Las pérdidas del comercio por el cierre de la vía al Llano

Las pérdidas del comercio por el cierre de la vía al Llano

Este viernes se abriría la carretera entre Bogotá y Villavicencio, pero se desconoce desde qué hora.

Vía al Llano

La Terminal de Transportes de Villavicencio se ha visto esos días desocupada por el cierre de la vía hacia Bogotá.

Foto:

Hernando Herrera/EL TIEMPO

31 de agosto 2018 , 08:05 a.m.

La larga fila de taxis y la soledad de los establecimientos comerciales de la Terminal de Transportes de la capital del Meta son el primer indicador de las dificultades que viven los transportadores y comerciantes por el cierre de la carretera a Bogotá.

El gerente de una de las siete compañías de transporte que prestan el servicio en el puerto terrestre señaló que se ha disminuido el 90 por ciento de las solicitudes de pasajeros, porque la mayoría de despachos se hacen a Bogotá.

Expresó que el lunes y martes despacharon vehículos por San Luis de Gaceno y los vehículos resultaban golpeados, con vidrios rotos y las bodegas con abollonaduras por el mal estado de la vía, y por ello ahora los están enviando por Sogamoso.

El costo del pasaje a Bogotá normal es de 26.000 pesos y por San Luis de Gaceno los pasajeros debían pagar 56.000 pesos, Sogamoso están cobrando 70.000, cuando por el costo operativo debería ser de 95.000 pesos porque hay que pagar siete peajes, más gasolina, más horas de trabajo del conductor y más desgaste del vehículo que en lugar de recorrer 86 kilómetros debe hacer 583, sostiene el gerente.

Antes se despachaban vehículos cada 20 minutos, en promedio, y este jueves apenas salieron dos, expresó el gerente de la compañía transportadora, que pidió no revelar su identidad ni la de la empresa.

Los efectos del cierre de la vía en la Terminal de Transportes también los sufren los comerciantes y los conductores de taxis. Segundo Ruiz que tiene un local donde vende productos como galletas, ponqués, dulces y refrescos sostiene que los permanentes cierres en la vía los está quebrando.

Ruiz asegura que un día normal vende 150.000 pesos y este jueves apenas vendió 50.000 pesos y eso no justifica pagar el salario de las dos personas que lo apoyan atendiendo el establecimiento.

El conductor de taxi en la Terminal de Transportes Juan Orlando Vargas sostiene que el trabajo ha estado demasiado pesado porque la vía a Bogotá no solo conecta a Villavicencio sino a cuatro departamentos más y eso afecta el turismo y las personas que vienen a hacer negocios en la ciudad.

El también conductor de taxi Víctor Rojas dijo que en un día normal le quedaban entre 30.000 y 40.000 pesos y ahora apenas le quedan entre 10.000 y 15.000 pesos.

En la Central de Abastos de Villavicencio también hay transportadores, comerciantes y usuarios que están afectados por el cierre de la vía.

El administrador de la Central, Lester Fabián Lozano, sostiene que en un día de mercado como el miércoles recibían un promedio de 150 vehículos y apenas ingresaron 57, es decir que se registra una disminución del 60 por ciento.

Expresó que no existe desabastecimiento pero sí incremento de los precios de algunas frutas, verduras y tubérculos que provienen del centro del país. Del lunes al miércoles el lulo pasó de 60.000 a 70.000; el tomate de árbol, de 60.000 a 65.000; el banano, de 18.000 a 24.000; la mora, de 15.000 a 24.000, y la fresa a 40.000 a 45.000 pesos. El bulto de papa pastusa pasó de 40.000 a 70.000, y el cilantro, de 45.000 a 60.000 pesos.

La señora María Isabel Rincón, transportadora de fresa, dice que la están trayendo la fruta de Facatativá (Cundinamarca) por la vía a Sogamoso y el solo transporte les está costando un millón de pesos. Brígida López que trae mango de El Espinal (Tolima) señala que se aumentaron los costos porque son 12 horas más de transporte.

“Nosotros perdemos y nos toca subir el precio y sube también para los usuarios”, dijo.
Cindy Mora, que vende frutas en un puesto de la Central de Abastos, sostiene que la situación económica en está época no es buena, y por el cierre hay que subirle a los precios de los productos que vienen del interior del país y para colmo el mercado llega maltratado.

El director territorial del Invías, Andrés León, aseguró que el tramo de la antigua vía hacia Bogotá entre La Grama y Pipiral ya quedó habilitado para el paso de vehículos de carga y motocicletas.

A su vez, el director de Operaciones de Coviandes, Fernando Castillo, indicó que este jueves se adelantó un operativo de retiro de los vehículos de carga que estaban represados. Agregó que el objetivo es habilitar este viernes la vía, aunque no precisó la hora. En la carretera continúan los trabajos de despeje, pues en algunos sitios se sigue presentado caída de material.

NELSON ARDILA ARIAS
Corresponsal de EL TIEMPO
Villavicencio
Twitter: @nelard1

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.