Subienda de peces en Lorica, Córdoba, adelantó la Navidad a pescadores

Subienda de peces en Lorica, Córdoba, adelantó la Navidad a pescadores

En el mercado público se puede conseguir la oferta de 12 bocachicos (8 kilos) en $20 mil pesos.

Subienda

La subienda llegó de manera sorpresiva a las aguas del río Sinú.

Foto:

Gudilfredo Avendaño

Por: GUDILFREDO AVENDAÑO
11 de octubre 2018 , 08:15 a.m.

Viene ocurriendo desde principios de esta semana. La subienda de pescados de varias especies llegó de manera sorpresiva a las aguas del río Sinú en su punto de encuentro con el caño de Aguas Prietas en Lorica, Córdoba, una región que por años ha sido favorecida con la multiplicación de los peces.

Desde el lunes en horas de la tarde, cuando los frecuentes pescadores de la zona empezaron a notar que sus atarrayas se llenaban fácilmente de bocachicos, bagres, mojarras y otras especies, se regó la noticia en el pueblo y sus alrededores, lo que trajo de inmediato a nuevos aventureros del río y cientos de curiosos que desde la orilla o el puente sobre el afluente observan las rendidoras faenas.

La abundancia es una palabra que muy poco conocen los pescadores de Lorica, por sus condiciones económicas y la desaparición de peces en los últimos años. Sin embargo, comentan los propios nativos que en esta ocasión la Navidad se les adelantó con la captura masiva de las especies.

No se sabe cuándo volverá la abundancia traída por el río, porque esa no es permanente, por eso es que estamos haciendo el trabajo continuo y con turnos para descansar

"Ya era hora que tuviéramos una subienda de pescado porque los que nos dedicamos a la pesca, escasamente conseguimos pal sustento, pero en esta ocasión tenemos hasta pa' los gastos de navidad", asegura en medio del júbilo Mariano Sánchez, uno de los afortunados pescadores.

Asegura que desde que se enteró de la subienda no ha parado de pescar al lado de su hermano y sus dos hijos, quienes cubren turnos de cerca de cuatro horas tirando la atarraya a la corriente de agua.

"No se sabe cuándo volverá la abundancia traída por el río, porque esa no es permanente, por eso es que estamos haciendo el trabajo continuo y con turnos para descansar", asegura el pescador Sánchez.

Subienda

Para los pescadores, la captura de grandes cantidades de peces es la recompensa que da la naturaleza a estos pobladores que no tienen otra alternativa de empleo.

Foto:

Gudilfredo Avendaño

Pero Edelberto Morelo Esquivel, es un curtido pescador de la zona que conoce los secretos del Sinú, del que dice cambia de estado de ánimo castigando o premiando a quienes se acostumbraron a depender de él.

"Hay días que amanece de buen ánimo y nos da toda clase de pescado", comenta sonriente

Y son esos “estados de ánimo” los que invitan a los cazadores de río a emprender aventuras que terminan con un gran producido dentro de sus boliches o atarrayas como ocurrió en esta reciente temporada.

"Por esos días nos pasamos tiempo completo en el río, porque, cuando viene la escases ni que pasemos día y noche acá conseguimos algo", agrega.

Para Luis Correa, otro pescador de Lorica, la captura de grandes cantidades de peces es la recompensa que da la naturaleza a estos pobladores que no tienen otra alternativa de empleo.

"Mientras el gobierno no mire hacia estas comunidades, seguiremos dependiendo de lo que nos brinde el río Sinú y la ciénaga para poder sobrevivir en este olvido que nos tienen los gobernantes”, comenta.

¿Por qué la abundancia de peces?

Expertos de la empresa Urrá aseguran que la subienda corresponde a un fenómeno cíclico y natural de la especie que se ha visto favorecida por las continuas acciones implementadas por la Hidroeléctrica en los últimos 20 años y actores institucionales como la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS), la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) y la Universidad de Córdoba.

Sostienen que en el marco de estas acciones se encuentra el repoblamiento con alevinos de especies reofílicas en el Complejo Cenagoso del Bajo Sinú, el manejo de caudales ecológicos del río que permiten el ingreso y salida de los peces de los planos inundables donde se alimentan, así como la generación de estímulos reproductivos.

“Otras estrategias implementadas que han permitido que se continúe con esta migración natural, son la implementación de las zonas y temporadas de veda, la conservación y mantenimiento de los canales de acceso de los peces a los planos inundables”, indicó Urrá a través de un concepto escrito.

Y asegura que "es muy importante continuar con los esfuerzos interinstitucionales realizados hasta el momento ya que han demostrado ser muy eficaces tal y como lo muestran las subiendas presentadas en los años 2016, 2017 y 2018”.

Sin embargo, advierte, que es trascendental solicitarles a las comunidades de pescadores que se ven favorecidas por el aumento del recurso pesquero, realizar esta actividad de forma sostenible, respetando las tallas mínimas de pesca y así poder favorecer el ciclo natural del bocachico el año siguiente.

GUDILFREDO AVENDAÑO 
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
MONTERÍA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.