Epidemia deja al menos cuatro niños muertos y 301 afectados en Chocó

Epidemia deja al menos cuatro niños muertos y 301 afectados en Chocó

Menores atendidos presentan sintómas relacionados con enferemedades diarreicas. 

Indígenas Chocó

Buenavista está ubicado a 6 horas del casco urbano de Pizarro, Bajo Baudó, Chocó.

Foto:

Hector Zamora / Archivo EL TIEMPO

Por: Medellín
02 de febrero 2020 , 06:30 p.m.

Un médico, una enfermera, una bacterióloga y un equipo de vacunación forman parte de una comisión médica que atendió al finalizar esta semana a 301 niños de la comunidad indígena Wounaan, en Buenavista, Bajo Baudó, Chocó. Un poblado que no supera los 1.500 habitantes.

Todos los menores atendidos presentaban síntomas relacionados con enfermedades diarreicas agudas (EDA), infecciones respiratorias agudas (IRA) e infecciones en la piel, como altas fiebres, diarrea y vómito. La brigada identificó entre los niños un caso de malaria y un caso de tuberculosis.

Sí hay niños fallecidos

Orlando Moya, representante legal del Consejo de Autoridades del Pueblo Wounaan de Colombia (Woundeko), había denunciado que desde el pasado 23 de enero más de 180 menores de edad presentaban altas fiebres, diarrea y vómito por cuenta de una enfermedad sin identificar que, según decían, había cobrado la vida de cinco niños.

Aunque en el pasado miércoles el Ministerio de Salud encargado informó que no se habían identificado a personas muertas,  el secretario de Salud de Chocó, Carlos Tirso Murillo Hurtado, confirmó que "sí hay niños fallecidos a causa de enfermedades asociadas a EDA e IRA en la comunidad. Nosotros estamos estableciendo cuántos son y cuáles son. Según los informes de la comisión médica, presumimos que son cuatro los niños fallecidos".

El funcionario aseguró que, si bien no se ha determinado la causa exacta de las afecciones en los niños, estas estarían relacionadas con las malas condiciones de salubridad del agua, el aumento significativo de las lluvias, el tema cultural (por el que los niños andan muchas veces sin ropa), aunado a otros determinantes como hábitos y estilos de vida. 

La cifra exacta será determinada por un equipo conformado por el Instituto Nacional de Salud, del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Salud departamental, quienes, además de realizar dicha labor, trabajarán con las comunidades ocho días en la capacitación de diversos temas relacionados con salubridad, con la intención de dejar una capacidad instalada en el territorio.

"Se identificará un agente comunitario, para que ejerza la función de agente de salud. En primera instancia, realizará un acompañamiento a la comunidad y que pueda suministrar lo necesario para la rehabilitación oral y lo otro, que sean los que notifiquen a las autoridades la situación que se presente en cuestiones de salud", indicó Murillo.

Se identificará un agente comunitario para que ejerza la función de agente de salud. Este acompañará a la comunidad y suministrar lo necesario para la rehabilitación oral

El acceso en el departamento del Chocó es complicado incluso hasta en las comunidades más grandes. En el caso de la comunidad indígena Wounaan, se requieren seis horas en lancha para desplazarse desde Pizarro, Bajo Baudó, hasta su poblado ubicado en Buenavista, en un territorio complicado. Hechos que dificultan, sin lugar a dudas, las labores con las comunidades. 

Además, de acuerdo con el funcionario, con las comunidades no hay una comunicación efectiva que permita a las instituciones conocer de manera inmediata lo que está pasando en materia de salud, hecho que también ha permitido el incremento de niños enfermos. En estos hechos radica la importancia de los nuevos agentes de salud comunitarios. 

Además de ello, los habitantes serán capacitados por la comisión para "tener un manejo con la estrategia del entorno saludable, manejo de residuos solidos, habitos y estilos de vida saludable y tenencia de mascotas", expresó Murillo. 

Se tiene poca capacidad en el departamento para atender a quienes están en los territorios más alejados y menos poblados

El funcionario también reconoció que los problemas en estas comunidades tienen mucho que ver con el manejo institucional desde donde "toca fortalecer la vigilancia comunitaria", indicó. Además, en temas de infraestructura y la poca capacidad que se tiene en el departamento para atender a quienes están en los territorios más alejados y menos poblados. 

Por otro lado, de acuerdo con el representante Moya, además de estos hechos que, por ahora, solo han atacado a los menores de 10 años, se tiene conocimiento de nueve casos más en la comunidad indígena ubicada en Santa Teresita, en Juradó.

El líder señaló, además, que más arriba de Buenavista, en Puerto Piña, una comunidad con 500 habitantes, se conoció el caso de un joven que tuvo que ser sacado en lancha en la madrugada del pasado martes porque  presentaba los mismos síntomas de la comunidad Wounaan..

MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.