Cerrar
Cerrar
El Pacífico, una región que vale oro / Opinión
Didier Tavera, gobernador de Santander

Didier Tavera, gobernador de Santander y director ejecutivo Federación Nacional de Departamentos.

Foto:

Jaime Moreno - Archivo / EL TIEMPO

El Pacífico, una región que vale oro / Opinión

Didier Tavera, gobernador de Santander y director ejecutivo Federación Nacional de Departamentos.

Columna de Didier Tavera, director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos.

Desde la Federación Nacional de Departamentos avanzamos en nuestro interés de demostrar el potencial que albergan las regiones para la reactivación y recuperación económica y social del país, nuestra última parada fue la región Pacífica, conformada por los departamentos de Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca, a donde nos desplazamos para realizar un nuevo capítulo de nuestros foros intersectoriales regionales y evidenciar ante el país la riqueza logística, agroindustrial, pesquera y turística que hacen del Pacífico, como bien lo define la Universidad del Valle, una de las zonas más privilegiadas del planeta y un punto estratégico para fortalecer la inserción de Colombia en la economía mundial.

(Región Pacífica, la despensa agrícola para la reactivación)

Para darnos una idea de la riqueza biodiversa del Pacífico, basta con conocer que allí se ubica el Río Atrato, el tercero más navegable del país y considerado por el Fondo Mundial de Vida Silvestre, como uno de los bancos genéticos más ricos del mundo. Por otro lado, se encuentra Nuquí que cuenta con 942 km2 de superficie y es corredor de ballenas, manglares, playas de anidación de tortugas y aves marinas. Adicional a estos atributos, suman el 79 % de los ecosistemas de la región, los cuales aún hoy no han sido transformados y ofrecen a la región y el país un enorme potencial investigativo y de aprovechamiento en economías verdes.

Según cifras de la Oficina de Asuntos Económicos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el Pacífico concentra más de 8.6 millones de habitantes que representan el 17 % de la población colombiana y sus actividades económicas aportan significativamente a la economía nacional: para 2020, el aporte al PIB fue del 13,84 %.

Otro dato, no menor, es que la caña azucarera es el principal cultivo permanente de la región, y en lo corrido del año, el azúcar representó el 12,9 % de las exportaciones, siendo Estados Unidos el principal destino. A corte del 2 de agosto de este año, de acuerdo con el último informe del DANE, las exportaciones en la región superaron 870 mil dólares.

Con este panorama de ventajas, el reto se focaliza en afrontar la agenda de crecimiento económico; trabajar por la recuperación y la reactivación que conlleven al bienestar social; avanzar en la vacunación masiva; mejorar la conectividad terrestre; encontrar nuevas fuentes de financiamiento para los proyectos de infraestructura y evaluar de manera consciente los riesgos de mercado y precios de los insumos para el agro colombiano.

Es hora de creer en el Pacífico como un motor de reactivación económica competitiva y sostenible con el medioambiente y las comunidades

Aunque los desafíos suenan titánicos, es fundamental asumir que la articulación entre de los sectores privado y público, los gremios, la academia y la sociedad, será la única salida a una crisis que nos convulsionó como nación, pues el PIB colombiano se contrajo 6,8 % en 2020.

Por si fuera poco, a la emergencia sanitaria se sumaron los casi 4 meses de paro y bloqueos a lo largo y ancho del país en 2021, dejando como saldo que la economía nacional retrocediera el avance de 9 meses y un costo económico de hasta $6,1 billones. Desafortunadamente, la Región Pacífico y sus sectores productivos fueron unos de los más duramente golpeados por el estallido político y social.

Hoy en día, con una economía colombiana creciendo en un 17,6 % en el segundo trimestre de 2021 frente al mismo periodo de 2020, es hora de creer en el Pacífico como un motor de reactivación económica competitiva y sostenible con el medioambiente y las comunidades. Aquí, es clave reconocer el papel que cumplió el agro colombiano en medio de la pandemia y la deuda histórica que tiene el país con los más de 11 millones de habitantes en la ruralidad.

No podemos seguir siendo ajenos a esta realidad. Es importante invertir en soluciones de abastecimiento que garanticen oferta y demanda para la seguridad alimentaria y que el sector privado apalanque al agro colombiano. Asimismo, necesitamos de una academia solidaria y empática por las necesidades de nuestro campo, donde las carreras agroindustriales cobren protagonismo e inspiren a los jóvenes a modernizar el conocimiento por medio de emprendimientos basados en digitalización y tecnología.

La FND como una federación de acción y concreción sigue generando a través de los foros intersectoriales un importante escenario para sinergias público-privadas y anuncios de inversión, como los 1.000 kilómetros de vías terciarias que se desarrollarán en esta región y los cerca de 13 mil empleos que generarán estas obras.

¡Apostar por el Pacífico y la recuperación del país es tarea de todos!

Didier Tavera Amado
Director ejecutivo Federación Nacional de Departamentos

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.