Suyay, una nueva oportunidad para niños y niñas a través de prótesis

Suyay, una nueva oportunidad para niños y niñas a través de prótesis

Director de esta fundación ha entregado 230 prótesis para niños y adultos. Son diseños de todo tipo.

AUTOPLAY
Suyay, la corporación que brinda una nueva oportunidad a través de prótesisLa Corporación Suyay crea prótesis para menores de edad y adultos. Tiene presencia en seis ciudades y realiza convenios en otros países para entregar prótesis y también brindar un acompañamiento integral.
Suyay, una nueva oportunidad para niños y niñas a través de prótesis

John Sebastian Mendoza Torres / EL TIEMPO

Por: Miguel Ángel Espinosa Borrero
10 de noviembre 2019 , 02:57 p.m.

Sentada sobre la mesa, Mía deposita toda su atención en el celular de su mamá. No le interesa nada más. Con el muñón de su mano derecha trata de despegar parte del estuche del aparato. Parece que no le importa que a sus escasos 4 años de edad su vida, como la conocía, está a punto de cambiar.

Junto a sus padres, la menor, de 4 años, se encuentra por primera vez en la fundación Suyay, una corporación que entrega prótesis personalizadas a niños y adultos.

Yusef Muñoz, su fundador, asegura que más allá de la entrega de las prótesis, también quiere ofrecer a las personas otras experiencias que permitan crecer a la fundación que funciona gracias a los aportes externos.

“Entregamos las prótesis -señala Yusef- y hacemos talleres de realidad virtual, robótica e impresión 3D. La prótesis es solo una herramienta que ayuda a potenciar ciertas actividades, el compromiso con los papás es para que detecten qué cosas ocurren y se empapen del tema”.

Suyay significa esperanza en quechua. Este año, Yusef y seis personas más dieron inicio a este proyecto en el que venden talleres de impresión 3D, además de terapias y acompañamientos a sus pacientes, también tiene los talleres para padres de familia, con lo cual quiere crear toda una experiencia.

Suyay, una nueva oportunidad para niños y niñas a través de prótesis

Mía, de 4 años, se encuentra en Suyay para que analicen su caso y pueda recibir su prótesis.

Foto:

John Sebastian Mendoza Torres / EL TIEMPO

Yusef resalta que se dedica a la fabricación de prótesis desde el 2016, desde entonces ha entregado 230 piezas durante su trabajo a niños desde los 2 años y a adultos hasta los 65.

Lo que hace especiales a las prótesis que entrega el equipo de trabajo de Yusef, son los diseños. Van desde personajes de ficción superhéroes, hasta princesas de Disney.
En el caso de Mía, con timidez, pero esbozando una sonrisa, asegura que le gustaría que su nueva mano sea rosada, como la Barbie.

“Esto se fabrica con material biodegradable para que no cause reacciones alérgicas -explica Yusef-. Se realiza el diseño a través de un software, se manda a imprimir y las máquinas, que yo fabrico, se encargan de materializar la pieza que está hecha a base de policarbonato”.

Para diseñar esta mano, la pieza consta de cinco partes, cada pieza toma cerca de un día en terminarse, pero Yusef cuenta con cinco máquinas, lo cual ha permitido que en 30 horas el trabajo esté realizado.

Una vez listas las piezas, todo tipo de colaboradores ayudan a lijar, pulir y pintar los diseños. Muchas personas que no aportan con dinero lo hacen a través de este trabajo.

Lo mejor del material es que es fácil moldearlo con calor, es decir, si la pieza sufre algún accidente o cuando el niño o la niña crecen, es solo regresar y la pieza se modificará. Así alcanzan hasta seis meses de vida útil.

Después, gracias al diseño que queda guardado se pueden imprimir nuevas piezas en caso de que necesiten un cambio por los motivos que se puedan presentar.

Correr la voz

Mientras Mía pone su muñón sobre un pedazo de papel para que lo dibujen y se puedan tomar las medidas, Daniela Olave, su madre, cuenta que ocho días antes se encontraron con una mujer en un hospital de la localidad de Kennedy que les contó sobre Suyay.

“Ella vio a la niña -cuenta Daniela- y cuando llegamos al baño nos alcanzó para contarnos del lugar, llamamos y de inmediato nos dieron la cita. Este tipo de cosas son buenas porque no todos cuentan con los recursos y la niña ha aprendido a vivir así, pero los otros niños suelen ser un poco crueles y sé que le afecta, así que espero que esto la ayude a ser más feliz de lo que ya es”.

Suyay, una nueva oportunidad para niños y niñas a través de prótesis

Daniela y su hija Mía.

Foto:

John Sebastian Mendoza Torres / EL TIEMPO

El trabajo de Yusef que recién empieza con este nuevo proyecto no solo está posicionado en seis municipios del país, también ha trascendido a otros países como México, Perú y España.

Hace poco tuvo la oportunidad de viajar hasta Cusco, Perú, para entregar una prótesis a una niña que por causa de unas graves quemaduras perdió su mano.

“Es un trabajo que hacemos en conjunto -resalta Yusef-; la gente de allá me contacta, me cuentan el caso, me ayudan con el dibujo, las imágenes y acá nos encargamos de elaborar la pieza. Luego todo se trata de una campaña a través de redes que nos permite recoger los recursos para viajar y entregarla personalmente”.

Estos procesos han ayudado a que el nombre de Yusef crezca y le permita llegar a diferentes rincones. En la actualidad, se encuentra pendiente del caso de un embera de 18 años que resultó afectado por una mina y perdió sus dos brazos. Esto, según Yusef, lo conmueve, pero también lo motiva para seguir trabajando por la gente.

“Las prótesis son generalmente con arnés -aclara Yusef-; entonces lo cuelgan y son de gancho, esas prótesis pueden pesar kilo y medio. Estas solo se amarran con velcro y pueden ser de unos 180 gramos. Mi satisfacción es que ayudamos a la gente con algo de calidad y que les sirve mucho, además del acompañamiento integral que hacemos”.

Por lo pronto, Yusef trabaja en una propuesta de máscaras para personas que han sufrido quemaduras. Es algo que aún permanece en periodo de prueba, pues todavía no encuentran la materia prima para poder sacarla al mercado.

Mientras tanto, una de las primeras beneficiadas de la nueva corporación de Yusef se ve feliz mientras sigue jugando con el celular de su mamá. Ella no sabe que a partir de hoy su vida será otra, tendrá a la Barbie en su mano derecha y seguirá potenciando sus habilidades gracias a este aporte práctico y artístico.

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @Leugim40

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.