‘Mami, me voy porque me toca’, dijo menor que murió en bombardeo

‘Mami, me voy porque me toca’, dijo menor que murió en bombardeo

La niña de 12 años había sido obligada a irse con disidencias el pasado 12 de junio. Su madre habla.

Bombardeos aéreos

El pasado 30 de agosto los menores fallecieron en un bombardeo contra un campamento de las disidencias de las Farc. (Imagen de referencia).

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Por: Miguel Ángel Espinosa Borrero
07 de noviembre 2019 , 10:23 a.m.

“Mami, yo me voy porque me toca, no hay de otra”.

Esas fueron las últimas palabras que Alex Molina recuerda haber escuchado de su hijastra, una de los siete menores que el pasado 30 de agosto fallecieron en un bombardeo del Ejército contra un campamento de las disidencias de las Farc.

En ese operativo, que se realizó en una zona rural de San Vicente del Caguán, murieron 'Gildardo Cucho', el cabecilla del grupo, y otras 13 personas. Sin embargo, no fue hasta la noche de este martes, durante el debate de moción de censura contra el ministro de Defensa, Guillermo Botero, que se conoció que entre las víctimas había menores de edad entre los 12 y los 17 años.

El ministro Botero, tras el debate, presentó su renuncia al cargo este miércoles en la tarde.

(Lea también: 67 senadores están a favor de la salida del Ministro de Defensa)

La niña, de 12 años, era la menor de cuatro hermanos, la única mujer.

“Ella me dijo: ‘mami, yo me voy porque me toca’ ”, recuerda la madre de la menor en medio del llanto en diálogo con EL TIEMPO.

El pasado 12 de junio la menor había sido obligada a irse con alias el Viejo y una joven de nombre Lorena, novia de ‘Cristian’, quienes eran los encargados de reclutar a menores en esta zona del país, según indica la señora en su relato.

La familia vive en Villa Hermosa Alta, zona rural de Puerto Rico, en Caquetá.

Ella asegura que las autoridades no le permitieron ver el cuerpo de su hija y solo con las huellas se pudo dar la identificación de los restos, que pudieron ser sepultados en ese municipio.

Guillermo Botero

Guillermo Botero, ministro de Defensa, en el debate de moción de censura en el Congreso.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

Ella estaba esperando que una tía viajara para poder venir con ella, pero desde eso que fue hace rato, no volví a saber de ella. Ahora lo que nos dicen es que ella puede ser una de las víctimas

De los siete niños que murieron producto de los bombardeos del Ejército sobre el grupo residual del frente 62, según el informe del senador Roy Barreras, de 'La U', tres permanecían documentados desde junio de este año en el informe del personero de Puerto Rico.

(Además: Muerte de niños reclutados en bombardeo, tema en debate contra Botero)

En la región, según denuncias, este grupo venía ejerciendo el control del territorio, por lo que durante varios meses se dedicaron al reclutamiento forzado de menores.

Los tres casos eran de las veredas Lucitania, Pringamosa y Villa Hermosa Alta, esta última era la zona donde nació y creció la menor, de 12 años. En los casos está también el de una joven de 17 años que fue raptada cuando iba a visitar a una hermana.

“La joven de 17 años estaba en vacaciones de la escuela, en zona urbana, fue de descanso a visitar a una hermana en zona rural y desde ahí desapareció. Desconozco si los otros niños estaban estudiando”, señala Herner Carreño, personero de Puerto Rico, Caquetá.

(Le puede interesar: Los dos golpes que recibió el ministro de Defensa, en el Senado)

En la incertidumbre

Lo último que Mercedes Toledo y su nieta, de 17 años, habían planeado era una visita de la joven al Huila, pues desde hace 9 años vivía con su papá en zona rural de Puerto Rico, Caquetá, y no se veían desde entonces. 

"Ella estaba esperando que una tía viajara para poder venir con ella, pero desde eso, que fue hace rato, no volví a saber de ella. Ahora lo que nos dicen es que ella puede ser una de las víctimas", asegura Mercedes. 

Su nieta se dedicaba a las labores del campo. Pasados los días sin tener noticias de ella, vecinos le empezaron a contar a su familia que la joven había sido raptada por grupos armados. 

"Fuimos a Medicina Legal e hicimos todas las pruebas, pero no nos confirman si el cuerpo de la niña estaba en ese bombardeo, no he podido hablar mucho con el papá porque está muy desesperado, no quiere saber de nadie", señala Mercedes. 

Sobre el bombardeo al campo de las disidencias donde murieron siete menores, Mercedes asegura que prefiere no opinar, pues "las leyes son las leyes y uno allá no se puede meter".

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO
Redactor de EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.