Cerrar
Cerrar
Cierre del hospital de Calarcá tiene en riesgo la salud de 100.000 personas
Hospital La Misericordia

El hospital La Misericordia de Calarcá lleva varios días cerrado.

Foto:

Laura Sepúlveda

Cierre del hospital de Calarcá tiene en riesgo la salud de 100.000 personas

El hospital La Misericordia de Calarcá lleva varios días cerrado.

La semana pasada renunciaron los últimos empleados que le quedaban al lugar.

Protestas, plantones, decenas de pancartas y un panorama desolador es lo que se observa por estos días a las afueras del hospital La Misericordia de Calarcá, en Quindío.

Paradójicamente esta situación no ha sido generada por la pandemia del covid-19 sino por las deudas que desde hace meses ahogan a este centro asistencial, que ya no cuenta con personal médico y ni siquiera con vigilantes que protejan las instalaciones físicas.

(Además: Fuertes lluvias de agosto dejan más de 20.500 familias damnificadas)

La Misericordia prestaba servicios médicos a una población de más de 100 mil habitantes e incluso atendía los heridos que se presentaban en los accidentes registrados en la vía La Línea, pero hace unos días cerraron los servicios de urgencias que era lo único que permanecía funcionando.

“Dónde está el Gobierno Nacional, dónde está el gobernador (Roberto Jairo Jaramillo), está jugando con los usuarios y los empleados, ya es hora que se pellizquen, se sobreentiende que usted nació aquí gobernador, que la secretaria de Salud también nació aquí. Me duele lo que está pasando, no es posible que no nos escuchen. No es justo que jueguen con nosotros, tengan misericordia con nosotros”, suplica una enfermera vestida con un disfraz de la máscara de la muerte mientras se pasea por la entrada del hospital.

(Lea también: El drama de una madre que busca noticias de su hijo desaparecido en el paro)

La semana pasada renunciaron los pocos empleados que quedaban en este hospital y desde ese día se han presentado nuevas protestas en el municipio exigen la renuncia del actual gerente, Bernardo Gutiérrez.

No es justo que jueguen con nosotros, tengan misericordia con nosotros

“Es un gran riesgo para la salud de los calarqueños y los quindianos, además que los lesionados por accidentes de tránsito en la vía la Línea no tendrán las garantías en atención”, dijo Roberto Acosta, integrante del comité por la defensa del hospital.

La población de este municipio sigue clamando por una solución que permita que este centro médico pueda abrir nuevamente sus puertas. Las pancartas reclaman el pago de los salarios adeudados a los exempleados, la renuncia del gerente, la ayuda del Gobierno Nacional, entre otras peticiones más.

(Le puede interesar: Por muerte de 9 turistas en el Meta, mujer pagará 50 meses de prisión)

“Nos toca venir a hacer ronda porque no hay ni vigilantes que cuiden el hospital. No hay ni quién preste los servicios de urgencias, si hay un accidente en La Línea los tienen que mandar para Armenia es muy triste lo que pasó en Calarcá con el hospital”, dijo un policía que patrulla el sector.

Es un gran riesgo para la salud de los calarqueños y los quindianos

Debido al cierre de La Misericordia, las directivas del hospital departamental San Juan de Dios de Armenia hicieron un llamado a las autoridades para establecer un plan de contingencia, pues la población que era atendida en Calarcá, ahora se desplaza hasta la capital quindiana, lo que podría provocar un colapso en la atención médica del departamento.

“Esperamos que el cierre sea temporal y que se reabran esos servicios porque, si no se da, nosotros nos vamos a ver colapsados porque asumiríamos más de 100 mil usuarios y sería muy difícil garantizar el servicio a toda la población. Además porque el covid no ha desaparecido y su comportamiento es incierto, no sabemos cuándo se puedan aumentar los contagios”, señaló el gerente del San Juan de Dios, Rubén Darío Londoño.

(En otras noticias: Lluvias no dan tregua en Caldas y dejan varias vías cerradas)

El gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo, advirtió que luego de 8 meses de solicitar informes a las directivas del hospital, “lo hasta ahora llegó una información que no coincide con la entregada por la revisoría fiscal y por la oficina de Control Interno. Se observan faltas a la verdad y se identifica la carencia de soportes y otras evidencias”.

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.