Secciones
Síguenos en:
'Mi reacción representa grito de docentes agotados'
Eduardo Marín

Eduardo Marín, profesor de la Universidad Sergio Arboleda, seccional Santa Marta

Foto:

Tomada de las redes sociales

'Mi reacción representa grito de docentes agotados'

Entrevista con Eduardo Marín, el profesor despedido por ofender  a una estudiante en clase.

Eduardo José Marín Cuello, premio Simón Bolívar de periodismo cuando todavía era estudiante, y docente de varias instituciones universitarias de Santa Marta, estos días ha sido duramente cuestionado por las palabras que usó en medio de una discusión que sostuvo con una de sus alumnas en clases virtuales.

En un momento de 'calentura', Marín lanzó varias expresiones fuertes y salidas de tono contra una estudiante , quien no dudó en usar las redes sociales para quejarse y exponer públicamente a su profesor a través de un video.

La grabación se hizo viral y fue replicada en los medios de comunicación regionales y nacionales.

Esa situación le costó el puesto de profesor de tiempo completo en la Universidad Sergio Arboleda, seccional Santa Marta,  quien dicho por compañeros profesores y otros estudiantes, hasta ese entonces había sido reconocido por su disciplina y brillantez profesional y académica.

EL TIEMPO conversó con Marín para conocer su versión de lo qué pasó y las circunstancias que lo llevaron por un instante a perder la cordura y exaltarse ante sus alumnos.

¿Qué provocó esa reacción agresiva?
Somos humanos. No justifico el comportamiento. Pero como humanos y como docentes hemos tenido un año de retos más y más grandes cada vez. La pandemia nos hizo transformar todo el escenario. Replantear todo. En el último año, cada vez es menor la cantidad de estudiantes que entran a la sesión de clase con actitud de aprender.
 
Le hablamos a cámaras apagadas, a micrófonos cerrados que responden tarde a las preguntas dialécticas. No son todos pero sí muchos. Y el desgaste que hemos tenido por exceso de trabajo en la misma casa nos tiene desequilibrados moral y emocionalmente.​

(También: Salió a marchar en Barranquilla y vándalos casi acaban con su negocio)

¿Qué piensa de la reacción que tuvo?
Hablo por muchos al decir que quizá esa reacción representa el grito atravesado de todo un cuerpo de docentes que están agotados al dar lo mejor y su trabajo no es recibido con asertividad entre el estudiantado que duerme mientras deja el teléfono conectado con la cámara apagada O sube historias y videos a tiktok en el horario de la clase.

¿Considera que se equivocó?
Fue un error, sí. Pero no eso no quita el trabajo que se ha hecho siempre en buena fe y con la entrega y dedicación que amerita tanto la labor docente como la de periodista.

¿Fue acertada la decisión de la Universidad?
Sobre si fue justo o no el despido, cada quien interpreta la situación.

¿Qué piensa de los señalamientos en redes sociales?
En las redes me juzgan desde lo que se ve, pero no desde el contexto real ni desde mi versión. Solo hay un vídeo recortado, que graba un momento de molestia y es acompañado de un texto que cambia el significado y termina dañando mi trabajo y mis aportes a muchas más generaciones, algunos profesionales, que hoy todavía agradecen lo que pude compartirles.

¿Qué fue lo que realmente sucedió?
Ella entra a la sesión a marcar asistencia, no había estado presente. Eso me empezó a molestar porque sentí a manera de burla e irrespeto con la clase y la Universidad que llegara a marcar asistencia.

Seguro alguien le dijo que yo iba a pasar la lista. Le cedí la palabra para que expresara de todos modos su ausencia y sentí una mala actitud en varias expresiones que chocaban incluso con el espacio de debate que habíamos tenido. Hoy siento que fue una provocación y además un concierto con alguien para grabar hasta hacerme estallar.

(Le puede interesar: Las claves del IED Humboldt para ser el mejor colegio del país)

¿A usted le molestó que hablaran del paro?
Recuerdo que reiteré que yo apoyaba la protesta, pero no salía a marchar por miedo a un contagio de covid puesto que vivo con personas que tienen comorbilidades. Ella, en forma retadora, da a entender que no tengo empatía y que ella sale pese a vivir con su abuela de edad avanzada.

Pero ahí ya yo estaba demasiado alterado, sobre todo por lo que ha sido el abuso de ella hacia las directrices de flexibilidad de la Escuela y la Universidad con casos como el de ella. Lamentablemente exploté.

¿Por qué enfoca su llamado de atención en la falta de internet de la estudiante?
La Universidad tiene una política clara frente a la asistencia al aula, las fallas son por cada hora de clase. En razón de la pandemia y toda la mediación virtual, los tiempos de conexión deben ser tenidos en cuenta para marcar la asistencia.

La estudiante, como varios en todas las Universidades, ha argumentado que tiene problemas de conexión. Es comprensible pero es un factor que debe sopesarse antes de la matrícula. Sobre todo en una institución privada donde la decisión de pagar el monto y adquirir los derechos de estudiante, obliga a cumplir los deberes de tal rol.

¿Como era el comportamiento de la estudiante en las clases?
En todo este lapso, cada vez que la estudiante faltaba o se conectaba tarde a la sesión o se desconectaba antes,por cualquier razón, aparecía por chat al día siguiente o a los dos días o el día que se vencía la fecha de entrega de la actividad a presentar excusa o solicitar que se le explicara por Whatsapp el tema completo de clase y la actividad asignada.

Eso, en horarios como las 9 :00 o 10:00 p.m. y hasta fines de semana. En el segundo corte incluso, le fue autorizada la entrega de una actividad de forma extemporánea debido a esos temas. Pero siempre le hacía énfasis en usar espacios como las tutorías que se apartan en plataforma o acordar una reunión para las mismas. Escenarios que nunca acudió.

¿Cree que debe disculparse?
No fue la manera y por eso pido disculpas pero sentí que alguien debía decirle o, al menos, darle a entender que debía ser responsable con sus estudios, que debía ser más sensata, que debía respetar los espacioso y tiempos ajenos y que, en fin, debía cambiar ella para poder cambiar su realidad.

¿Considera que esta situación se planeó en su contra?
Alguien, con alguna intención, grabó. Sé que no soy el único docente que ha Sido grabado. Pero sí el único que han llevado a ese extremo. El vídeo se hace viral.

Paradójicamente es publicado por personas que estudian comunicación y se les ha hablado de equilibrio y manipulación de información y demás, pero eso parece ser echado en saco roto por unos cuantos que quieren crear espacios de caos.

Por este episodio que afronta, el profesor Eduardo Marín ha recibido mensajes de apoyo masivamente a través de sus redes sociales

Roger Urieles
Para EL TIEMPO Santa Marta
@rogeruv

Lea más noticia de Colombia

-Suben precios y escasean alimentos en el Llano por el Paro Nacional

-Paro campesino en Anorí acabó tras llegar a acuerdo con la Gobernación 

-Guajiros se unen al paro nacional en paz y respeto

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.