Temor a medirse la ropa espanta a compradores de tiendas

Temor a medirse la ropa espanta a compradores de tiendas

Los comerciantes permiten en algunos almacenes medirse las prendas y las ponen luego en cuarentena.

Centro Comercial Gran Plaza

Así se hace el proceso de desinfección en el centro comercial Gran Plaza.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Por: Medellín y Bucaramanga
08 de junio 2020 , 11:42 p. m.

Los almacenes de ropa siguen siendo golpeados por la pandemia, pues pese a que muchos ya abrieron, están registrando bajas ventas por el miedo de los clientes a medirse las prendas.

Esta situación se comenzó a detectar en Santander y Antioquia, las primeras regiones donde abrieron los centros comerciales con protocolos de bioseguridad

(Le recomendamos nuestro Mídase a ver: ¿Sabe cómo está su oído para el inglés? Pruébese con este test)

Angélica González, propietaria de Coquette Boutique, del centro comercial Gran Plaza, de Medellín, calificó como complicado el hecho de vender ropa para mujeres sin que se la puedan medir. Por dicha razón, narró que las ventas han sido muy bajas, porque, de cualquier modo, la forma como quede la prenda determina que la persona la compre o no.

En esta capital, donde abrieron hace una semana 80 centros comerciales, hay almacenes que manejan diferentes estrategias para brindarles seguridad a sus clientes.

Una de ellas es la marca Wanitta, en la cual, si bien las personas no pueden medirse las prendas, sí pueden hacer cambios y la ropa que vuelve al almacén entra a cuarentena y es enviada a la bodega central de la marca, donde se le hace el proceso de desinfección. Otros permiten medirse prendas por topes, es decir, sólo se puedan probar 3 o 5.(Le recomendamos ver la increíble historia de Viviana, una niña sin límites para estudiar)

Si se lo dejamos medir y no se la llevó la guardamos por 48 horas, le rociamos alcohol tratando de no dañar la prenda y luego lo sacamos después de ese tiempo

"Esto no ayuda mucho, pero le estamos dando alguna alternativa a las clientas, estamos dándole manejo a cada persona y muchas entienden la situación. Si se lo dejamos medir y no se la llevó la guardamos por 48 horas, le rociamos alcohol tratando de no dañar la prenda y luego lo sacamos después de ese tiempo", comentó la comerciante.

María Clara Posada, gerente de negocios de la marca Tania, explicó que la estrategia de este negocio va desde que llegan los clientes a la tienda.

(Le recomendamos leer: Pandemia desnudó la pobreza oculta en ‘barrios ricos’ de Bucaramanga)

"Desde el ingreso se exige tapabocas e incluso tenemos unos para vender. Luego se hace el proceso de desinfección tanto para el cliente como para la persona que lo va a atender dentro de la tienda, la cual, a su vez, es desinfectada cada 2 horas. Ya si la persona quiere medirse una prenda, se desinfecta esta y también el probador. Posteriormente, si la prenda es devuelta y el usuario no se la lleva, esta se desinfecta y se pone en cuarentena por varias horas", expresó la vocera de Tania.

Ingreso Centro Comercial Cacique

Con sensores controlan el acceso a centros comerciales en Bucaramanga.

Foto:

Edgar Vargas

En Bucaramanga, las vendedoras de almacenes de ropa coincidieron en este temor. "No hemos tenido mucha venta desde que se abrió, la gente no quiere tocar la ropa y eso dificulta que la compren. No se la pueden medir, entonces no la llevan", dijo una de ellas.

En esta capital, reconocida a nivel nacional por la marroquinería, abrieron también los sitios de calzado, pero no les ha ido mejor aunque los vendedores tengan medidas de bioseguridad, porque no dejan medir los zapatos a sus clientes.

"No es fácil, pero lo hacemos por cuidado de todos. Hay clientes que dicen que no compran porque no se pueden medir el calzado"
, indicó el gerente de uno de los centros comerciales que abrió desde finales de la semana pasada.

EL TIEMPO consultó con expertos epidemiólogos, quienes concluyeron que no existen estudios formales y con reconocimiento que detallen cuánto puede durar el virus en la tela de la ropa y que contagie a otra persona que toque la prenda. Por lo tanto, no se sabe si los protocolos de algunos comerciantes funcionen o no.

No obstante, sí hay invetigaciones que indican la vida del virus en superficies como madera o metales, los cuales están presentes en los probadores y sí deben ser debidamente limpiados con alcohol a 70% y esperar al menos dos horas entre cada uso.

MEDELLÍN Y BUCARAMANGA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.