Letras que vuelan más allá de las rejas, en cárcel de Manizales

Letras que vuelan más allá de las rejas, en cárcel de Manizales 

Dieciséis internos de la cárcel de varones La Blanca publicaron el libro que recoge sus historias.

Presos escritores

No solo los reclusos, también los guardias encontraron en los libros una nueva pasión.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

Por: MANIZALES - LAURA USMA CARDONA PARA EL TIEMPO
21 de agosto 2018 , 12:31 p.m.

“Si la ves, dile que por favor me perdone, yo nunca le dije eso. Si la ves, dile que no es de ahora este sentimiento, que a pesar del tiempo no la saco del pensamiento”. Con estas frases se inicia Si ves a Pilar, uno de los textos que componen el libro que publican hoy reclusos de la cárcel de varones de Manizales.

Nueve horas a la semana en un pequeño salón en el segundo piso del edificio de educación del penal se reúnen 16 internos, dos profesores y Cristian Camilo Varela, el promotor de la idea de cambiar la droga por un lápiz.

Varela es un historiador de 32 años que en 2015 cayó en la cárcel La Blanca, en donde se encontró con la realidad: entre rejas los días parecen años. Por eso, y su pasión por las letras y la enseñanza decidió formar el programa Lee y escribe tu mente.

El historiador reconoce que eligió un camino de altos y bajos, pero que hoy, gracias al respaldo del Banco de la República, universidades y fundaciones locales, da sus frutos. Un libro con letras que relatan historias de vida que buscan reivindicarse.

“Lo que siempre se ha buscado es que a través de la escritura se cambie la visión negativa que la sociedad tiene sobre ellos. Que con estas publicaciones sientan reconocimiento positivo, porque sus escritos son el reflejo de la cotidianidad de la prisión y sus afugias. Son sus sentimientos expuestos, como seguramente nadie los conoce”, comentó Varela.

Cápsulas de Cultura es el libro que reúne más de 50 textos sobre la vida dentro y fuera del penal, qué los llevó al consumo, porqué cometieron un delito, cómo es su vida en la cárcel. Poesías, cuentos y crónicas que resumen 16 vidas en 150 páginas.

“Cada relato revela que estar en la cárcel es consecuencia de muchos hechos que pasan en la vida. Muchos de los que están aquí hoy son muchachos de 18 años que vienen desde una casa de recepción de menores, es una cadena, en donde lo más importante es encontrar es la causa y empezar un proceso para tratarla”, dijo.

Y pensarían muchos que las letras son para los reclusos una distracción o un pasatiempo para que los días se vayan rápido, pero para Camilo y sus 16 pupilos es más que eso. Un pensamiento y una vida nueva son la razón de este proyecto.

“Lo mejor es que en la práctica hemos podido demostrar que este proyecto transforma y la prueba clara es la vida de Juan,que hoy está libre. Tiene 21 años y llegó aquí en un estado marginal porque era adicto al bazuco, pero gracias a su sensibilidad encontró en la poesía un camino. Dejó la droga, pasó de pesar 38 kg a estar en 63 kg en tres meses, de no bañarse un mes a preocuparse por su aspecto personal, buscar a su hija y salir convertido en otra persona”.

Varela está en el patio más tranquilo, entre los empleados públicos que se han equivocado. Allí no hay peleas, ni consumo, pero no es la realidad del resto de sus compañeros. En otros hay consumidores, jíbaros y riñas constantes que en muchas ocasiones son la corriente más dura de llevar.

“Lo más difícil ha sido luchar con las dinámicas del lugar. Un chico que deja de consumir significa menos dinero para un jíbaro, entonces hay golpes, hay desmotivación, hasta que finalmente abandonan, pero la meta es clara y seguimos luchando”.

Un nuevo escritor

Jorge Luis Muñoz lleva cuatro años en la cárcel, y hace tres conoció a Varela, se dejó seducir por las letras y también logró publicar su primer libro.

“Viaje de sombras son 30 poemas de esperanza, de dolor y desilusión, pero no solo mías, sino de mis compañeros, porque yo escribo también para ellos. Trato de para ser su voz para que a través de mí se sacudan de todo lo doloroso que vivimos acá”, explicó.

Con el apoyo de su familia Muñoz logró más que su primera publicación, sentirse y hacer sentir orgullosos a quienes lo han apoyado siempre. “Ver a mi familia feliz de este proceso es lo mejor y motiva como ninguna otra cosa. Espero que estas letras toquen el corazón de todas las personas que lo lean y se den cuenta de que dentro de las cárceles hay buenas personas y muchos talentos”.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.