¿Por qué los cierres fronterizos dejan a Cúcuta sin gasolina?

¿Por qué los cierres fronterizos dejan a Cúcuta sin gasolina?

El combustible traído de Venezuela por contrabandistas abastece una parte del parque automor local.

Gasolina en Cúcuta

Contraloría pidió a la Alcaldía intensificar los controles de la Policía para evitar la especulación en las estaciones de servicio.

Foto:

Cortesía Policía Metropolitana de Cúcuta

Por: Gustavo A. Castillo Arenas
30 de mayo 2019 , 10:04 a.m.

Cúcuta y su área metropolitana padecen esta semana una ‘sed’ de gasolina, que no es nueva. En los meses siguientes de agosto de 2015, cuando Nicolás Maduro ordenó el cierre de frontera con Colombia, la ciudad fronteriza y los municipios aledaños atravesaron una situación similar de desabastecimiento de combustible, que originó enormes filas de vehículos parqueados, en las estaciones de servicio, a la espera de poder tanquear.

Cuatro años después de ese bloqueo limítrofe, Maduro volvió a cerrar la línea divisoria el pasado 23 de febrero y el fantasma de la escasez del fluido reapareció, pero esta vez tiene un ingrediente inesperado: el contrabando del hidrocarburo venezolano se desplomó estrepitosamente en la zona fronteriza por la falta de derivados del petróleo, que golpea la enclenque economía del vecino país.

Por esta razón, muchos gremios económicos de la capital nortesantandereana, como el de la Asociación de Estaciones de Servicio de Norte de Santander (Asesnort) aseveraron que este fenómeno, causado por el agotamiento del cupo de 10’517.739 galones de gasolina, asignado mensualmente al departamento por el Gobierno Nacional, se pudo haber evitado.

Esta crisis por el combustible era demasiado predecible, porque ya lo habíamos vivido en 2015 y era el mismo escenario de caos y congestión

Yuleima García, directora del Sindicato de Trabajadores de Gasolina (Sintragasolina), se refirió a un estudio, realizado en 2015, en el cual se pudo identificar que el parque automotor local consumía un promedio mensual de 13’500.000 galones de combustible, arrojando un déficit de 3’000.000 que siempre fue abastecido por los populares pimpineros, cuya materia prima es el producto traído ilegalmente de Venezuela.

“Esta crisis por el combustible era demasiado predecible, porque ya lo habíamos vivido en 2015 y era el mismo escenario de caos y congestión. En esa fecha se supo que había una sobredemanda, cubierta por los pimpineros, lo que nunca le interesó al Gobierno Nacional. Y ahora el calvario se repite”, explicó esta sindicalista.

Por ser zona de frontera, en la capital nortesantandereana se ofrece este mineral destilado en un precio preferencial, que se tasa en 7.600 pesos por galón. A pesar de la tarifa preferencial, los pimpineros seguían comercializando el producto, hasta que el costo del hidrocarburo venezolano sobrepasó la barrera tarifaria local; se extinguió el bombeo de este fluido en la nación vecina y aniquiló el principal insumo de este negocio informal.

Frente a esta dinámica, el clamor de las autoridades regionales al Ministerio de Minas y Energías, sobre la ampliación del cupo, ha sido recurrente.

La situación actual en materia de combustible del departamento es motivo de preocupación para todos los sectores

A la solicitud elevada el martes por el alcalde de Cúcuta, César Rojas, se sumó el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, que volvió a pedir el despacho de los 3,5 millones de galones restantes para cubrir toda la demanda del parque automotor.

“La situación actual en materia de combustible del departamento es motivo de preocupación para todos los sectores. Elevaremos nuevamente el llamado al Gobierno Nacional (…) Tras evaluar la problemática, se le pidió a la Policía Nacional intensificar los operativos en las zonas de distribución”, puntualizó el mandatario regional.El funcionario añadió que el volumen anticipado por el Ministerio de Minas y Energías, de 600.000 galones como medida preventiva, ya se acabó.

Contraloría denunció posible especulación de precios en las gasolineras

A través de un oficio, la Contraloría de Cúcuta pidió intensificar los controles por parte de la administración municipal para combatir la especulación de precios, que se podría generar por la oferta de gasolina sin la tarifa preferencial.“Este órgano de control solicita al gobierno local tomar las acciones necesarias para prevenir las especulaciones en torno al precio del galón y de la misma manera se tomen medidas para regular y organizar la distribución del combustible”, exigió la entidad.

Debido a esta crisis, gran parte de las estaciones de servicio colgaron afiches a las afueras de estos establecimientos, anunciando el nuevo valor del hidrocarburo, que se tasa en 9.500 pesos.

Gustavo A. Castillo Arenas
Corresponsal de EL TIEMPO
​Twitter: @Litumaescritor
CÚCUTA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.