Pasto ya vibra con el Carnaval de Negros y Blancos

Pasto ya vibra con el Carnaval de Negros y Blancos

Más de 2.000 personas recorrieron este viernes las calles de la capital nariñense.

Carnaval de negros y blancos

La llegada de la familia Castañeda es el símbolo del comienzo del Carnaval de Negros y Blancos.

Foto:

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

Por: Mauricio de la Rosa
04 de enero 2019 , 10:01 p.m.

“¡Llegó la familia Castañeda, llegó la familia Castañeda, carajo!”. Así pregonaban este viernes los fiesteros que les abrieron paso a los artistas que encarnaron a aquella familia que da la bienvenida oficial al Carnaval de Negros y Blancos, en Pasto.

Por las céntricas calles de la capital nariñense desfilaron, además de la peculiar familia, las estampas del Pasto del ayer, con mensajes de protección a la naturaleza y aquellas leyendas que los abuelos contaban a sus hijos. Fueron representadas por más de 2.000 personas que recorrieron sin descanso la senda del carnaval.

Como sucede cada año, quien encabezó el desfile fue Pericles Carnaval, el personaje que con mucha alegría y entusiasmo afirmó “que del 4 al 6 de enero en Pasto nadie esté triste, que aquí todo sea alegría y felicidad porque empieza el Carnaval de Negros y Blancos”.

Al ritmo del son sureño y de la música fiestera hizo su aparición una pareja de adultos mayores que representó a la familia Castañeda. Montaron un viejo carruaje de los años 40 y en su parte delantera había un gran cuadro de la Virgen de Las Lajas.
Más atrás, un grupo de jovencitas con trajes de monjas llegaron bailando para animar a los espectadores.

El arribo a Pasto del primer avión en el año 1921, que fue todo un acontecimiento de la época, también fue recordado en el desfile por un solitario hombre que empujaba una pequeña aeronave montada sobre una bicicleta.

Así, participaron 22 comparsas, que recibieron los aplausos del público. “Cada grupo con cada estampa se ha preparado tratando de superar las dificultades que ha tenido el desfile de la familia Castañeda en los últimos años”, expresó Juan Carlos Santacruz, gerente de Corpocarnaval, entidad que organiza esta festividad en Pasto.

Ni las veredas ni los corregimientos de Pasto se perdieron el desfile, ya que algunos de sus campesinos con sus atuendos particulares desfilaron para mostrar una réplica de la iglesia de Catambuco, otros lo hicieron con los dulces de Cabrera, y los de Mocondino mostraron al Niño de los santos rayos. Uno de ellos gritó a todo pulmón: ¡Vivan Pasto y sus carnavales!

“Pasto es modelo a nivel nacional e internacional de cómo se administra una manifestación cultural”, subrayó Santacruz, quien exaltó el esfuerzo de instituciones que aportan al festejo.

Otra estampa más fue la de 50 vecinos del barrio San Rafael, que se remonta al año 1930. Ellos lucieron el vestuario antiguo del siglo pasado, cuando apareció una de las viejas casonas que caracterizaron a ese sector tradicional de Pasto.

“Alboroto en la calle Angosta” fue otro motivo que recordaron varios jóvenes al bailar al ritmo de la música de una de las murgas.

Y del barrio Pandiaco se dieron a conocer sus expresiones culturales; además, se rindió homenaje a Maruja Padilla, la primera reina popular del Carnaval de Negros y Blancos.

Este sábado el turno será para el juego de los negros y el remate con la rumba en la plaza de Nariño, con casetas, tascas y clubes de la ciudad.

MAURICIO DE LA ROSA
Para EL TIEMPO
PASTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.