que llegan un promedio de 72.000 toneladas de basuras al mes.

La empresa Interaseo lo opera desde junio de 2008, cuando la Corporación Autónoma Regional del Valle (CVC) le otorgó licencia ambiental para el funcionamiento por 31 años, es decir, hasta 2039.

Sin embargo, según Interaseo, la vida útil del relleno de Yotoco depende de la cantidad de residuos que lleguen.

Cali produce el 77 % de las basuras que llegan al relleno de Yotoco. La ciudad produce 1.922 toneladas de basuras diarias, según datos de la alcaldía. En este momento, según la CVC, en el relleno de Yotoco no hay problemas de contaminación y se espera que el panorama siga así y no se convierta en un futuro en el espejo del relleno de Navarro, donde el 14 de septiembre del 2001 se derrumbó una montaña de basuras que alcanzó los 48 metros de altura.

Le recomendamos: Video: impresionante momento en el que un Policía sacó a un niño de arroyo

En el 2015, la CVC lanzó una de las alertas por el relleno de Yotoco ante las posibilidades de que los lixiviados de Colomba-El Guabal llegaran a una quebrada y al río Cauca en esta región. También se temía riesgo de derrumbe, como en Navarro.

Pero la entidad indicó que luego de emitir sanciones en el relleno de Yotoco, en ese 2015, el operador efectivamente tomó correctivos y uno de ellos fue la puesta en marcha de una planta de tratamiento de los lixiviados. 

NACIÓN y BOGOTÁ
*Con información de corresponsales en Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Medellín
En Twitter: @ColombiaET

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.