Presuntos daños ambientales por cultivos de aguacate hass

Presuntos daños ambientales por cultivos de aguacate hass

Ambientalistas y comunidades del Eje Cafetero aseveran que afecta montañas y corrientes hídricas.

Aguacate en el Quindío

Varios ambientalistas denuncian "destrozos" en predios donde cultivarán aguacate hass en la vereda Navarco en Salento.

Foto:

Archivo particular

Por: REDACCIÓN EJE CAFETERO
30 de octubre 2018 , 06:00 a.m.

En los últimos días ha tomado fuerza la denuncia de varios ambientalistas que dieron a conocer algunas fotografías tomadas en la vereda Navarco, en Salento, Quindío, donde se observan predios sin vegetación pues, según advierten, los están adecuando para sembrar aguacate hass.

El ambientalista Néstor Ocampo reveló esta denuncia a través de sus redes sociales. En el texto señala que en las imágenes se ven “los destrozos que están causando en nuestras montañas, en la vertiente derecha de la cuenca del río Navarco, una de las últimas fuentes de agua que nos quedan en el Quindío y que, además, hace parte del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) de la Cuenca Alta del río Quindío. Está sucediendo en las fincas El Placer, El Brillante, La Arabia, San Luis y Las Aguas, que ahora son propiedad de la empresa Agrícola Altos del Valle S.A.S.”.

Además agrega que, a una familia campesina le están negando el paso por el camino que siempre ha usado para llegar a su propiedad, la finca El Corral, predio que se han negado a vender.

Según Ocampo, hace tres meses se vivió una situación similar en otro sector de ese municipio. En este caso con la empresa Camposol Colombia, que cultiva aguacate hass en la misma vereda, y que de acuerdo con algunos habitantes, les estaban restringiendo el paso por el camino que usaban y que pasaba por predios de la multinacional.

El alcalde Juan Miguel Galvis reclamó ante este caso durante la presentación oficial de la empresa, sin embargo los directivos negaron estas medidas.

Por su parte el director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ), José Manuel Cortés, informó que con anterioridad la autoridad ambiental avanza en un proceso sancionatorio por afectaciones ambientales en la vereda Navarco.

Según cifras de la Secretaría de Agricultura del Quindío, en 2017 el departamento ya contaba con 3.600 hectáreas sembradas en aguacate hass. Sin embargo este año la cifra podría llegar a casi las 6.000 hectáreas. El presidente de la Federación Nacional de Productores de Aguacate de Colombia, Diego Aristizábal, aseguró que con la llegada de varias empresas al Quindío “estamos llegando a 2.000 hectáreas (además de las 3.600) sembradas con aguacate”.

En Risaralda y Caldas

En Risaralda y Caldas también hay denuncias de posibles daños ambientales por cultivos de aguacate hass. Carlos Victoria, profesor de Ciencias Ambientales de la Universidad Tecnológica de Pereira, le comentó a este medio de efectos negativos de la siembra de la fruta en Guática, donde está el área sembrada más grande con este producto.

La secretaria de Desarrollo Agropecuario de Risaralda, Luz Yasmid López, afirmó que hubo un ‘boom’ de siembra de aguacate hass en el departamento y que esto causó que “al menos entre el 48 y el 49 por ciento de los cultivos estén ubicados en suelos no aptos”.

Según datos de Asofrucol, en Risaralda ya hay cerca de 3.800 hectáreas de aguacate hass. Además de Guática, hay cultivos en Quinchía, Apía, Balboa y Pereira, donde se registran unos 600 productores. Además, ya se asentaron dos empresas que compran la producción para exportación.

En Caldas, la comunidad de la vereda Cañaveral, del municipio de Salamina, manifestó su inconformidad con la manera en que -según los pobladores- la multinacional Campesinos Honrados de Chile ha llegado al territorio sin tener las respectivas licencias y sin un plan de desarrollo social para las comunidades.

“Empezaron trazando un plan de vías sobre tres nacimientos de agua que no abastecen ningún acueducto, pero la comunidad vio que tenían intención de tomar también una cuarta, la encargada de suministrar agua al 80 por ciento del corregimiento. A partir de ese momento se han hecho plantones gracias a los que nos dimos cuenta que no tenían estudio de suelos ni de impacto ambiental”, mencionó Federico Ospina, vocero de la junta de acción comunal.

La comunidad ha manifestado que su mayor preocupación son los daños que pueden causar un despojo total de las abejas y la inestabilidad de los suelos, pues los terrenos en los que se piensa plantar superan los 2.600 m.s.n.m.

LAURA SEPÚLVEDA - PARA EL TIEMPO ARMENIA
LAURA USMA PARA EL TIEMPO MANIZALES

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.