La tregua por coronavirus entre alcalde de Cartagena y concejales

La tregua por coronavirus entre alcalde de Cartagena y concejales

En un mes ambas partes se verán las caras para definir el plan de desarrollo. Concejo promete apoyo.

William Dau

Fragmento del discurso del alcalde de Cartagena, William Dau Chamat, el día de su posesión.

Foto:

John Montaño / EL TIEMPO

Por: John Montaño 
20 de abril 2020 , 05:48 a.m.

Pese a odios y rencores entre el alcalde de Cartagena, William Dau Chamat y la mayoría de concejales, en menos de un mes ambas partes de nuevo se verán las caras para definir el futuro inmediato de la ciudad.

“Nos tenemos que sentar a trabajar en el plan de desarrollo, que ahora con la pandemia suponemos que dará giros: esta ciudad vive del turismo que por lo menos durante un año o un año y medio va a ser un sector casi muerto, y la administración tiene que alistarse para comprar grandes cantidades de comida por mucho tiempo”, le dijo a EL TIEMPO el concejal David Caballero, presidente del cabildo distrital.

También tendrán que verse las caras alcalde y concejales, para definir ya el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que no se desempolva desde hace 20 años, y que es urgente para una ciudad donde abundan las construcciones ilegales, y el uso de suelo es violado en todos los estratos.

La ciudad ya abonó 600 mil millones de pesos para la ejecución de las obras de protección costera. ¡Proyecto Urgente! Porque la erosión costera, como el coronavirus, es un enemigo silencioso.

Además, lucha contra la pobreza y la corrupción, educación, plan  maestro de drenajes y la salud, tan cuestionada durante la emergencia por coronavirus, son apenas algunas de las tareas que ambas entidades públicas deberán emprender unidas. 

De izquierda a derecha: William Dau, alcalde de Cartagena; Monseñor Jorge Enrique Jiménez, y David Caballero, presidente del cabildo distrital.

De izquierda a derecha: William Dau, alcalde de Cartagena; Monseñor Jorge Enrique Jiménez, y David Caballero, presidente del cabildo distrital.

Foto:

archivo particular

Dejar los odios y trabajar por Cartagena

Una vez pase la pandemia por coronavirus, el pulso entre ambos poderes podría ahondar más la crisis institucional de una ciudad que viene de un largo periodo de interinidad, de 7 años, en los cuales han pasado 11 alcaldes por el Palacio de la Aduana; además un exalcalde, una contralora distrital y 12 concejales estuvieron tras las rejas.

Hoy, el Concejo de Cartagena le cuestiona a Dau la demora en la entrega de ayudas humanitarias en los barrios, y un convenio de cooperación entre la alcaldía mayor y la empresa española Innoquant Sterategic Analytics, por 150 millones de pesos para un software que tiene como misión la supuesta atención de la pandemia del Covid – 19 en la ciudad.

Pero además, según el presidente del Concejo de Cartagena, David Caballero, hay problemas de comunicación entre ambos poderes y la falta de experiencia de la mayoría de funcionarios públicos del Distrito también afecta que trabajen de la mano.

En estos tres meses y medio, por ejemplo, yo he hablado sólo en dos oportunidades con el alcalde, lo mismo sucede con la mayoría de funcionarios de la alcaldía, los sentimos distantes

A superar los problemas de comunicación entre alcalde y concejales

El pulso entre la administración Dau y el cabildo tocó fondo el pasado lunes durante el cierre de sesiones extraordinarias, vía web, en el cual hubo una acalorada discusión entre el alcalde y algunos concejales, incluidas vulgaridades y frases de grueso calibre, que dejaron en evidencia el fuerte pulso político y la tensión entre ambos escenarios públicos, que incluso podrían tener como consecuencia sanciones por parte de la Procuraduría.

“Desde que esta administración arrancó y el concejo se instaló hemos tenido muy poca comunicación. En estos tres meses y medio, por ejemplo, yo he hablado sólo en dos oportunidades con el alcalde, lo mismo sucede con la mayoría de funcionarios de la alcaldía, los sentimos distantes”, señala David Caballero, presidente del Cabildo.

Según Caballero, durante los 45 días que lleva la emergencia sanitaria en Cartagena, el Concejo ha consultado por la demora en la entrega de ayudas y por los planes en salud y protección a la ciudadanía ante la pandemia que deja, al cierre de esta edición, 158 casos positivos y 9 muertes por el Covid- 19.

Nosotros nos ponemos en los zapatos del alcalde. Esta pandemia no lo esperaba nadie, en el mundo. Lo que hemos hecho es nuestro trabajo. Hay que ejercer control de lo público: la gente lo llama a uno de los barrios preguntando por qué las ayudas no llegan y nosotros lo consultamos con las autoridades distritales”, explica Caballero.

El alcalde Dau tiene el apoyo de los cartageneros, cansados de la corrupción

Pero el alcalde William Dau ve a la mayoría de los cabildantes como el palo en la rueda, dispuestos a torpedear los proyectos de la administración.

Desde que esta administración se instaló solo ha recibido ataques de algunos concejales, y falta de respeto hacia mis funcionarios, les interrumpen sus intervenciones en las sesiones, los tratan de incompetentes. No voy a permitir faltas de respeto”, señaló el alcalde, que ofreció disculpas a la ciudad y el país por las acaloradas frases con las cuales se refirió a la mayoría de los concejales, a los que tildó de “corruptos y trúhanes”.

Dau recuerda que el pasado 27 de octubre fue elegido con una votación histórica de 114.239 votos, superando por 11 mil votos a su contrincante directo: William García, quien tenía el respaldo de cuatro partidos políticos y millonarios recursos para su campaña.

El triunfo de William Dau, que no estaba en las cuentas de nadie, y menos de las maquinarias políticas, fue el grito unánime de una ciudad agotada de la corrupción y de los malos manejos administrativos, pero además fue un balde de agua fría contra las castas políticas de antaño que han sumido en la corrupción a la ciudad, que hoy no pueden llevarse el erario público, y por eso los constantes ataques a una administración que apenas inicia”, señala el sociólogo cartagenero Jesús David Ramírez.

Yo pido una tregua, por lo menos mientras pasa esta emergencia por coronavirus, si quieren después nos volvemos a dar en la jeta, pero ahora tenemos que pensar en la ciudad

La iglesia pide remar hacia un mismo horizonte

Para curar las heridas y las diferencias que hoy dividen a ambos poderes, la iglesia católica, por medio de Monseñor Jorge Enrique Jiménez, sentó a Dau y Caballero el pasado miércoles para que, según Monseñor “remen en u mismo horizonte”.

“Yo pido una tregua, por lo menos mientras pasa esta emergencia por coronavirus, si quieren después nos volvemos a dar en la jeta, pero ahora tenemos que pensar en la ciudad”, dijo Dau.

Este concejo tiene tres meses de instalado y esperamos aprobar todos los proyectos de acuerdo que produzca la alcaldía. Van a ser estudiados, y si jurídicamente son viables tendrán el respaldo del Concejo, porque ese es nuestro deber”, concluyó el presidente de la corporación, David Caballero.

      

JOHN MONTAÑO
Redactor de EL TIEMPO

Cartagena
En Twitter: @PilotodeCometas

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.