Obras del nuevo Gramalote están sumidas en retrasos y cuestionamientos

Obras del nuevo Gramalote están sumidas en retrasos y cuestionamientos

Un puente en la vía de acceso presentó fallas estructurales y construcción del hospital no avanza.

Obras del nuevo casco urbano de Gramalote

El casco urbano del nuevo Gramalote surge en medio de cuestionamientos por sobrecostos y malo diseños. Contraloría tiene las obras bajo la lupa.

Foto:

Cortesía del Fondo de Adaptación

Por: Gustavo A. Castillo Arenas
02 de mayo 2019 , 09:36 a.m.

El resurgimiento del nuevo casco urbano del municipio de Gramalote (Norte de Santander) sigue siendo un sueño que ya completa cerca de nueve años en construcción. Aunque el Fondo de Adaptación anunció la recta final de este proyecto de reasentamiento, la administración municipal y los organismos de control creen que todavía falta tiempo y dinero para que sea una realidad.

Hace dos semanas, esta entidad, adscrita al Ministerio de Hacienda, aseveró que esta megaobra, cuya inversión asciende los 400.000 millones de pesos, alcanzó un 90 por ciento de avance con la inauguración de la sede del colegio Sagrado Corazón de Jesús y la Estación de Policía.

“Edgar Ortiz Pabón, gerente del Fondo Adaptación, que está encargada del proceso de reconstrucción de este municipio nortesantandereano, señaló que la entrega de estas dos infraestructuras permite avanzar en más del 90 por ciento del total del proyecto”, indicó la entidad en un comunicado de prensa.

Sin embargo, el ritmo de esta megaconstrucción, marcada por sobrecostosos, retrasos y cuestionamientos, ha demostrado que la realidad es otra.

El proyecto está paralizado. El jueves de la semana pasada estuvimos presentes en una mesa de la Contraloría, donde se pudo concluir que el centro asistencial apenas está en el 62 por ciento

Tras un ejercicio de conciliación, la Alcaldía de Gramalote, Personería y Contraloría lograron destrabar las obras del hospital, que desde hace un mes permanecían paradas por los incumplimiento de la empresa contratista, llamada Bacon, al pago de los sueldos de los obreros y de las obligaciones con sus proveedores. Esta deuda asciende a los 400 millones de pesos.

“El proyecto está paralizado. El jueves de la semana pasada estuvimos presentes en una mesa de la Contraloría, donde se pudo concluir que el centro asistencial apenas está en el 62 por ciento. También se pudo llegar a un acuerdo en el que el contratista va a cancelar esta cartera morosa y que el Fondo va a girar una factura para resolver esta situación a más tardar para el 6 de mayo”, indicó José Tarcisio Celis, alcalde de Gramalote.

Inicialmente, la entrega de este centro asistencial se tenía prevista para finales de mayo, sin embargo, esta serie de dificultades obligó a posponerla para mediados de julio. Esto ha hecho que el mandatario local solicite un esquema rápido de atención, integrado por un doctor y una ambulancia, que respondan a una emergencia y que, si es necesario, atraviesen los nueve kilómetros que separan a esta cabecera municipal de la unidad médica más cercana.

Por otro lado, esta edificación, que está bajo la lupa de la Contraloría, ya arrojó sobrecostos por más de 2.000 millones de pesos. En principio, el proyecto contemplaba una inversión de 5.000 millones de pesos, no obstante, el cambio de terreno por hallazgos de sedimentación, terminó modificando los estudios iniciales.

El órgano de control también tiene en su radar el segundo tramo de la vía de acceso, que ha costado 47.500 millones de pesos y comprende 2,5 kilómetros entre los municipios de Luordes y Gramalote.

En 2017, una auditoría de control fiscal encontró cinco hallazgos por un monto cercano a los 6.371 millones de pesos en esta intervención vial y en el contrato de 1.007 soluciones de viviendas, en la modalidad de reubicación del casco urbano, que colapsó durante la ola invernal de 2010.

Puente en Gramalote

Personería dice que el puente presentó fallas estructurales tras su prueba de resistencia. Fondo de Adaptación hizo una adición para su repotenciamiento.

Foto:

Cortesía de la Personería de Gramalote

Además de estas irregularidades, uno de los tres puentes que complementan esta malla vehicular, presentó fallas en su estructura y deberá someterse a un proceso de repotenciación, con una cláusula adicional de 3.000 millones de pesos.

“Según los estudios y los diseños aprobados, en esta vía se iba a invertir 17.500 millones de pesos. Pero, cuando el contratista empezó a ejecutar la obra, se dio cuenta que esa plata no alcazaba, porque había que hacer varios de tipos de intervenciones y pidió más recursos por el 50 por ciento, casi 8.000 millones de pesos más y eso se nos convirtió en 25.000 millones, y aun así eso no se terminó. Al Fondo le tocó sacar un nuevo contrato por otros 18.000 millones para culminar la obra”, precisó Gerardo Villamizar, personero de Gramalote.

De acuerdo con el funcionario y el Alcalde, este tipo de anomalías estructurales también se presentan en la plaza de mercado, donde las filtraciones de agua en los techos ha impedido el despegue de esta infraestructura, destinada a la reactivación de la economía del centro poblado, ya con 2.000 habitantes.

Escogencia a dedo de contratistas

Las situaciones de impago por parte de la Unión Temporal del Nuevo Gramalote a sus trabajadores, que han instaurado más de 40 quejas ante la Personería, y la quiebra de la empresa contratista Vimark dejó al descubierto una serie de malas prácticas al interior del Fondo de Adaptación durante sus procesos de selección de los oferentes para ejecutar este megaproyecto.

Nos hemos percatado de que las empresas seleccionadas no tienen un músculo financiera, ni tampoco la idoneidad a la hora de hacer estudios

De acuerdo con el Personero, el régimen de contratación de la entidad, que se aleja al contemplado en la ley 80 de 1993, fortaleció un esquema de escogencia casi a dedo de las firmas asignadas para estas labores.

“Nos hemos percatado de que las empresas seleccionadas no tienen un músculo financiera, ni tampoco la idoneidad a la hora de hacer estudios, lo que hace que algunos frentes de trabajo generen más gastos y retrasen el proceso, como ocurre ahora, porque ni las viviendas, ni el hospital y ni hablar del equipamiento urbano, que está en etapa de estudio previo, alcanza el 70 por ciento de ejecución”, puntualizó el funcionario.

Gustavo A. Castillo Arenas
Corresponsal de EL TIEMPO
Twitter: @Litumaescritor
CÚCUTA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.