Valledupar tiene el ADN de la economía naranja

Valledupar tiene el ADN de la economía naranja

La ciudad busca ingresar a la lista de capitales que en el país les apuestan a industrias creativas.

Festival Vallenato

La cultura de la música vallenata integra a una región conformada por Valledupar y al menos once municipios de Cesar y La Guajira. Foto:

Foto:

Óscar Berrocal / Archivo EL TIEMPO

Por: Guillermo Reinoso Rodríguez
30 de noviembre 2019 , 12:07 p.m.

La tierra de juglares y de reyes empieza a dar sus primeros pasos para sumarse al grupo de cinco ciudades que están en la lista de espera para convertirse en Área de Desarrollo Naranja (ADN), como el actual gobierno ha denominado a los espacios donde se van a incentivar y fortalecer las actividades culturales y creativas.

En ese partidor se encuentran Cali, Medellín, Barranquilla, Manizales y Bogotá que, de acuerdo con el Ministerio de Cultura, en el 2022 deberían estar en funcionamiento como ADN.

Estas áreas de desarrollo son una de las plataformas de la economía naranja, el programa bandera del gobierno de Iván Duque, quien ha destacado a las industrias creativas como el “motor de crecimiento económico y de oportunidades” que son “el presente y el futuro del país”.

(Le puede interesar: El encanto naranja de Valledupar)

Pero aunque la cuna del maestro Rafael Escalona, uno de los más grandes músicos de la cultura vallenata y colombiana, y de la ‘Cacica’ Consuelo Araújo Noguera, hija ilustre de estas sabanas y promotora de la cultura de la música vallenata, tiene méritos suficientes para estar dentro de ese grupo, aún no se la ha reconocido.

Precisamente, el próximo 11 de diciembre se llevará a cabo el foro ADN Regional Valledupar ¿Es posible? y alrededor de esta pregunta girará la discusión de un panel de invitados, entre los que se encuentran el viceministro de Desarrollo Empresarial del Mincit, Saúl Pineda; Ricardo Ávila, exdirector de Portafolio y analista económico sénior de EL TIEMPO; Jaime Bonet, director del Centro de Estudios Socioeconómicos del Banco de la República para el Caribe, y Gabriel Orozco Restrepo, coordinador del doctorado en Sociedad y Cultura Caribe de la Universidad Simón Bolívar.

El foro se realizará en el auditorio Crispín Villazón de la Comfacesar, en Valledupar, de 7 a. m. a 1 p. m., y cuenta con el auspicio de esta entidad, de la Cámara de Comercio de la capital del Cesar, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, el Sena Cesar y de las empresas Oleoflores y Klarens.

(Además: Ruta de festivales fortalece economía naranja en el Atlántico)

Así empieza a germinar el sueño de muchos valduparenses, entre ellos Nicola Stornelli García, reconocido periodista de la costa Caribe.

En este escenario se conocerán diferentes posiciones sobre viabilidad de una ADN de carácter regional para Valledupar, como nodo, y los municipios de La Paz, San Diego, Codazzi, Manaure, El Paso y Pueblo Bello, en el Cesar, y La Jagua del Pilar, Urumita, El Molina, Villanueva y San Juan del Cesar, en La Guajira.

Estos municipios no solo comparten una zona geográfica, la llamada Provincia de Padilla, sino también una serie de factores sociales, económicos, políticos, culturales y familiares que los han mantenido unidos.

“En esta región hay una serie de cosas hermosas por descubrir, tanto en turismo, como en cultura, folclor, gastronomía y artesanía. Eso es lo que nos permite proponer un área de desarrollo regional”, explicó el docente universitario y columnista de Portafolio y quien desde sus columnas y artículos publicados en este diario ha venido promoviendo la idea de crear una ADN regional, con la capital del Cesar como eje central.

Se trata, según Stornelli, de al menos una decena de entidades territoriales que están conectadas y en el imaginario de “nuestros juglares vallenatos”.

Con esta opinión se identifica el investigador y docente universitario Gabriel Orozco, quien dice que si hay ritmos que identifican al país a nivel internacional es el vallenato, cuyo epicentro es Valledupar, una ciudad con cerca de 500.000 habitantes y cuyo festival concentra la atención.

En esta región hay una serie de cosas hermosas por descubrir, tanto en turismo, como en cultura, folclor, gastronomía y artesanía

“El vallenato, y todo lo que gira en torno a él, se constituye en una forma de impulsar la economía, no solo de Valledupar, sino de una región que se identifica con el arraigo y la forma de expresión que contiene el mismo vallenato”, dice.

De hecho, según Stornelli, en Valledupar y los municipios del Cesar y La Guajira que están tan unidos por el género musical, se concentra cerca del 80 por ciento de los 4.000 compositores vivos de música vallenata que están registrados y reciben regalías de Sayco.

Además, en esta zona del Caribe residen aproximadamente 1.200 artistas que integran 30 agrupaciones vallenatas reconocidas.

Son argumentos más que suficientes para que los valduparenses consideren que es posible ser una Área de Desarrollo Naranja, en lo cual este foro es el escenario para enriquecer este proyecto.

GUILLERMO REINOSO
​Redacción EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.